#Chispazos de formación 15: ¿existe la llave de la motivación?

Hace poco hablaba con una amiga si la conocida Pirámide de Maslow seguía teniendo vigencia hoy en día.

Si tenemos en cuenta que Maslow, su creador, la desarrolló en los años 40 y que ha servido como teoría para explicar la motivación humana, especialmente en el ámbito empresarial hasta la actualidad, quizás sería un buen momento empezar a replantarse si pueden existir otras teorías que lleguen a explicar los intricados resortes que activan la motivación en el mundo laboral.

Lo cierto es que la búsqueda de la motivación laboral ha sido un tema recurrente dentro de las organizaciones:

¿Cómo se explica que haya empleados que por más que se trate de activar su motivación, no se consigan los resultados esperados?

¿Realmente es tan sencillo activar la motivación de las personas simplemente por conocer aquello que creemos que les motiva?

Desde mi experiencia he llegado a la conclusión de que existen empleados que son “inmotivables”; es decir, que ya podemos tratar de satisfacer todas sus posibles expectativas o necesidades que no es garantía de que se vaya a activar su motivación.

Eso puede ser debido a varias razones:

llaves

  • No escuchamos lo que en realidad quiere o necesita la persona: esa suele ser la causa más habitual. Tendemos a proyectar en los demás: “si a mi me motiva tal cosa, ¿no le va a motivar también a fulanito?”. Y este tipo de pensamiento es  bastante habitual, aunque no seamos consciente de ello.
  • Hay personas que han elegido no estar motivadas: y eso es así porque el estar motivado, o no, es una elección personal. Resulta llamativo cómo en las organizaciones hay empleados que están siempre sonrientes, alegres y altamente motivados sin necesidad de aplicar un estímulo externo. Y de la misma manera hay empleados que parecen estar permanentemente desmotivados, pase lo que pase.
  • La motivación humana es algo mucho más complejo que satisfacer necesidades: ¿podríamos decir que un niño por muchas cosas que podamos darle está motivado? ¿o quizás es la posibilidad de alcanzar las cosas por sí mismo lo que lo motiva? posiblemente la respuesta no sea única sino que todo dependerá de la persona.

El primer post de este blog lo dediqué a la motivación laboral: La motivación laboral según Bob esponja“.

En él hablaba de que las personas nos movemos por  3 tipos de necesidades/motivaciones:

La necesidad de afiliar: son personas que les motiva la posibilidad de entablar lazos de amistad con otras personas. Para estar motivadas necesitan tener contacto con la gente y, además, se sienten mucho más realizadas cuando su trabajo les permite poder entablar relaciones con otras personas.

La necesidad de logro: la posibilidad de alcanzar retos y conseguir objetivos supone un motivador muy potente para algunas personas. En realidad tendemos a pensar que es justamente este activador el que más predomina entre los empleados, aunque no tiene por qué ser así.

El posicionamiento: la necesidad de tener una determinada posición resulta muy motivador para ciertas personas. El hecho de que en una tarjeta de visita ponga un determinado cargo o posición puede resultar realmente tentador para algunas personas.

Desde mi propia experiencia puedo afirmar que tratar de averiguar cuáles son las necesidades de las personas es un magnífico punto de partida para descubrir lo que de verdad los motiva. Resulta sorprendente de qué manera la comunicación y las relaciones laborales mejoran cuando dedicamos un tiempo a explorar las necesidades de nuestros colaboradores, en vez de darles a todos lo mismo. O lo que es peor: lo que creemos que les interesará.

Y volviendo a la pregunta del principio: ¿existe la llave de la motivación? posiblemente no existe una única llave maestra que abra todas las puertas, sino que existen tantas como personas haya.

Isabel Iglesias


11 thoughts on “#Chispazos de formación 15: ¿existe la llave de la motivación?

  1. ¡¡Hola Isabel!! No conozco a ningún/a niño/a sano/a que no tenga una fuerte motivación por jugar para aprender y mejorar, entonces ¿qué ocurre para que durante el paso de los años muchos/as pierdan esa motivación? ¿Puede que la llave de la motivación este en descubrir y resolver que fue lo que les desmotivo en la niñez? No se, es solo una idea, pero creo que de unos años a esta parte estamos anulando y desmotivando a las personas del futuro con nuestros miedos e inseguridades. Saludos.

    Me gusta

    1. Hola Gustavo de nuevo:
      Sobre lo que comentas de que desde hace unos años estamos anulando a los adultos del futuro, creo que es algo que viene sucediendo desde hace mucho tiempo. La diferencia está en que ahora empezamos a ser conscientes de ello.
      Es evidente que los convencionalismos de la sociedad hacen que, en el proceso de niño a adulto, vayamos dejando esa frescura.
      Quizás haya llegado el momento de recuperarlo.
      Gracias por pasarte.

      Me gusta

  2. La motivación no tiene en mi opinión jerarquía sino más bien va vinculada a las emociones personales y pensamientos de cada persona, cada una de ellas puede elegir su clave de felicidad y descubrir su poder personal para labrarla. Intentar respirar con el pulmón de otra persona es una prueba fallida pero, dar oxígeno a su sangre puede desempolvar grandes ilusiones ajenas.
    Desde luego la exposición me ha encantado, y es que, el tema trae su miga, mi experiencia me dice que dar forma a la motivación es complejo, pero estimular las células que habitan como parásitos en las mentes muertas puede llegar a ser el arte de dar un impulso fuerte al poder de elección de cada persona.

    Me gusta

    1. Jajaja me ha encantado tu frase final sobre lo de estimular las células que habitan como parásitos.
      Es todo un reto, y sí, como dices es un tema que trae su miga.
      Gracias por tu comentario. Me ha encantado cómo lo has expresado.

      Me gusta

  3. La llave de la motivación está en uno mismo cuando cree en si mismo, sabe donde está la necesidad y va a por ella porque quiere que cambie la situación que ve que es injusta. Pasión, compromiso y responsabilidad por el talento que tienes.
    Abrazo!!

    Me gusta

    1. Gracias Mirka y bienvenida al blog!!!
      Es cierto que sólo cada uno de nosotros conoce sus propios resortes para lograr la automotivación.Si nos dedicasemos un poco de tiempo, posiblemente no estaríamos buscando algo que está dentro de nosotros.

      Me gusta

  4. Aún recuerdo ese magnífico post de Bob Esponja. Y es verdad: las ganas de motivarse o no son de cada uno y de cada una, por lo que coincido contigo en que hay tantas llaves como personas y circunstancias de las personas.
    Pero quienes nos dedicamos a la gestión de las personas en el ámbito laboral ESTAMOS OBLIGAD@S a buscar esa llave -personal e intransferible- por todos los medios. Y para ello escuchar y observar deben ser puntos de apoyo.

    ¡¡¡Magnífico post¡¡¡

    Me gusta

    1. Toda la razón Myriam. Qué fácil es decirlo y que difícil hacerlo. Las llaves de la motivacón personal son tan particualares como personas haya. Lo que ocurre que supone un gran esfuerzo llegar a dar con esa clave.
      Gracias por pasarte!!!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s