carreras profesionales
Carrera profesional

La gran mentira de las carreras profesionales

Por

Si hay algo con lo que me suelo encontrar con frecuencia cuando hablo con profesionales de cualquier área es con la sensación que muchos de ellos tienen de que sus carreras profesionales no discurren como se habían imaginado.

O más bien, cómo les habían contado.

Durante mucho tiempo he compartido esa misma sensación.

Esa idea de que las carreras profesionales requieren de planificación, de marcarse objetivos, de ir progresando poco a poco.

Como quien sube una escalera y sabe que el siguiente peldaño está justo encima del anterior.

No sé en el caso de los demás, pero en el mío, y durante mucho tiempo, sentí que todo lo relacionado con mi carrera profesional era una gran mentira.

Es el mito de la carrera profesional lineal.

¿Carreras profesionales lineales o llenas de curvas?

Terminé la carrera de Derecho a mediados de los años 90, con tan mala suerte que coincidió con la anterior crisis económica

Y, aunque la crisis de los 90 tuvo un impacto tan importante como esta última, resultó que éramos demasiados licenciados en Derecho por aquel entonces.

Acepté un trabajo en una posición que no tenía nada de que ver con lo que había estudiado pensando, en que por algún sitio había que empezar y que más pronto que tarde podría trabajar de lo que me gustaba, o para lo que me había formado.

carreras profesionales
Designed by Kues / Freepik

Craso error

Tardé casi 6 años en poder encontrar un trabajo en el área de Recursos Humanos desde que había finalizado la carera y me encontré con las siguientes situaciones:

  • En aquellos momentos los licenciados en Derecho no éramos un perfil especialmente interesante para un departamento de Recursos Humanos.

Se suponía que nos faltaba toda esa parte de habilidades, empatía y capacidad para conectar con personas que se les presume a otros perfiles.

Aunque, hasta donde yo sé, ninguna formación o estudios te otorga por sí mismo habilidades específicas.

O te las trabajas o no hay nada que hacer.

  • El hecho de haber trabajado durante casi 6 años en algo que no tenía mucho que ver con el área de Recursos Humanos, concretamente gestión comercial, se veía muy raro para un posible técnico de un departamento de personas.

Mi carrera profesional poco tenía que ver con aquello que me habían contado de subir una escalera.

Más bien parecía una yincana en toda regla.

Y tan solo hacía unos pocos años que había empezado.

Carreras profesionales líquidas

Una de las cuestiones que he aprendido con el tiempo es a entender qué es eso de una carrera profesional liquida y qué implicaciones tiene para el profesional de hoy en día.

Si pensamos un poco en todos los cambios que se han producido en el mercado laboral en tan solo 20 años, resulta imprescindible hablar de la importancia de las carreras profesionales líquidas:

  • Fin del trabajo de por vida: nos gustará más o menos, pero la realidad es que pocos o casi nadie piensa ya en jubilarse en la empresa en la que empieza a trabajar.

Fundamentalmente porque las empresas no pueden asegurar que esto vaya a ser así y tampoco los profesionales buscan estar en una misma organización hasta que se jubilen.

  • Flexibilidad y adaptabilidad: una de las principales claves que buscan las empresas es precisamente que los profesionales tengan una gran capacidad de adaptación a los cambios, que sean capaces de incorporar conocimientos y aprendizaje nuevos en su haber.

A diferencia de lo que sucedía hace unos años, no podemos decir que un puesto de trabajo hoy en día sea igual en todas las organizaciones ni que requieran desarrollar las mismas funciones.

carreras profesionales líquidas

Fuente: http://humanageinstitute.org/contenidos/estudios/estudio-soft-skills-4-talent-2016/

  • Nuevas habilidades para nuevos tiempos: si pensamos en que tan solo hace unos años no existían determinadas profesiones y que posiblemente nuestros hijos tendrán trabajos que hoy no existen, resulta bastante complicado poder trazar una carrera profesional que sea cuanto menos lineal.

Las carreras profesionales necesitan adaptarse a las necesidades del mercado de trabajo ya que de lo contrario corremos el riesgo de encontrarnos obsoletos y fuera de este.

Cuando las carreras profesionales parecen auténticas yincanas

La  realidad es que hoy en día ya no podemos hablar de carreras profesionales que vayan a seguir una única dirección ni que, el hecho de que vayamos a cursar un determinada formación nos vaya a abrir puertas donde esperamos.

Las carreras profesionales han pasado a ser auténticas yincanas llenas de obstáculos y múltiples opciones, al igual que sucede con el mercado de trabajo.

3 ideas para convertir nuestra carrera profesional en líquida y no quedarnos fuera del mercado de trabajo:

  • Evalúa tu perfil de forma constante: algo que solía hacer cuando trabajaba por cuenta ajena era inscribirme a ofertas de empleo aunque no estuviesen buscando un cambio en ese momento.

Esto me permitía conocer si mi perfil era interesante así como saber qué era lo que buscaban las empresas en cada momento.

Lo cierto es que hoy en día resulta fundamental conocer si nuestro perfil será interesante para hacer los cambios oportunos con tiempo.

Una de las principales dificultades de muchos profesionales es que no han sido conscientes de eso hasta que han tenido que, forzosamente, salir al mercado de trabajo a valorar nuevas opciones.

  • El aprendizaje deber ser continúo: es lo que se denomina “aprendizaje de por vida” o “lifelong learning.

No se trata de estar matriculado de forma permanente en diferentes programas formativos sino de que tengamos curiosidad por aprender, por estar al día de nuestra área profesional.

Y para ello podemos recurrir a las redes sociales y a la red que nos ofrece múltiple contenido de forma gratuita y sin movernos de casa.

Hoy, más que nunca, tenemos el control de nuestro aprendizaje.

  • Curiosidad: cuestiónate todo aquello que parece estar muy asumido, no des nada por hecho.

La curiosidad hoy en día es fundamental para seguir creciendo como profesional, para no quedarnos estancados y que nuestra carrera profesional avance.

El mercado de trabajo cambia de forma rápida y uno de los problemas a los que se suelen enfrentar muchos profesionales es precisamente no conocer qué esta pasando en estos momentos en este.

Este hecho suele generar frustración y malestar  porque es difícil comprender que nada es como nos habían contado.

Una carrera profesional líquida no es una moda ni un capricho; es la mejor opción para no quedarse fuera del mercado laboral.

Y tú, ¿qué estas haciendo para que tu carrera profesional sea líquida?

Isabel Iglesias

Quiero compartir contigo mi nuevo proyecto profesional: Sirania

Nuestra visión se basa en una clara apuesta por las personas y la necesidad de que estas vuelvan a estar en el centro de las organizaciones.

Pensamos que lo que diferencia una empresa de otra son todas aquellas personas que deciden poner su talento a disposición de esta para que crezca.

¿Nos acompañas?

También podría interesarte

Comentarios (2)
  1. Patricia Rodríguez 1 semana atrás

    Hola Isabel,
    Completamente de acuerdo contigo, la formación continua es clave si no queremos quedarnos al margen del mundo.
    Me parece una buena idea el tema de ir a procesos selectivos para tantear qué es lo que se está demandando y poder evaluarnos, así que me lo apuntaré como tip para practicar en el futuro.
    Un saludo y enhorabuena, de nuevo, por Sirania.

    Contestar
  2. […] otro día, leyendo una, como siempre, interesante entrada de Isabel Iglesias, “La gran mentira de las carreras profesionales“, me reafirmé en mi creencia de que las carreras profesionales están llenas de curvas. En […]

    Contestar

Publica un comentario

Tu email no se publicará.