Empleo

¿Todavía crees en el currículum?

Por

No me gustan los currículum.
De hecho una de las primeras cosas que hice cuando decidí dejar de ser empleada por cuenta ajena y recuperar mi libertad a nivel profesional, fue mandar mi curriculum a la papelera de reciclaje de mi ordenador donde supongo que seguirá ;-).
Sin embargo, todavía me sorprendo de la importancia y el peso que se le sigue dando a un simple trozo de papel en plena era digital.
Y no solo es que le den esa importancia los candidatos que, al fin y al cabo hacen todo lo posible por tratar de encontrar un empleo o mejorar el que ya tienen y, por lo tanto, harán TODO lo que los que se dedican a esto de seleccionar digan, sino que es especialmente llamativo que sean los profesionales de Recursos Humanos los que sigan pidiendo los currículum  de forma insistente como si no hubiese otra forma de poder conocer a un candidato.

3 razones por las que NO me gustan los currículum

Un currículum supuestamente es una representación de tu perfil profesional
Ahora bien, todos sabemos que lo que pongamos en él no tiene por qué ser del todo real. Al fin y al cabo, ¿quién no ha exagerado, maquillado, ocultado o simplemente obviado algún aspecto de su perfil porque no nos interesaba mostrarlo de esa manera en un determinado momento? es decir, lo que vemos en ese trocito de papel al que muchos le tienen una fe y un poder que sigo sin comprender puede no ser más que un colección de información que poco tiene que ver con la realidad. Pero no pasa nada; seguimos atribuyéndole un poder excepcional como si fuese a decirnos todo lo que queremos saber de un candidato.
Un currículum solo habla de tu pasado pero no de quién puedes llegar a ser o a hacer a nivel profesional
Uno de los aspectos que menos me gustan del los currículum es que no hay manera de poder mostrar lo que somos capaces de hacer.
El currículum te marca, te categoriza, te etiqueta y te encorseta como profesional con  lo que difícilmente podrás ser alguien diferente de lo que eres en ese momento, ya que lo que has puesto en currículum, te acompañará de forma inevitable.
Desafortunadamente esta situación la veo mucho en perfiles de personas que buscan una reorientación profesional, que quieren poder ser algo diferente de lo que han sido hasta la fecha pero que las experiencias que lo acompañan en el currículum se empeñan en recordar de forma tozuda.

¿Cómo explicar el hecho de que has sido ingeniero y que ahora quieres dedicarte al marketing y que la única experiencia profesional que puedes aportar durante más de 10 años de vida profesional no tiene nada que ver con el marketing?

El problema de esos currículum es que, si optas por eliminar todo lo que tenga que ver con tu “vida profesional anterior” te plantas con treinta y pico y parecerá que no has trabajado en tu vida o que cuando el entrevistador de turno coja ese currículum donde te estás postulando a un puesto de marketing, te descarte automáticamente porque no tienes ningún tipo de experiencia y además ya eres muy “mayor” para empezar desde cero o aceptar una beca.

Hands of business executive making paper ball on a desk

Un currículum jamás podrá mostrar qué habilidades tienes o puedes llegar a tener
Seguimos pensando en los candidatos como si solo pudiesen aportar conocimientos y experiencias pero no habilidades.
Si tenemos en cuenta que el Foro Económico Mundial ha señalado la importancia de una serie de habilidades para poder hacer frente a la cuarta revolución industrial. resulta más necesario que nunca poder determinar que los candidatos o potenciales colaboradores van a tener esas habilidades que le permitirá a la empresa poder hacer frente a los retos que la era digital implica.
¿Acaso podríamos poder detectar estas habilidades en un currículum? 
Las 10 competencias más demandadas. Foro Económico Mundial.

Por qué el currículum ya no funciona

Independientemente de los motivos que he indicado más arriba y por los que el currículum no me gusta, hay otros motivos por los que considero que este ya no funciona como lo hacía hace varios años.

  • El currículum ha cumplido una función interesante durante mucho tiempo cuando no habían una serie de herramientas que hoy sí están a nuestro alcance. Piensa por un momento cuando hace algo menos de 20 años no existían los portales de empleo y la búsqueda de empleo se hacía a través de los anuncios en los periódicos, por ejemplo. En ese caso tenía todo el sentido el que pudiésemos tener un documento que hablase de quién éramos como profesionales. Sin embargo, hoy en día tenemos herramientas mucho más potentes que nos permiten poder superar las limitaciones que ya he comentado de los currículum, como son las redes sociales.
  • Un currículum es una herramienta estática que además se queda desactualizada con mucha facilidad. ¿Qué pasa cuando envías un curriculum a una oferta de empleo y pasan 6 meses desde entonces? claramente tu perfil será diferente porque habrás incorporado algún tipo de cambio a tu perfil a lo largo de esos meses. ¿Seguirás siendo un perfil interesante para la empresa?
  • Si pensamos en todos los cambios que se están produciendo en ámbito laboral como el trabajo colaborativo o la gig economy ¿ qué sentido tienen los currículum? la inmediatez que requieren este tipo de nuevas forma de empleo hacen completamente innecesario un currículum. A esto se suman algunas plataformas que han surgido y que están dando lugar a que el contacto entre la empresa y candidato sea mucho más ágil y directo, como es el caso de las app corner job o job and talent.
  • Los nuevos empleos que están surgiendo como consecuencia de la cuarta revolución industrial son fundamentalmente tecnológicos o digitales. Estos perfiles no están pensando en los currículum como una manera de mostrar sus capacidades sino que prefieren utilizar otro tipo de herramientas donde se siente mucho más cómodos y donde saben que van a poder enseñar sus conocimientos y habilidades. Es habitual que incluso muchos de estos perfiles no tengan currículum porque no es algo que necesiten ni a lo que le den importancia.

¿Y si no tengo un currículum, cómo muestro quién soy?

3 ideas para poder mostrar quién eres como profesional sin recurrir al consabido currículum:

  • Lánzate a las redes sociales y muestra quién eres como profesional: una gran parte de los reclutadores buscan perfiles en Linkedin. Si tenemos en cuenta que un 84% de los profesionales de Recursos Humanos usan las redes sociales para buscar candidatos, es posible que estés perdiendo oportunidades.
  • Descubre qué tipo de red social puede mostrar de mejor manera quién eres como profesional: no todas las redes sociales son adecuadas para todos los perfiles. Quizá te funcione mejor mostrar quién eres con un vídeo donde se pueda ver cuáles son tus habilidades de forma clara mostrando lo que en realidad sabes hacer y no lo que dices que haces.
  • Trabaja tu marca personal: descubre cuál es tu propuesta de valor, qué tienes tú que no tengan los demás y muéstralo. De lo que se trata es de poder diferenciarte del resto de candidatos y con un currículum donde tu experiencia profesional y quién eres está resumida en dos simples hojas, resulta muy complicado poder diferenciarse del resto de candidatos.

No permitas que un simple trozo de papel muestre quién eres como profesional

Isabel Iglesias 

También podría interesarte

Comentarios (20)
  1. Edumorfosis 7 meses atrás

    ¡Me encanta su artículo! Hace tiempo que escribí un artículo en LinkedIn sobre este tema. La verdad es que coincidimos en varios planteamientos.

    Contestar
  2. El Wolffo (@el_wolffo) 7 meses atrás

    Creo que estoy de acuerdo, más o menos, en lo que dices en el artículo, pero… deberías replantearte ese colorcillo verde de los resaltados y titulares. Hace difícil la lectura. Yo lo oscurecería un poco.

    Contestar
    • Isabel Iglesias 7 meses atrás

      Gracias El Wolffo por tu comentario. Lo de los colores lo tenía pendiente de hacer porque quería cambiarme la plantilla del blog así que con lo que me has dicho he cogido impulso y me he puesto manos a la obra. Ahora solo me queda modificar cerca de 200 posts, jejeje
      Isabel

      Contestar
  3. Tyrone 7 meses atrás

    Gracias por compartir tu opinión. Aunque no coincido al 100% me gusta tu punto de vista. Con tu permiso, voy a enlazar tu entrada en mi blog. Saludos.

    Contestar
  4. […] las malas costumbres. Esta vez, me gustaría compartir con ustedes un post muy interesante sobre si ¿Todavía crees en el currículum?, escrito por Isabel Iglesias , cuyo blog “descubriendo talento” recomiendo […]

    Contestar
  5. Isabel, yo también me pregunto por qué se sigue usando el curriculum vitae… Si ni el talento ni la actitud se pueden valorar en ese documento ¿por qué nos seguimos empeñando en utilizarlo?
    Cuando las competencias más valoradas son las digitales, cuando estamos pensando en Robots como nuevos compañeros, en procesos automatizados con Inteligencia Artificial, en la eliminación de papel como medio para colaborar con el medioambiente,… en fin, no encuentro razones que pongan hoy en valor el curriculum vitae.
    Si el primer curriculum lo escribió Leonardo da Vinci, allá por el siglo XV, desde entonces hasta ahora hemos avanzado mucho ¿no somos capaces de que el curriculum vitae también avance?
    Muchas gracias por tu artículo, ¡tremendamente necesario un cambio!

    Contestar
    • Isabel Iglesias 7 meses atrás

      Gracias Victoria por tu comentario.
      Yo tengo la sensación que al final es un tema de inercia más que nada y porque el Cv es una herramienta que todos conocemos.
      Saludos
      Isabel

      Contestar
  6. anaccovaleda 7 meses atrás

    ¡Hola! Súper interesante tu artículo. Yo sigo prefiriendo el CV en papel, comprendo que tenga cada vez menos sentido, pero lo siguen pidiendo y es una herramienta de “promoción” más. Yo creo que sería el equivalente en publicidad al folleto que dejas en los buzones o algo así. Tiene algo de nostalgia y si lo haces con clase yo creo que algo sigue enganchando. LinkedIn no sé qué tiene que no termina de convencerme. Lo veo frío, aunque entiendo que es muy útil. A ver cuándo me pongo las pilas para actualizarlo… ¡Un abrazo!

    Contestar
    • Isabel Iglesias 7 meses atrás

      Gracias Ana por tu comentario. Te invito a que le des una segunda oportunidad a LinkedIn, aunque solo sea para poder poner al día tus conocimientos en temas que te interesen.
      Saludos
      Isabel

      Contestar
  7. Maria Girón 7 meses atrás

    Hola,
    He leido varios de tus posts, y este especialmente me llama la atención. Para alguien que busca emprender o que se monta por su cuenta es perfecto poder prescindir del cv. Para el resto de personas, el CV es imprescindible.
    Según tu post el 84% de los reclutadores utilizan las redes sociales, lo que no dices es que el estudio al que te refieres, dice que el 74% sólo utiliza Linkedin, y estos reclutadores se quejan de que los candidatos no lo utilizan de manera profesional ni les resulta fácil buscar gente. ¿Sabes como buscan candidatos? Buscando características propias de los cv que tan aburrido te parecen, porque Linkedin es una red social para buscar trabajo, y lo que tu llamas perfil, es un curriculum.
    Por cierto, en el mismo estudio también pone que sólo un 21% de las empresas, seleccionan a alguien por su uso de las redes sociales. A veces, para escribir un post hay que leerse bien todos los datos y saber entenderlos.
    Asi que si, el CV es imprescindible. y el Fondo Monetario Internacional, lo primero que piden para trabajar ahi, es un CV( eso es lo más simple que piden).
    Saludos

    Contestar
    • María. Yo aún no descarto el CV al 100% Lo que sí es difícil es generalizarlo. Hasta la fecha no había esxistido un herramienta como LinkedIn, con la inmensidad de posibilidades que tiene, para todos empresas y candidatos. Flexibilidad capacidad de filtrar. Sólo el hecho de cómo se”recluta” y se busca, ya es un buen filtro. Las posibilidades de conectar con cualquier parte del mundo. Y estar al día en todos esos terminos, que antes englobábamos en marketing y con palabras sencillas. Y ahora se han desarrolado, especializado y creado puestos específicos, acciones y usos. Como que trabaja de “Crouch Manager” o que debe mejorar su “Personal Branding”.
      Ni en la mejor imprenta serían capaces de conseguirlo.

      Contestar
    • Isabel Iglesias 6 meses atrás

      Hola María:
      Gracias por pasarte por el blog.
      Varias cosas: si hay algo que he dicho hasta la saciedad es que si el CV te funciona, no dejes de usarlo. Ahora bien, la realidad es que si preguntásemos a un grupo de candidatos nos dirían que es un documento que tienen que tener pero que eso no quiere decir que funcione. Simplemente es algo que hemos asumido como necesario e inevitable.
      Con respecto al tema de LinkedIn: te invito a que leas un post que escribí hace un tiempo donde hablaba de que Linkedin no es un currículum. pienso que uno de los principales errores por los que hay personas que no consiguen buenos resultados en su búsqueda de empleo es precisamente porque piensan que Linkedin es un CV online y poco más. LinkedIn NO es una red para buscar empleo. Tiene muchísimas utilidades y la de buscar empleo es una más pero no es la principal. De hecho lo que de verdad te puede dar trabajo en Linkedin es todo lo que haces que no tiene que ver con la búsqueda de empleo de forma tradicional o como si fuese un portal de empleo.
      Y por último, con respecto al ejemplo de Fondo Monetario Internacional, me gusta más el de cómo lo hace Google donde el CV es lo que menos importa. Ah, y por cierto! Google es la empresa que mayor solicitudes de trabajo recibe a nivel mundial.
      Saludos
      Isabel

      Contestar
  8. Efectivamente, te ancla al pasado.
    …Una persona polivalente, con experiencia en dististos sectores, cuando en cualquier trabajo se lo rifaban, por sus valores, actitudes profesionales. Didicilmente puede mantener ahora ese valor. Salvo que la persona que lo estreviste vea en ese conjunto de experiencias, los ingredientes ideales para el tipo de persona que busca. En mi opinión en sólo algunos casos específicos el CV, puede tener uso. Papel/Word… damos por hecho… O mejor PDF??… Jaja!

    Contestar
    • Isabel Iglesias 6 meses atrás

      Hola Jorge:
      Gracias por pasarte por el blog y por los comentarios que has ido dejando en este post.
      Me parece muy acertada tu visión sobre este tema.
      Yo suelo insistir, tanto en las charlas como en las formaciones, que si el CV te funciona no lo dejes.
      Eso no quita para que me llame la atención cómo algun@s personas se alteran cuando hablas de poder prescindir de este documento. ¿No será que le damos demasiado poder a un trocito de papel?
      Saludos
      Isabel

      Contestar
  9. María 2 meses atrás

    Hola,

    ¿Sabes que es lo primero que te pide Google para aplicar? Tu CV.
    https://careers.google.com/how-we-hire/apply/#focus-on-your-resume

    Linkedin será una red de contactos estupenda para dejarse ver, como indicas,participando y compartiendo o escribiendo posts, y lo que tu quieras. Pero la triste realidad, es que si estás buscando trabajo, o ya lo tienes y te contacta un head hunter o una empresa X…lo primero que te piden es tu CV. Este siempre siempre es el primer filtro.

    Linkedin se ha convertido en una red donde reclutadores y personal de recursos humanos tienen acceso a una enorme base de datos de candidatos, a los que filtran por búsquedas de aptitudes , características, y keywords (no por lo que compartan).(Ojo, que no lo digo yo, lo dice Linkedln).

    Estoy de acuerdo en que el cv no refleja el trabajo que una persona puede hacer o no, ni como se comporta ante determinadas situaciones,y que no debería ser lo que determine si alguien es apto o no para pedirle una entrevista, pero lo es. El cv sigue siendo la puerta de entrada a cualquier empresa. (No es algo que un candidato haya asumido como necesario e inevitable , es algo que recursos humanos exige y demanda).

    Un saludo

    Contestar

Publica un comentario

Tu email no se publicará.