visibilidad
Marca personal

Cuando tu marca personal te convierte en un profesional invisible

Por

En algunas de mis charlas cuento cómo me inicié en el mundo de las redes sociales y de qué manera descubrí que era eso de la marca personal y la necesidad de tener visibilidad a nivel profesional.

Cuando hace casi 7 años abrí este blog, uno de mis mayores miedos era qué iban a opinar los demás sobre lo que escribía.

Sin embargo, no tardé en darme cuenta que no era más que un miedo infundado por una razón muy sencilla: prácticamemte nadie leía mi blog.

Y no lo leían porque pocos sabían de mi existencia a nivel profesional.

En aquellos momentos no tenía perfiles en redes sociales ni sabía nada sobre todo aquello que tuviese que ver con el mundo digital.

A diferencia de lo que suelo ver hoy en día en muchos profesionales, yo llegué a este mundo casi de casualidad y sin haber leído nada sobre marca personal ni la gestión de esta.

Pero hubo algo que tuve claro desde un primer momento: la necesidad de darle visibilidad a quién era como profesional.

Eso sí; no valía cualquier visibilidad sino la justa y necesaria.

Y eso es realmemente complicado en este mundo digital donde parece que mostrarse continuamente es necesario si no queremos que se olviden de nosotros.

La visibilidad como profesionales: ¿un mal necesario?

Durante mucho tiempo he escuchado y leído que si no te muestres en redes sociales es como si no existieses a nivel profesional

Quizá eso ha dado lugar a que muchos profesionales hayan entendido que lo importante es mostrarse, aunque no haya mucho que decir o eso que dices no tiene valor.

En ocasiones he hablado con personas con las que comparto ideas en las redes sociales y me llama la  atención algo que suelen trasladarme con una cierta frecuencia:

Si dejo de publicar contenido o de mostrarme visible en las redes, ¿se olvidarán de mi?

Como consecuencia de estas reflexiones, algunas personas me comentan que les gustaría no tener que estar permanente en redes sociales, ni mostrar tanto de ellos pero el temor a perder esa visibilidad les hace seguir enganchandos a la necesidad de seguir alimentando su presencia en redes sociales.

Reconozco que yo he pasado por momentos donde he sentido algo parecido pero algunas situaciones personales y profesionales que he pasado a lo largo de estos casi 7 años me han hecho tener que prestarle menos atención a las redes y a veces casi desaparecer .

La realidad es que no ha pasado nada.

Cuando ser demasiado visible se convierte en un problema

Una de las cuestiones que descubrí muy pronto en este mundo digital es que si no conseguía mostrarme a nivel profesional, muy pocas personas sabrían quién era yo o qué podría aportar.

Y es precisamente ahí donde viene la principal dificultad.

¿Cuánta visibilidad es adecuada?

Yo no tengo una respuesta clara a esta cuestión pero como usuaria de redes sociales y en cierta manera observadora de lo que sucede en estas, encuentro con que en general se está abusando en exceso de la necesidad de ser visible.

Existe una tendencia compulsiva a compartirlo todo en redes sociales, a la necesidad de mostrarnos constantemente, a tratar de evitar a toda costa que nuestra red no se olvide de nosotros.

Hace un tiempo y gracias a Mercedes Blanco,  conocí una tendencia que poco a poco empieza a ganar terreno en redes sociales y que tiene que ver con publicar poco ante la saturación de contenidos existente hoy en día: se trata del slow content.

¿ Y por qué empieza a ganar importancia esta tendencia?

Soy de la opinión que las redes sociales empiezan a entrar en un punto de madurez donde ya no «todo vale», ni cualquier contenido es bueno ni objeto de ser consumido.

Los usuarios empezamos a ser cada vez más selectivos, probablemente debido a la sobreabundancia de contenidos que nos invade, lo que nos hace elegir aquello que realmente nos aporta valor.

visibilidad

Los riesgos de tener excesiva visibilidad

¿Tiene algún riesgo tener una excesiva visibilidad?

Desde mi punto de vista sí.

Y ello por varias razones:

  • En cierta forma nos «obliga» a publicar por publicar con lo que el valor de lo que podemos aportar se devalúa. La realidad es que resulta muy difícil publicar contenido que sea de valor con frecuencia.
  • Es posible que nuestra red se canse de ver constantes actualizaciones nuestras, sobre todo si no decimos algo que realmente valga la pena.
  • El hecho de estar constantemente publicando no va a asegurarnos que se nos tenga más en cuenta con respecto a los demás sino que puede suceder  justo el efecto contrario: que nos volvamos invisibles y dejaremos de ser interesantes para nuestra red de contactos

¿Qué podemos hacer para no volvernos invisibles como profesionales?

Lo primero es asumir que hoy en día necesitamos una cierta dosis de visibilidad pero como en tantas otras cosas, más vale que sea poca y de calidad a que sea mucha y sin valor.

3 ideas para tener una buena visibilidad en redes sociales y no caer en el olvido:

1.Decide qué tiempo y dedicación quieres tener:

A lo largo de estos años me he encontrado con profesionales que han sido exageradamente activos en épocas de desempleo porque se ha dicho hasta la saciedad que lo mejor para volver al mercado de trabajo es mostrarnos a nivel profesional.

El problema es que no suele haber mucha mesura y en el momento en el que esa persona encuentra empleo desparece de las redes sociales como si se lo hubiese tragado la tierra porque ya no perciben la necesidad de estar constantemente visibles.

Es preferible estar de forma continua,  aunque sea poco, a desaparecer o llenar el muro de tu red con tus actualizaciones constantes.

2. Si no tienes nada interesante que decir, no publiques:

Soy de la opinión que si no tengo nada interesante que decir prefiero estarme calladita o dejar el teclado tranquilo antes que llegar a cansar a mi red con actualizaciones banales.

Eso no quiere decir que en tus redes no haya espacio para contenidos divertidos o festivos pero no hay necesidad de que estos colapsen los muros de tus contactos.

3. Cada cierto tiempo prueba a desaparecer una pequeña temporada o reduce tu presencia:

Te darás cuenta que no pasa nada y que cuando vuelvas a publicar parece como si tu red agradeciese tu vuelta, siempre y cuando lo que vayas a decir sea interesante.

Isabel Iglesias

Banner Sirania

También podría interesarte

Comentarios (2)
  1. Miguel A Devito 3 meses atrás

    Isabel…. Tanto se ha hablado de este tema. Y tan poco desde esta perspectiva.
    Comparto que el «bajo perfil» puede que no sea lo más prudente para la construcción de una «marca personal». Pero personalmente, con muchos años en los medios tradicionales, llegué a un punto donde sólo quiero trabajar con mis clientes de siempre, que resultan ser la mejor carta de presentación…y los promotores de mi trabajo.

    Contestar
    • Isabel Iglesias 2 meses atrás

      Tienes toda la razón del mundo Miguel!!!
      No tiene por qué ser en todo momento así pero soy de laa opinión que un poco de invisibilidad buscada y en según qué momentos es positivo.
      No todo tiene por qué pasar con darle visibilidad a todo lo que hacemos.
      Gracias por pasarte por el blog!!
      Isabel

      Contestar

Publica un comentario

Tu email no se publicará.