confianza
Sin categoría

Cuentos para reflexionar: el águila que no sabía quién era

Por

Cuentan que hace mucho tiempo, un águila, sobrevolando un corral de gallinas, se le desprendió un huevo.
Con tan buena fortuna que, al caer, el huevo no se rompió. Pasada un tiempo, un diminuto pico empezó a resquebrajar el huevo desde dentro: primero fué el pico, luego las garras, hasta que al final consiguió sacar todo el cuerpo.
La pequeña cria de águila se crió junto con los polluelos de las gallinas. Sin embargo los otros pollos se mofaban de él por ser diferente, llegando a picotearle con frecuencia.
Un buen día, un águila sobrevoló  el corral y vió cómo hasta los polluelos más pequeños se mofaban de la cria de águila.
Al verlo, el águila se paró y le preguntó al aguilucho:
“¿Por qué te comportas como un pollo si puede saberse?”
El aguilucho le respondió: “soy un pollo”.
confianza
“No”, le contestó tajante el águila. “Eres un águila. Y tienes un pico formidable, unas garras poderosas y la capacidad de volar como una de las mejores aves”.
“¡Vuela!”, le ordenó el águila.
“¿Cómo voy a hacerlo si no puedo hacerlo?”, le contestó el aguilucho.
“¡Te digo que vueles!”, le respondió el águila cada vez más enfadada de ver la actitud del aguilucho.
Y así el aguilucho aleteó un poco sin prácticamente poder remontar el vuelo.
“¿Ves?”, le dijo el aguilucho. “No puedo volar”.
Así que el águila cogió a la pequeña cría y lo llevó hasta la cima de una colina. Una vez allí, lo empujó al vacío y el aguilucho deseseperado empezó a batir las alas tratando de volar, hasta que empezó a darse cuenta que podía hacerlo y además de forma excepcional.
¿Cuantas veces nos hemos tenido que asomar al abismo para darnos cuenta de lo que somos capaces de hacer?
La confianza no reside en lo que somos, sino en lo que creemos que somos .Tweet:La confianza no reside en lo que somos, sino en lo que creemos que somos _iglesias_al

Cuento adaptado del publicado en el libro “Cuentos para reconfortar el espíritu” de Ramiro Calle

Isabel Iglesias
slide_libro

También podría interesarte

Comentarios (22)
  1. Miguel Ángel García Morcillo 5 años atrás

    ¡Soy un profesional sin clientes! Pero igual que el águila voy a volar hacia mi proyecto profesional. Un cuento con valor. Un saludo

    Contestar
  2. […] “El águila que no sabía quién era” por @silviadanzarina […]

    Contestar
  3. merce 4 años atrás

    Precioso relato que nos remite a nuestra fuerza de ser únicos.

    Contestar
  4. soledad 4 años atrás

    hola, tus publicaciones son interesantes, me podria mandar su bibliografia secundaria de el aguila que no sabia quien era, lo que pasa es que es para un trabajo (ensayo)

    Contestar
    • Isabel Iglesias 4 años atrás

      Hola Soledad:
      No tengo más información sobre ese cuento. Lo leí por internet y me gustó. Lamento no poder ayudarte 🙁
      Isabel

      Contestar
  5. Mariano 3 años atrás

    Lo comparto en mi blog con tu permiso…http://delahoz.hol.es/el-aguila-que-no-sabia-quien-era/

    Contestar
  6. […] o al menos reflexionar, así que comparto un cuento que leí hace algún tiempo en el magnífico blog de Isabel Iglesias, y con el que me he sentido bastante identificada. No sé si a vosotros os ha pasado en algún […]

    Contestar
  7. kunifer 3 años atrás

    Nunca sabes de lo que eres capaz hasta que lo intentas con todas tus fuerzas!!

    Contestar
    • Isabel Iglesias 3 años atrás

      Efectivamente Kunifer!
      A veces solo es cuestión de atravernos.
      Gracias por pasarte por el blog.
      Isabel

      Contestar
  8. David O. Gonzalez 3 años atrás

    Estoy estudiando para ser maestro de Español. Mañana tengo que dar una clase demostrativa, y este cuento me impresionó… tanto así que es el que voy a utilizar en mi clase. Creo que los estudiantes necesitan saber de lo que son capaces, además de lo importante que es ser auténticos. Aparte de utilizar este, utilizaré el de “El verdadero valor del anillo”. ¡Muchas gracias!

    Contestar
    • Isabel Iglesias 3 años atrás

      Gracias David! me alegro que te haya servido el cuento.
      Suerte con tu clase y tus alumnos!
      Isabel

      Contestar
  9. REYLIN 3 años atrás

    Q GRAN REFLEXION

    Contestar
  10. T. Santos 2 años atrás

    Una hermosa reflexión! Gracias
    T. Santos, Brasil.

    Contestar
  11. […] PUBLICADOhttp://isabeliglesiasalvarez.com/2014/05/19/cuentos-para-reflexionar-el-aguila-que-no-sabia-quien-e… […]

    Contestar
  12. Florecita 6 meses atrás

    Muy bella enseñanzas gracias ojala publiques más historias, le hacen mucho bien al corazón .
    Encontre tu página y me gustó continua haciéndolo Isabel gracias y saludos cordiales.

    Contestar
    • Isabel Iglesias 6 meses atrás

      Gracias por pasarte por el blog y por tu comentario.
      Saludos
      Isabel

      Contestar

Publica un comentario

Tu email no se publicará.