Cómo destruir tu red de contactos en LinkedIn

Hace unos días recibí el enésimo correo donde se me ofrecía una oportunidad maravillosa por el simple hecho de tener en mi red de LinkedIn a una persona.

Lamentablemente en los últimos tiempos me estoy encontrando con que la red de LinkedIn se está usando para todo menos para lo que yo pienso que es el objetivo fundamental: hacer networking, crecer como profesional, aprender sobre mi área profesional, conocer personas nuevas que me puedan aportar puntos de vista diferente…

¿Y para qué se está usando?

  • Desafortunadamente se está empezando a tratar de mercantilizar la red como si de una base de datos se tratase cuyos datos te venden y a los que parece que necesitas masacrar con información para poder sentir que estás rentabilizando tu inversión.

Así, me estoy encontrando con personas que te mandan una invitación y que sin ningún tipo de pudor a los pocos días te mandan una propuesta comercial como si te hiciesen el mayor favor del mundo solo por estar en su red. Evidentemente es una de las mejores estrategias si tu objetivo es quemar tu red en un abrir y cerrar de ojos.

  • Personas que te piden abiertamente poder mandarte su currículum aunque no los conozcas de nada o los hayas aceptado apenas 10 minutos antes. Desde mi punto de vista sigue siendo una pésima estrategia de búsqueda de empleo ya que no ha habido tiempo de ni siquiera establecer una mínima relación y el hecho de estar en contacto con una persona no te asegura que, como candidato, va a fijarse más en ti. Una vez más insisto en que la manera de buscar empleo ha cambiado y es fundamental conocer cómo buscar empleo en una red como LinkedIn.

  • Personas que te mandan un mensaje sin personalizar, sin ningún tipo de texto donde te adjuntan un documento, supongo que esperando a que te lo leas y que te entren unas ganas irrefrenables de poder conocer más, aunque no se han tomado la más mínima molestia de establecer una conversación. Y además en un idioma que dan por hecho conoces. No solo demuestras poco interés por la persona sino que no vas a tener una segunda oportunidad para causar una buena impresión.

  • O aquellas otras que te escriben pidiéndote ayuda, consejo, que les dediques una parte de tu tiempo para que luego no te den ni un simple “gracias” con tu respuesta  o por el tiempo que les has dedicado. Y precisamente este tipo de situaciones son las que más me molestan porque mi forma de estar en las redes sociales pasa por responder a todo el mundo y en la medida de lo posible poder ayudar con lo que lo único que pido es que respondan con alguna palabra de agradecimiento.

  • Y lo que es peor y que empieza a convertirse en un verdadero dolor de cabeza: cada vez más me siento un lead; es decir, soy un potencial cliente al que poder venderle algo, aunque en ningún momento me he registrado ni he dejado mis datos de contacto sino que, muy posiblemente, alguien ha cogido mis datos por formar parte de su red y ha aprovechado para incluirme en una fantástica lista de email marketing.

Resultado: raro es el día que no tengo que darme de baja de una lista de email marketing a la que nunca me he suscrito. Por supuesto que el siguiente paso es averiguar qué persona trabaja en esa empresa de la que tengo sospecha para eliminarla de mi red de forma definitiva.

Es decir, con este tipo de situaciones lo que termino haciendo es una limpieza “natural” de mi red, aunque la realidad es que son las propias personas las que se auto excluyen de mi red con su forma de actuar.

Diseñado por Freepik

Lo que es y lo que NO es tu red de contactos en LinkedIn

Si hay algo que tuve claro desde que empecé a ser, hace varios años, mucho más activa en redes sociales, es que mi red de contactos es mi tesoro.

Y es mi tesoro porque mi red de contactos son las personas de las que yo aprendo y con las que puedo crecer como profesional.

Porque mi red está constituida por personas que considero que tienen valor para mi y que, además, yo voy a ser capaz también de ser valiosa para ellos. No concibo una red de contactos en la que solo una de las partes se beneficie sino que el valor tiene que ser mutuo.

Y además de todo esto, mi red de contactos es mi tesoro porque soy consciente de que gracias a ellos me han llegado oportunidades profesionales que de otra manera habría sido imposible.

Estas son las principales razones por las que me empeño en cuidar, y mucho, mi red de contactos.

Cómo tener una red de contactos en LinkedIn de calidad

Tengo clarísimo que para poder tener una red de calidad hay que tener una estrategia así como una serie de normas que, en mi caso, aplico casi de forma inflexible y que tienen que ver con el tipo de personas a las que acepto en mi red de contactos:

  • Nunca acepto ninguna invitación si previamente no he revisado el perfil de la persona: eso implica que no solo reviso su foto, su titular o la/s empresa/s en las que está o en las que ha trabajado, sino que además también miro su actividad reciente e incluso los contactos que compartimos. Las razones de ello para mi son más que evidentes: necesito saber si lo que esa persona hace puede estar alineado o no con mis valores.
  • Nunca acepto personas que estén trabajando en una empresa en la que yo no comparto en absoluto sus valores o su manera de trabajar: soy de la opinión de que cuando uno decide trabajar para una empresa está asociando su marca personal, sus valores y su forma de entender su profesión con esa empresa. Con todo lo que ya he vivido y he aprendido en los 20 años que llevo trabajando ni se me pasaría por la cabeza unir mi marca personal como profesional a la de una empresa con la que no estoy en absoluto de acuerdo o con la que no comparto su imagen de marca o sus valores, por mucho relumbrón que tenga esta.
  • Doy prioridad a la calidad frente a la cantidad: el 80% de las invitaciones que recibo en LinkedIn suelo rechazarlas. Y no es porque me quiera hacer la interesante sino porque, o me llegan sin personalizar o porque considero que por muy personalizada que esté la invitación, el perfil de la persona poco puede aportarme a nivel profesional o yo a ella. No se trata de aceptar a todo el mundo sino de ser selectivos pensado siempre en qué podemos aportarnos mutuamente y evitar coleccionar contactos.

¿Eres consciente de cómo estás gestionando tu red de contactos en LinkedIn?

Isabel Iglesias

 

 


12 thoughts on “Cómo destruir tu red de contactos en LinkedIn

  1. Estoy completamente de acuerdo contigo Isabel. Cada vez más linkedin se ha mercantilizado y no hay dí que no haya un contacto que no quiera venderte algo. Mi pregunta es. ¿Realmente funciona esa técnica agresiva? Yo poco uso el email marketing, porque no me gusta, pues me recuerda a los vendedores ambulantes. Es cierto que dicen que es bueno mandar email a tus suscriptores (personalmente creo que con 1 correo al mes es más que suficiente).

    Peor aún es cuando ni siquiera te has dado de alta a esa base de datos. Y para colmo, la mayor parte de usuarios que realizan esta práctica, pocas veces desarrollan tácticas donde ellos también comparten contenido de valor.

    Un cordial saludo.

    Me gusta

    1. Hola!
      Pues la verdad que no sé si será útil pero veo que la gente lo sigue haciendo. A mi me molesta sobremanera verme incluida en una base de datos de email marketing en la que no me he dado de alta. Quiero pensar que es más desconocimiento que otra cosa pero no sé si estoy siendo un poco ingenua.
      Gracias por pasarte por el blog!

      Le gusta a 1 persona

  2. Isabel gracias por tu artículo, sin embargo la red proyecta la vida humana en sociedad y habrá a quienes incorporaras y a quienes dejaras seguir su camino usando las herramientas que te da la misma red. Es una forma mas de aprender a convivir y tomar o dejar lo que nos interesa.
    Saludos

    Me gusta

  3. Hemos disfrutado Isabel, con la detallada reflexión que nos regalas sobre la Red, hoy LinkedIn. Pero ¡OjO! todas las redes son puertas abiertas… por lo que haremos bien en seguir pautas de prevención para un uso responsable y lo más placentero posible… que se trata además, de disfrutarlas.
    Saludos & Cordialidades & Suertes.🍀

    Me gusta

  4. Pasa lo mimo con los teléfonos, direcciones mail….
    Se pasan bases de datos de unos a otros, más que pasar, las venden!!, y nos tienen pillados!!

    Pero mucho peor es la ubicación del teléfono movil, saben donde y cuando has estado en un sitio??

    Por no decir las tiendas online, miras algo que te puede gustar… y a partir de ese momento te aparece en cualquier sitio web que visites!!!

    Saludos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s