La búsqueda de empleo ha cambiado, ¿y tú?

A raíz del post 3 razones por las que no encontrarás trabajo en las redes sociales“, he recibido bastantes comentarios relacionados con la búsqueda de empleo en general.

Algo que me ha llamado la atención es que hay gente que todavía tiene una alta resistencia a  valorar siquiera las redes sociales como una posibilidad a la hora de buscar empleo. Y por supuesto a entender que las redes tienen su propia manera de funcionar, muy diferente de lo que hasta ahora era conocido por todos: los portales de empleo.

Diapositiva1 Captura de pantalla 2015-03-11 a las 13.30.50

Captura de pantalla 2015-03-11 a las 13.32.39

Este debate suele generarse cada vez que doy una formación relacionada con la búsqueda de empleo en las redes sociales y de qué manera pueden éstas ayudar.

La evolución de la búsqueda de empleo: de esperar una llamada a buscar tú las oportunidades

Quizá para entender esto sería conveniente hacer un poco de historia sobre cómo ha evolucionado la búsqueda de empleo:

Si alguno de vosotros comparte generación y década de nacimiento conmigo(los años 70), muy posiblemente habrá buscado y encontrado trabajo en los años 90 a través de las famosas páginas color salmón de los periódicos dominicales. Os puedo asegurar que si echo la vista atrás me pregunto cómo podíamos encontrar trabajo con herramientas tan rudimentarias. En aquella época no existía internet ni smartphones, ni por supuesto sabíamos qué era la marca personal.

Tu currículum vítae era tu carta de presentación. Si le gustaba al reclutador de turno, bien. Si no, te tocaba seguir buscando. La única manera de acceder a una entrevista era a través de tu currículum. De poco valía que fueses la mejor del mundo mundial si tu “tarjeta de presentación” no encajaba con lo que el reclutador buscaba.

A finales de los años 90 llegaron los portales de empleo y la búsqueda de empleo dio un giro de 180 grados. Por fin nos deshacíamos de la tiranía de los periódicos para poder acceder a un múltiples ofertas de empleo a golpe de ratón y ¡sin moverte de tu casa!. Reconozco que aquello supuso una gran ventaja, no solo para los candidatos sino también para las empresas y reclutadores que buscaban candidatos para sus proceso de selección.

Durante muchos años los portales de empleo funcionaron muy bien, hasta tal punto que ni nos planteábamos que pudiese haber otra manera de buscar empleo. A quien le preguntases te dirigía instantáneamente a Infojobs como la panacea para encontrar trabajo.

chica con catalejo

Lo cierto es que los portales de empleo son muy cómodos: lo único que tenemos que hacer es buscar ofertas a través del buscador poniendo las palabras claves y darle al botoncito de “quiero inscribirme” y ¡ya está!. Ya sólo queda esperar a que nos contesten o contacten con nosotros.

Uno podía decir que se había pasado varias horas buscando trabajo cuando lo que en realidad hacía era filtrar una base de datos de ofertas y contestar aquellas que más le encajaban.

Y ahí, generalmente, solían acabar las acciones relacionadas con la búsqueda de empleo. Es decir, se trata de una búsqueda completamente pasiva y reactiva.

Y en esto llegaron las redes sociales que, aunque inicialmente no estaban enfocadas a la búsqueda de empleo, ya se sabe que al final las redes sociales son lo que las personas decidimos lo que hacemos con ellas, y la realidad nos mostró que funcionaban muy bien a la hora de conectar personas.

¿Por qué  no funciona la búsqueda de empleo?

Básicamente porque mucha gente no está siendo capaz de adaptarse a los cambios que se están produciendo y porque se empeñan en utilizar los métodos de siempre aunque saben que no funcionan.

  1. Uno de los errores más habituales que encuentro en la búsqueda de empleo a través de las redes es tratar de usar éstas como si fuesen un portal de empleo: subo mi currículum a LinkedIn y ahí lo dejo, a ver si alguien entra ver mi perfil y me llama para ofrecerme trabajo. El principal error parte de la base de pensar que la gente está en LinkedIn para ofrecer trabajo. ¡Claro que los hay! pero hay muchos más que quieren hacer contactos nuevos, conocer gente con la que poder hacer un proyecto, buscar información, hacer una consulta….. En definitiva, LinkedIn es mucho más que un sitio donde tener tu perfil online: es un espacio donde interactuar, participar, compartir conocimientos…..Y eso implica que ya no podemos ser pasivos esperando a que vengan a ofrecernos el trabajo de nuestro vida. Tenemos que salir nosotros a buscarlo. Nos gustará más o menos la idea, pero la realidad hoy en día es esa.
  2. La búsqueda de empleo es una carrera de fondo: esta cuestión la menciono con mucha frecuencia porque me parece vital. Es cierto que estamos acostumbrados a la relativa inmediatez que nos ofrece un portal de empleo: yo me inscribo y tú, empresa, contactas conmigo. Eso podría encajar bien años atrás, pero es completamente irreal en la situación actual. La realidad es que la mayor de parte de nosotros buscamos trabajo solo cuando lo necesitamos y dejamos de hacerlo cuando ya lo hemos encontrado. Sin embargo, es más que conveniente empezar a cambiar esa idea y sustituirlo por el hecho de que necesitamos estar constantemente buscando trabajo. No siempre con la misma intensidad pero sí revisando el mercado de trabajo, viendo qué se demanda, qué herramientas funcionan más… En definitiva, necesitamos estar constantemente actualizados. Suelo recibir bastantes correos de gente que me dice que se acaban de quedar sin trabajo tras muchos años en una empresa y que no saben ni cómo buscar empleo.
  3. En la búsqueda de empleo es fundamental que demuestres qué puedes aportar tu de valor a la empresa y que no lo tengan otros: algo que suelo detectar entre los candidatos es que los perfiles se parecen bastante entre sí y no suelen destacar. Si tienes una habilidad o sabes hacer algo de una manera diferente o especial, es el momento de contarlo. En definitiva, empezar por hacer una gestión activa de tu marca personal para que puedas diferenciarte del resto. El currículum por sí solo no va a ayudarte a encontrar trabajo pero unido a una buena gestión de tu marca personal y de un uso adecuado de las redes sociales, puede abrirte puertas.

Nos guste o no, los tiempos han cambiado y lamento decirte que si esperas a que vuelva lo de hace unos años, estarás perdiendo un tiempo muy valioso.

El éxito no es llegar antes que los demás, sino saber cómo llegar a tu destino.

 

Isabel Iglesias

Etrania

Anuncios

26 thoughts on “La búsqueda de empleo ha cambiado, ¿y tú?

  1. Hola Isabel,

    He estado paseándome por tus post recientes en busca de debates interesantes y me he detenido en este por la controversia que provoca.

    Recientemente he pasado por la experiencia de tener que empezar a buscar empleo, tras muchos, muchos años de no haber tenido necesidad de ello. He tenido, pues, que aprender cómo moverme en el mercado laboral hoy día. Y me enorgullece decir que creo haber hecho un gran trabajo, partiendo de donde venía.

    He descubierto las infinitas posibilidades que me ofrecen las redes sociales para desaprender y aprender, relacionarme, reinventarme y ampliar mis recursos.

    En lo que respecta a la búsqueda de empleo, que duró cerca de un año, creo que pasé por etapas en las que no me resultó eficaz este canal. Cometí errores, normal, así se aprende, pero pienso que mi experiencia puede aportar luz a quienes, comprensiblemente, son escépticos.

    En primer lugar, como tú indicas, partía de cero. Esto es, antes de quedarme sin empleo no había trabajado mis redes, mi marca….y cuando empiezas no ves resultados. Estos tardan en llegar, lo cual puede hacer que más de uno pierda la fe.

    Otro consejo que puedo dar es: “déjate ayudar”. No nacemos aprendidos y andamos perdidos en este mundo nuevo y desconocido. Para mí fue clave poder contar con alguien que orientara mis pasos y me recondujera cuando se me iba la pinza…y hay maravillosos profesionales, al menos yo he conocido a varios en esta etapa.

    Hoy puedo decir que estoy trabajando y satisfecha con mi nuevo proyecto, que no surgió finalmente de ninguna red social, pero he aprendido una lección y no voy a dejar ni por asomo de cultivar mi marca y mi red, es algo que ya he integrado en mi vida.

    Si algún día tengo que volver a buscar un empleo, la suerte me pillará con mucha labor realizada.

    Ánimo a todos los que estáis en ello.

    Saludos y gracias Isabel,
    Mónica

    Me gusta

    1. Muchas gracias Mónica por contar tu experiencia. Como habrás podido ver, más de una persona echa en falta que hayan comentarios sobre experiencias positivas en el tema de la búsqueda de empleo en la red. Y, aunque tu caso no es exactamente así, sí que vienes a refrendar con tus palabras lo que llevo tanto tiempo comentando en las charlas sobre búsqueda de empleo.

      Isabel

      Me gusta

  2. Pues nosotros que somos una empresa canaria y trabajamos ahora mismo en territorio internacional, tengo que decir que es nuestra principal fuente de reclutamiento y publicamos anuncios de empleo asiduamente y son ofertas reales que cubrimos con esas candidaturas.

    Me gusta

  3. Y, de nuevo, sigue faltando la visión de la otra parte (el que ha encontrado o no empleo en las redes sociales. Sobre todo el que ha encontrado) aunque, esta vez, estamos bastante más próximos en nuestra forma de pensar.
    Es cierto que LinkedIn no es sólo un portal de empleo y hay muchas otras opciones pero ¿no es principalmente eso? Porque lo que es o deja de ser lo decimos los que formamos parte de él y si la mayoría (equivocadamente o no) considera que es PRINCIPALMENTE un portal de empleo…. En lo que sí estoy de acuerdo, como ya te dije, es que no lo es para todo tipo de empleos. Igual has de reconocer que hay empleos más o menos tradicionales que tendrán que recurrir a modelos tradicionales de búsqueda porque, aquí, poca cabida tienen.
    También estamos de acuerdo en el segundo punto: empleado o no, nunca hay que perderle el pulso al mercado laboral pero no sólo por la posible necesidad de tener que recurrir a él, si no para mejorar en tu actual puesto y ver cómo competirían contigo nuevos candidatos, mejorar debilidades viendo que se pide en puestos similares, saber si tu salario está en el orden del mercado,…

    Me gusta

    1. Gracias José Luis.
      Como he comentado en alguna ocasión, escribo sobre mi propia experiencia y sobre lo que otras personas me cuentan. Yo sí he conseguido proyectos a través de las redes y no soy la única.
      Es cierto lo que comentan que LinkedIn no es para cualquier perfil. Es algo que suelo decir en las charlas sobre empleabilidad. De hecho LinkedIn es una red para perfiles medio alto. Sólo hay que saber dónde buscar y determinar qué red es la más adecuada.
      Ahora bien, menospreciar las posibilidades de las redes a la hora de buscar empleo me parece obviar una posibilidad de búsqueda de empleo muy potente.

      Isabel

      Me gusta

  4. Bueno, hay comentarios de todo tipos y basados en la experiencia de cada uno, con lo cual es lícito que cada uno barra para su casa en base a lo vivido o experimentado. Aquí cada uno hace lo que puede y se agradece , pero el mantra que han creado alrededor de redes sociales como guiador de colectivos sin trabajo deben pensar que han descubierto la sopa de ajo. Respecto a lo de generar contenido ,estar en todas las redes como Dios, y que hay que ir con cuidado con si mientes y blablabla por si pillan las mentiras y todo eso!!!, vamos como si se tomasen una currada de tiempo en verificar si estás en todas las redes , cuando la mayoría de políticos ,seguidos de los empresarios mienten como bellacos y ahora a qualquier “desgraciado” que busca empleo para sobrevivir le dicen que sea honesto y que confieses toda la verdad y se dedique hacerse famoso en redes sociales para hallar la luz al final del túnel. Vaya manera de aborregar al personal. Esos artículos o comentarios ya carecen de calidad. Fomentar el famoseo y marca personal eso si es ser algo “indecente” mareando la perdíz, antes que aceptar que lo que falla es el sistema y no hay trabajo y cuando tengan pimientos de pregonarlo con titulo y en mayúsculas, pues quizá se pueda operar sobre ello y salgamos hacia delante, porque el mismo rollo de siempre diciendo lo mismo …aburre de cojones….Por cierto el comentario no va hacía ti, ( tú al igual de todos intentas crear tu ambiente de trabajo y es lícito) sinó a los 4 mindunguis que necesitan adeptos parados para seguir sobreviviendo de su invento

    Moraleja, las redes sirven si.. por supuesto y hay que cuidarlas, pero lo que no hay que hacer es un mantra de ellas, que es lo que está ocurriendo

    Me gusta

    1. Hola Rosa:
      Me parece que en tu comentario hay un poco de todo.
      Puedo entender tu malestar, así como el de mucha gente por la situación laboral del país.
      De hecho yo soy la primera que critica a la gente que vende las redes como la panacea para encontrar empleo.
      Yo lo digo en numerosas ocasiones: ni es fácil ni rápido pero es más eficaz que los portales de empleo.
      Negarse ante la evidencia de las posibilidades que nos ofrecen los portales de empleo supone ignorar una fuente importante de búsqueda de empleo.

      Gracias por pasarte.

      Isabel

      Me gusta

      1. Hola Isabel:

        Ya se que todos los comentarios no son acogidos de igual grado o empatía. Pero cuando uno está en redes (es como jugar a las cartas unas veces se gana y otras se debe “aceptar” que la idea o crítica del otro no sea del mismo agradao), tanto por tu parte como por la mia (que obviamente acepto que me envien a la porra). I si no estás de acuerdo és lícito que no lo estés, pero darme las gracias por pasarme no , porque yo no estoy obligada a ser discípula de nadie. Estoy de acuerdo que la mayoría de paginas de trabajo, no son una via muy “creyente” para la búsqueda de trabajo y también comparto que si es verdad que las redes sociales ayudan a contactar y comunicar si………pero de ahí a ponerse pesado repitiendo lo mismo siempre (no tú sola sinó todos) pues francamente podría darte varios motivos por los cuales yo también he verificado que las redes no cumplen las expectativas. Es largo de redactar en aquí, pero vamos que igual abro un blog y las pongo todas.

        Saludos y no te lo tomes tan en serio que parece que te haya “hundido el chiringuito”

        Me gusta

      2. Rosa, doy las gracias a todo el mundo el que me deja un comentario porque entiendo que nadie está obligado a ello y para mí es importante poder tener un feedback de los que leéis.
        Tengo claro que estar en las redes supone exponerse y recibir comentarios agradables y otros que no lo son tanto. Eso es algo que tengo más que asumido desde que empecé con el blog.
        Por supuesto que las redes no cumplen las expectativas. Algo que digo con frecuencia es que las redes no son la panacea para encontrar empleo, como tampoco lo son los portales de empleo, pero sí suponen una ventanita por la que entra aire fresco.
        Cada uno es muy libre de decidir cómo quiere buscar empleo. Si te funciona algo, no seré yo la que te diga que dejes de usarlo.

        Isabel

        Me gusta

  5. ¡Hola Isabel!
    ¡Enhorabuena por tu artículo! y por tanto, también enhorabuena por el de “3 razones por las que no encontrarás trabajo en las redes sociales” puesto que están ligados.
    Viendo las contestaciones que recibiste está claro que en España entendemos bastante mal el mundo laboral, o quizá no queremos entenderlo.
    Es cierto que hay una necesidad (en algunos casos imperiosa) de encontrar trabajo (en realidad de ganar dinero puesto que es lo urgente en esos casos) pero eso no exime de entender como funciona la vida real.
    El trabajo se basa en relaciones personales, las relaciones personales en confianza y la confianza… la confianza se cuece a fuego lento, como todo lo bueno. Mientras no queramos entenderlo, no servirá de nada fantásticos artículos (tutoriales, vídeos, presentaciones…) como los tuyos y los de tantos otros profesionales.
    Un saludo

    Me gusta

    1. Efectivamente Fernando. Llevo casi dos años pregonando en el desierto sobre este tema. Yo no trato de adoctrinar a nadie. Tan solo hablar de mi experiencia y de lo que a mí me funciona. Me sorprende el grado de obcecación que encuentro con este tema. Al final los que nos dedicamos al reclutamiento salimos escaldados porque terminamos siendo el blanco del malestar de mucha gente.

      Gracias por pasarte.

      Isabel

      Me gusta

  6. Es cierto que muchas personas que buscan trabajo, acceden a las redes sociales profesionales para hacerlo pero lo hacen de la misma manera que antes y fuera de las redes sociales.

    Solamente quieren ver “los avisos laborales” no les interesa nada más, así es como al enviar CV como “fumigadores” tampoco tienen los resultados esperados, a pesar de haber tutoriales, videos, etc.

    Queda mucho en enseñar a buscar trabajo en las redes sociales y crear y mantener un perfil profesional.

    ¡Excelente post!

    Me gusta

  7. Totalmente de acuerdo! hay mucha resistencia al cambio en este sentido. Cuesta abandonar las viejas costumbres a pesar de que ya no dejan resultado alguno. La nueva búsqueda de empleo está en la red, y no de cualquier forma, sino mostrándote activo, pues si no, resulta una forma de interactuación demasiado impersonal. También considero que el cambio debe venir desde la fuente de empleo, los ofertantes, y acabar con ese cáncer llamado enchufes. Muy interesante! Un placer leerte.

    Me gusta

    1. Gracias artemososa por pasarte y por dejar tu comentario. Me alegro que seamos unos cuantos los que pensamos muy parecido.
      Estoy segura que entre todos podremos ayudar a mucha gente que está un poco desorientada en la nueva manera de buscar empleo.

      Isabel

      Me gusta

  8. Muy buen aporte Isabel, gracias por especificar los errores. Es importante recalcar que las personas que tenemos “más juventud acumulada” se nos complica en ocasiones lo relacionado a los avances tecnológicos, tablets, smartphones, etc., manejo de los mismos y aprovechamiento de esa gran gama de herramientas que ahora los jóvenes están tan relacionados con ellas que se sorprenden cuando les pides el apoyo para que te ayuden a manejar, operar o entender la lógica de algunas de las herramientas que se usan en los medios. Hay que sacudirse la “polilla” y tratar de adaptarse como mencionas a estos nuevos entornos DEL PRESENTE.

    Me gusta

  9. Por una parte entiendo a la gente que busca un empleo que piensa que bastante tiene con “recomponerse” del mazazo que supone o supuso que te mandaran de tu trabajo y zona de confort a las cavernas del desempleo (aunque en muchas ocasiones el empleo precario ya era de por sí cavernícola). Es tremendo, no es nada fácil recuperar la autoestima y plantearte a qué te quieres dedicar (no vale cualquier cosa, porque cuanto menos específicos seamos mayor será la competencia). Estamos cabreados con el mundo y nos cuesta reaccionar. No acabamos de encajar el golpe y puede que estemos perdidos y nos sintamos poco útiles. Pero después de pasar por eso y entender que efectivamente hay muchas personas que lo pasan francamente mal, incluídos nosotros mismos, no queda otra que ponerse las pilas y reaccionar. Nadie lo va a hacer por ti, por eso es importante relacionarse, y cuanto más mejor. Ya sea a nivel físico y tradicional, pero también y por qué no utilizar las grandísimas posibilidades de las redes sociales para conocer gente. Más personas más oportunidades. No entiendo cómo hay personas que no sólo no las utilizan, sino que encima las critican sin ver el potencial que pueden tener. Creo que nos falta todavía mucha innovación en ese aspecto Isabel. Los que somos del 70, por lo menos en mi caso, tenemos un entorno muy offline y poco 2.0. Nos cuesta cambiar lo tradicional. Me ha gustado mucho el post. Un abrazo.

    Me gusta

    1. Gracias Miguel Angel. Se que a la gente de nuestra generación y anterior nos resulta especialmente difícil todo el mundillo 2.0.Sin embargo, estoy detectando que una vez metidos en harina solemos ser mucho más constantes y tenaces que los llamados nativos digitales.
      Sé que es un mundo para algunos difícil de recorrer pero necesario porque el presente es ya de las redes.

      Isabel

      Me gusta

  10. Genial post Isabel.

    Hay quien no se entera del potencial de las redes sociales y de que -como tan bien señalas- la búsqueda de empleo por los canales tradicionales está empezando a quedarse atrás. Nuestro curriculum ahora es nuestra ACTIVIDAD en las redes (que no sólo nuestro perfil).

    Me gusta

    1. Efectivamente Myriam. Es un cambio importante y que dará lugar a una nueva manera de entender la búsqueda de empleo.
      Cada uno decide lo que quiere hacer pero girar la cabeza ante ello me parece cerrarse puertas.

      Mil gracias amiga!!

      Isabel

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s