Y tú, ¿cómo buscas empleo en las redes sociales?

Desde hace algún tiempo vengo observando, no sin cierta preocupación, una tendencia que parece que empieza a ganar adeptos a la hora de buscar empleo en las redes sociales, y más concretamente en LinkedIn: se trata de publicar una actualización de estado donde se dice que se está en búsqueda activa de empleo y se pide ayuda al resto de usuarios para que puedan darle difusión y compartir el perfil profesional.

¿Y por qué digo que lo veo con una cierta preocupación?

Básicamente por lo siguiente:

  • Las personas que optan por hacerlo, que cada cual es muy libre de establecer cuál es su estrategia de búsqueda de empleo, no están teniendo en cuenta que están usando su red de contactos para un fin muy determinado. Ahora bien, ¿qué tipo de valor aportas como candidato con este tipo de mensajes? los que yo he podido leer hasta la fecha prácticamente ninguno ya que se suele limitar a decir que se está buscando empleo y poco más. Nuestra red de contactos es nuestro mayor tesoro. Si has llevado a cabo una buena estrategia a la hora de elegir y crear tu red, ¿de verdad quieres quemarla de esta manera? ¿cuántas veces crees que estarán dispuestos a compartir o a recomendar este tipo de publicaciones? posiblemente una en el mejor de los casos. Y a veces ninguna. Y después de eso, ¿cuál es el siguiente paso? ¿volver a hacer una nueva publicación si no he obtenido los resultados que esperaba?
  • Se genera una corriente de solidaridad entre los usuarios muy interesante. Por lo general la gente muestra un alto nivel de sensibilidad ante estos mensajes y tampoco cuesta tanto darle a recomendar para que pueda aparecer en tu feed y que lo vean otras personas de tu red. Ahora bien, ¿has pensado hasta qué punto este tipo de mensajes puede hacer que un potencial reclutador o empresa no se sienta muy atraido por tu perfil? muchas de las personas que están en las redes buscando potenciales candidatos lo que realmente valoran es aquello que te hace diferente frente a otro candidato. Tratar de llamar la atención para que un reclutador entre a ver tu perfil de esa manera es una estrategia cortoplacista porque es posible que lo haga una vez, y si lo que ve no le gusta muy posiblemente habrás perdido cualquier oportunidad con esa persona.
  • Cuando esa publicación alcanza un nivel elevado de comentarios y recomendaciones se puede llegar a generar la falsa idea de lo que se está haciendo funciona e incluso que tus expectativas iniciales se ven sobrepasadas. Es decir, es como si tuvieses un subidón al ver que por fin parece que puedes llegar a conseguir tu objetivo cuando la realidad es que muy posiblemente recibes muchas palabras de apoyo y de ánimo, pero ¿cuántas se traducen en realidad en una oferta de empleo en firme?

empleo

¿Crees que sabes buscar empleo en redes sociales?

Permíteme que te lance esta reflexión que me gustaría que te contestases a ti mismo con toda la honestidad que puedas.

A lo largo de estos casi 4 años que llevo en redes sociales como profesional de Recursos Humanos he podido darme cuenta de cuánto daño han hecho los portales de empleo a la gente que está en  busqueda de empleo.

Y lo digo con toda la razón del mundo porque me encuentro con mucha frecuencia que la gente que está en la situación de búsqueda de empleo o de nuevas oportunidades piensan que las redes sociales funcionan de una manera muy parecida a los portales de empleo.

Es cierto que los portales de empleo nos han ayudado mucho a todos, tanto a reclutadores como a los que buscan empleo, pero no es menos cierto que de alguna manera nos han hecho cómodos y que ahora nos toca desempolvar habilidades que teníamos un tanto abandonadas.

Han sido muchos años de llevar a cabo una búsqueda reactiva, donde solo se trataba de revisar las ofertas publicadas en los consabidos portales de empleo, inscribirse y esperar a que la empresa contacte con nosotros.

Los que habéis buscado empleo antes de la llegada de los portales, como fue mi caso, sabíamos lo difícil que era poder llegar a una entrevista en una empresa simplemente mandado un currículum por correo postal donde, además, no teníamos casi manera de poder obtener información de esta o de quién hacía el proceso de selección porque tampoco eramos muchos los que teníamos acceso a internet.

Ahora hace falta algo más. Es como si tuviesemos que volver en cierta manera a retomar viejas conductas de antes de la llegada de las redes sociales pero con la ventaja de poder contar con estas nuevas herramientas.

¿Y en qué consisten esas acciones para encontrar empleo?

  • Elige dónde quieres trabajar e investiga la empresa: hoy en día tenemos mucha información a nuestro alcance, algo que en los años 90 era casi una labor de investigación profunda y muy árdua. Ya lo he comentado en más de una ocasión: enviar curriculum a troche y moche no es una buena opción. No por el hecho de mandar más significa que vamos a tener más posibilidades. Se trata de elegir aquellas empresas donde creemos que vamos a tener más opciones de poder llegar a hacer una entrevista. Gracias a las redes podemos encontrar personas que en un momento dado pueden ayudarnos en nuestro proceso de búsqueda. No se trata de perseguirlos hasta que nos aborrezcan sino de poder ponernos en su radar y que vean que podemos ser un candidato interesante.
  • Sé proactivo: este año he tenido la gran suerte de poder gestionar las prácticas de empresa del Master de Recursos Humanos de la Universidad de Alicante y he podido ver cómo los alumnos utilizan diferentes estrategias a la hora de buscar sus prácticas. Me he encontrado desde el alumno que espera que se lo den todo hecho hasta el que ha sido muy proactivo y ha conseguido las prácticas por sí mismo. El resultado: aquellos que han sido proactivos han podido elegir dónde querían hacer las prácticas con las mejores condiciones y, además, las empresas lo han valorado de forma muy positiva. De alguna manera estos primeros amagos de empleo no dejan de ser un banco de pruebas de lo que luego se va a encontrar la persona en el mercado laboral y de lo que valoran las empresas en potenciales candidatos.
  • Tu currículum NO puede ser tu mejor y/o única herramienta para encontrar empleo: no me gustan los currículum. Y lo digo abiertamente. Me parecen documentos rígidos que aportan muy poco de los candidatos. Es por ello que considero que un buen perfil en LinkedIn puede ser mucho más potente que un trozo de papel de dos hojas. Desafortunadamenate todavía me encuentro en los procesos de selección con perfiles de LinkedIn que dan pena pero el currículum no es mucho mejor. Apostar nuestra estrategia de búsqueda de empleo a una sola carta es jugársela mucho cuando tenemos más opciones a nivel online que muy posiblemente no le estemos sacando todo el jugo.

Y tú, ¿buscas empleo o simplemente esperas que te encuentren?

Isabel Iglesias

 

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Anuncios

8 thoughts on “Y tú, ¿cómo buscas empleo en las redes sociales?

  1. Gracias por tu aportación Isabel. Hace mucho tiempo que llevo formándome para poder trabajar por mi cuenta.
    Lo único que puedo decir es que en España para conseguir empleo “normal” actualmente tienes que tener 2 carreras, 2 másteres, Mba en usa y ser bilingüe, tener 300 contactos y moviditos, sonreír, tener mucho morro, estar en activo trabajando y tener más de 25 años y menos de 40.

    Si no tienes esas condiciones y apenas tienes contactos puedes optar por trabajar en el otro tipo de trabajos que aquí en España somos expertos (puerta fría en compañías de seguros, seguridad, etc..12 y 13 horas por 800 €), , algo es algo, si señor

    Yo me quedo con sonreír, prepararme para tener mi propio negocio y reunirte de las mejores personas que te entienden, apoyan y si tienen ocasión de ayudarán. No ir de víctima, pero ser directo y claro. Moverte todo lo que puedas y tener los ojos y los oídos bien abiertos.

    Me gusta

    1. Hola Luis:
      No estoy del todo de acuerdo con lo que dices. No ahce falta tener ese nivel de formación que comentas. Lo que sí es necesario es que seas capaz de diferenciarte. Hasta ahora hemos entendido que esa diferenciación venía por la vía de más formación. Eso no implica que vayas a tener un desempeño mejor que los demás.
      Diferenciarse implica poder aportar algo distinto y que aporte valor a la empresa. Si vas a aportar lo mismo que el resto, tus opciones se reducen.
      Eso tenlo por seguro.
      Isabel

      Me gusta

  2. Hola Isabel, lo primero gracias por el post y el blog es un gran trabajo.
    Me ha surgido una duda sobre lo que comentas de que no sólo el currículum ha de ser la herramienta para buscar trabajo sino que el perfil de Linkedin también tiene que ser cuidado. ¿Podrías entrar un poco más en ese aspecto y comentar cómo ha de ser un buen perfil de LinkedIn? Gracias y un saludo

    Me gusta

    1. Hola Cristina:
      Gracias por tu comentario!
      La verdad que he hablado del tema del perfil de LinkedIn para buscar empleo en redes sociales en diversos posts pero sí que es cierto que quizá no he escrito uno donde lo resuma todo así que me has dado una idea para escribir un post sobre este tema.
      Gracias por la idea!!
      Isabel

      Me gusta

  3. Hola Isabel.
    Estoy de acuerdo con el punto de vista de tu artículo.
    En mi opinión, las redes sociales son herramientas que tienen un potencial enorme y que en líneas generales no se les saca mucho partido en cuanto a búsqueda de empleo se refiere. Este tipo de actualizaciones de difusión de un perfil creo que no es nada acertado por parte de los candidatos.
    Además, en la mayoría de los casos no se expone ningún valor por parte del candidato, nada que lo diferencie ni nada que potencie su perfil, por lo que creo que es una estrategia equivocada.
    Las redes sociales son un escaparate enorme que nos pueden dar la oportunidad de mostrar al mundo entero lo que sabemos hacer y creo que en esa dirección es en la que deberían trabajar las personas que están buscando empleo. Es fundamental aportar valor y mostrar los conocimientos que se tienen. De esta forma, las oportunidades surgirán en algún momento.
    Enhorabuena por el post y por tu blog Isabel.
    Un abrazo.

    Me gusta

    1. Efectivamente Miguel Ángel, eso es lo que planteo en el post. La manera en la que se busca empleo y lo ineficaz que resulta. Eso da lugar a que se genere en muchas ocasiones un sentimiento de frustración porque no se consiguen los resultados esperados. Al final parece que no terminamos de creernos que las redes pueden ayudarnos y si eso sucede, tampoco queremos cambiar mucho nuestra manera de hacerlo.
      Gracias por pasarte por el blog!
      Isabel

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s