¿Pagarías por que te buscasen trabajo?

Hace unas semanas una persona, que está en situación de búsqueda activa de empleo, me contó una situación que había vivido hace un tiempo:

Había acudido a un evento y junto con todas las actividades que se ofrecían, había una que consistía en que una persona revisaba tu currículum y te hacía varias recomendaciones acerca de cómo mejorarlo.

Hasta aquí todo perfecto.

Sin embargo, se encontró con que esa persona que asesoraba de manera gratuita le ofreció un servicio un tanto peculiar: pagar un porcentaje de su salario, una vez que hubiese conseguido un empleo, a cambio de que esta persona le consiguiese trabajo.

La persona que me lo contaba declinó la oferta por varias razones:

  • En ningún momento había solicitado ningún tipo de servicio relacionado con lo que se le ofrecía y se sintió un tanto incómoda por ese ofrecimiento.
  • Y quizá la más importante: no estaba dispuesta a pagar para que otra persona le consiguiese trabajo.

¿Pagar para que una persona te consiga trabajo?

Voy a ser sincera contigo: he dudado mucho a la hora de escribir este post. Fundamentalmente porque considero que es un tema muy delicado y que no conozco las situaciones personales por las que muchas personas pueden estar pasando y que pueden hacerles pensar que sí, que pagarían gustosamente para que alguien les encontrase trabajo, para que una persona pusiese fin a sus desvelos, a sus preocupaciones o a su intranquilidad por no saber cómo hacer frente un día más a verse en la situación de NO tener un empleo.

Estoy convencida de que si hago esta pregunta a muchas personas que están en una situación de desempleo, probablemente su respuesta sea afirmativa.

E incluso es posible que en algún momento mi respuesta hubiese sido también positiva.

Sí, y no me importa reconocer que muy posiblemente me habría gustado que alguien me hubiese dicho que no me preocupase de nada, que se iban a encargar de que yo tuviese ese trabajo que tanto deseaba.

Sin embargo, hay varias cuestiones que me han impulsado a escribir este post ya que considero que en ocasiones se está generando un gran negocio alrededor del desempleo:

  • Una de las primeras cuestiones que me vino a la cabeza cuando esta persona me contó esta situación, y quizá debido a mi formación en derecho, es si era adecuado poder cobrar por ese servicio de búsqueda de empleo. Y efectivamente, en ese sentido la ley es muy clara y hace referencia a que este tipo de actividades son gratuitas SIEMPRE para el trabajador o la persona que busca empleo, al que no se le puede exigir ningún tipo de contraprestación por el hecho de que te busquen trabajo o te pongan en contacto con una empresa.
  • La siguiente cuestión, al margen de lo que he explicado en el punto anterior, tiene que ver con la honestidad y la ética de ciertas personas: me resulta de una falta de moralidad clamorosa que se acuda a un evento bajo la apariencia de ofrecer un servicio de orientación o asesoramiento gratuito para tratar de conseguir potenciales clientes ofreciendo un servicio, llamémoslo premium, a cambio de una contraprestación.
Diseñado por Freepik

Tú y solo tú eres el responsable de tu empleabilidad

Dicho esto vuelvo a plantearme la pregunta inicial:

¿Pagar por que me busquen empleo?

Desde mi experiencia puedo decir que hay varias razones que me impulsan a que la respuesta sea NO:

  • Si tengo que pagar por algún tipo de servicio, prefiero que sea por uno en el que yo vaya a aprender a hacer algo diferente o en el que pueda desarrollar una serie de habilidades que en estos momentos no tengo. Lamentablemente la búsqueda de empleo se ha convertido en un gran negocio en el que nos podemos encontrar desde cursos en los que te venden que puedes conseguir 3 ofertas de empleo en 21 días (a mi que me expliquen cómo es posible eso sobre todo si pensamos en que no todo depende de uno mismo en la búsqueda de empleo sino que hay muchos condicionamientos externos que hacen que no podamos controlarlo), hasta servicios de redacción de currículum por cantidades estratosféricas. Siento decirte que no hay fórmulas mágicas en la búsqueda de empleo y que desafortunadamente ningún curso ni nadie va a garantizarte que vayas a encontrar empleo, ni en 21 días ni en 6 meses. Si quieres pagar porque te ayuden en esa situación, asegúrate que esa persona tiene los conocimientos necesarios y que además va a aportarte valor. Elige con cuidado en manos de quién dejas algo tan preciado como es tu carrera profesional.

  • Ni siquiera el mejor de los orientadores laborales o profesionales que se dedican a la búsqueda y orientación laboral, aunque no te cobre nada, puede asegurarte resultados porque una gran parte de que consigas tus objetivos depende fundamentalmente de ti. Si tú no crees en ti mismo, ni inviertes en ti, en tu actualización profesional o en el desarrollo de tus habilidades, nadie podrá suplir esa carencia por mucho que te aseguren que te conseguirán varias ofertas en un plazo determinado o incluso la posibilidad de tener una entrevista de trabajo.
  • Es posible que hoy prefieras pagar para que alguien te busque empleo pero, ¿qué pasará cuando dentro de X tiempo vuelvas a verte en esa situación? ¿es una solución adecuada estar recurriendo a terceras personas que sean las que hagan esa labor por ti? ¿o sería más adecuado que seas tú mismo el que se preocupe y ocupe de su empleabilidad, de tener un perfil atractivo y con posibilidades de poder acceder a mejores posiciones? el problema de delegar este tipo de decisiones o situaciones en terceras personas es que al final no tienes el control sino que son los demás los que deciden por ti.

¿Y tú, estarías dispuest@ a pagar para que te encontrasen trabajo?

Isabel Iglesias

 


6 thoughts on “¿Pagarías por que te buscasen trabajo?

  1. Hola Isabel, gracias por tus conocimientos y opiniones, son muy enriquecedoras.

    Respecto a este asunto, me gustaría comentar que me ha sorprendido leerlo pues hace un mes entregué el TFM en el que creamos (ficticiamente), un compañero y yo, una consultora de RRHH y uno de los servicios, el más pionero, era el de realizar la búsqueda y selección de ofertas de empleo por otra persona. Siendo conscientes de la competencia existente con las Administraciones Públicas y su servicio de Orientación Laboral quisimos centrarnos en los ocupados que desean cambiar de trabajo y que no disponen del tiempo suficiente para realizar la búsqueda. Nos basamos en una necesidad particular, pues nos encontrábamos trabajando pero con el interés en cambiar de empresa, incluso lugar de residencia, y la tarea de buscar y aplicar diariamente de una manera diferenciadora se hace difícil si tienes que compaginarlo con tu trabajo, máster, cursos, idiomas, gimnasio, vida personal y descanso…
    Del estudio de mercado que realizamos a nuestro entorno obtuvimos un 52% de respuesta afirmativa ante la utilidad de un profesional que le orientara en su búsqueda de empleo y realizara la selección de puestos a los que aplicar por él. Y de estas personas, un 30% pagarían el servicio sin problema y un 40% se encuentran más dudosas, pero no rechazan la opción.

    Gracias por aportar tanto, saludos!!

    Me gusta

  2. Isabel, gracias por tu artículo, siempre desprendes tanta sensatez. El caso es que creo que sí estamos pagando, al final los servicios de orientación públicos son algo que deriva recursos públicos y cuyos resultados son más que dudosos. Durante mi búsqueda he tenido experiencias muy curiosas, esta semana ha sido la repanocha, creo que escribiré algo al respecto. Muchas gracias tratar tan bien temas tan controvertidos, evidentemente no, no voy pagar a nadie porque me busque un empleo, yo soy responsable de mi empleabilidad y pienso seguir luchando por ello.

    Me gusta

    1. Gracias Patricia por tu comentario y por la mención en tu post.
      En cierta manera tienes razón: ya pagamos por los servicios públicos de una forma indirecta. El problema viene cuando esos servicios son ineficaces y cuando el porcentaje de colocación es tan sumamente bajo. Todo eso da lugar a que las personas busquen alternativas y no siempre son lícitas.
      Isabel

      Le gusta a 1 persona

  3. Totalmente de acuerdo. Y es tanto más inadecuado cuanto que los servicios de orientación y búsqueda de empleo no han sido requeridos por la persona desempleada. La desesperación no es una buena compañera de vida. Gracias Isabel.

    Me gusta

    1. Lo sé María! quizá por eso este caso me enerva tanto ya que sería diferente a que se dirigiesen a ti pidiéndotelo, pero de ahí a ofrecerlo camuflado de servicio gratuito, me parece el colmo de la deshonestidad.
      Gracias por pasarte por el blog!
      Isabel

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s