¡Me voy de LinkedIn!

Hace unos meses una persona de mi red de contactos, que llevaba bastante tiempo buscando empleo, me dijo que se estaba pensado muy seriamente dejar LinkedIn.

Llevaba ya bastante tiempo interactuando, siendo muy activo y había conseguido muy poco, por no decir que casi nulos resultados en lo que a la búsqueda de empleo se refería.

Se sentía desmotivado, frustrado y sobre todo engañado. Y no es que alguien le hubiese engañado como tal y le hubiese prometido algo que no se estaba traduciendo en una realidad. Sino que más bien es esa sensación que a veces tenemos cuando nuestra expectativa sobre algo que esperamos obtener no se corresponde con lo que efectivamente estamos consiguiendo.

Hoy en día hay tanta gente hablando de buscar empleo en redes sociales, de lo maravilloso que es y de cómo te va a cambiar la vida que resulta difícil poder abstraerse a todo ese ambiente que se ha generado en torno a la búsqueda de empleo.

Lo cierto es que no es la primera vez que algunos de mis contactos me cuenta esa misma sensación e incluso hay gente que ha decidido abandonar Linkedin como herramienta para la búsqueda de empleo para volver a los métodos más tradicionales.

Normalmente cuando doy talleres o charlas sobre búsqueda de empleo en redes sociales suelo encontrarme con dos tipos de personas:

  • Las que creen ciegamente que las redes sociales van a ser su tabla de salvación en lo que a búsqueda de empleo se refiere y que se lanzan en picado a buscar empleo sin pararse a conocer previamente cómo funciona esa red social.
  • Y los que son muy escépticos en lo que a las posibilidades que las redes sociales pueden ofrecer con lo que siguen muy anclados a los portales de empleo y un tipo de búsqueda más tradicional. Prefieren arriesgar poco pese a que obtienen unos resultados muy pobres.

La dificultad en estos casos es doble ya que, por un lado trato de hacerles bajar un poco de la nube a los que ven a las redes sociales como un nuevo maná para la búsqueda de empleo, y por otro lado, intento hacer ver a los escépticos que hay vida más allá de los portales de empleo.

Linkedin

 

Algunos mitos sobre la búsqueda de empleo en linkedIn

  1. Linkedin sirve sobre todo para buscar empleo: NO es del todo cierto. Linkedin es fundamentalmente una red social. Eso significa que sirve, sobre todo, para buscar contactos, establecer relaciones con otros miembros e interactuar. Una clara consecuencia de ese networking  es que se generan oportunidades laborales y profesionales pero no es el principal objetivo. Si tu único objetivo en Linkedin es SOLO encontrar empleo estarás desaprovechando una gran parte del potencial que esta red pueda ofrecerte. Ten en cuenta que hoy en día se estima que un 80% de las ofertas de empleo que existen no se publican, ¿cómo vas a acceder a ellas entonces si solo te centras en la parte de empleo sin tener en cuenta la creación de una red de contactos?
  2. En LinkedIn se puede buscar trabajo como en un portal de empleo: otro de los grandes errores que suelo encontrar. De hecho esta es uno de los principales causas de frustración entre la gente que está en situación de búsqueda activa. Llevamos muchos años acostumbrados a buscar empleo de una determinada manera, tal y como nos han “enseñado” en los portales de empleo. Es muy habitual que traslademos esa misma manera de buscar trabajo a Linkedin con lo que los resultados son claramente ineficientes. En muchas ocasiones la gente que está buscando empleo desaprovecha el potencial que ofrece alguna de las opciones estrella de esta red social, como es el caso de los debates y la herramienta de publicación de contenido Pulse.
  3. En LinkedIn se pueden tener resultados en poco tiempo: otra de esas ideas que genera un nivel de desánimo importante en la persona que busca trabajo. Este tema es algo que la gente suele preguntarme y entiendo perfectamente su desasosiego ya que cuando uno no tiene trabajo quiere acortar los plazos cuanto más mejor. La búsqueda de empleo en redes sociales es una carrera de fondo. Si quieres esprintar, te sugiero que busques otro medio. Es por ello que suelo aconsejar a que se esté de forma activa en LinkedIn con independencia de si se está buscando trabajo o no. A diferencia de los portales de empleo donde solo hay ofertas de empleo y no hay posibilidad de interactuar ni con las empresas ni con otras personas, el hecho de que tengamos actividad y nuestro perfil sea visible va a generarnos oportunidades laborales, aunque no las busquemos.
  4. En LinkedIn los reclutadores entran a ver tu perfil por el simple hecho de tenerlo:  Una de las claves principales para poder recibir visitas a tu perfil es que tengas actividad, que generes visibilidad y que, por supuesto, puedas diferenciarte. El hecho de que tu perfil esté en LinkedIn no te asegura nada. Este es un error muy común entre la gente: pensar que es suficiente con abrirse un perfil para que los entrevistadores acudan en masa a visitarlo. Cuanto mayor sea tu red de contactos y más interactues, mas oportunidades tendrás de que puedan llegarte propuestas laborales.
  5. La mejor estrategia para buscar trabajo en Linkedin es mandar invitaciones a los reclutadores: tu estrategia de búsqueda de empleo no puede basarse únicamente en incorporar a reclutadores o profesionales de RRHH a tu red para luego aprovechar y mandarles tu currículum. Durante mucho tiempo he escuchado cómo orientadores laborales aconsejaban llevar a cabo este tipo de actuaciones a la gente que está buscando trabajo. La realidad es  que muchos de estos reclutadores rechazan esas invitaciones debido al abuso que se ha producido en ese sentido. Tu estrategia de búsqueda de empleo no puede limitarse a mandar un currículum sin más ya que las posibilidades de que esa persona en concreto tenga un puesto en el que encajes precisamente en el momento que le llega tu perfil son muy pequeñas. Y al cabo de un tiempo tu currículum pasará a formar parte de tantos otros archivos que se van quedando enterrados por otros correos.

Isabel Iglesias

banner post blog Isabel - Florida


76 thoughts on “¡Me voy de LinkedIn!

  1. Hola Isabel,
    Perfecta descripción de LinkedIn en tu artículo y cierto es que hay que ser muy constante y saber diferenciarte. Hoy escribí un texto sobre mi experiencia en búsqueda de empleo en estos 2 meses desempleada por primera vez en mi vida y contaba como me ha ido en LinkedIn. De momento llevo más de 323 visualizaciones que no han repercutido más que en 10 visitas más a mi perfil.
    Sobre tu artículo yo me pregunto muchas cosas. ¿Cómo accedo al 80% de las ofertas que no se publican?¿ Las 323 visualizaciones de mi publicación son importantes o solo vale las visitas a mi perfil?
    Gracias por tu respuesta

    Me gusta

    1. Hola Susana:
      Solo que lo que me preguntas. Todo importa. Las visualiación de tu contenid publicado te ayudan a que otras personas entren en tu perfil. Cuando mayor actividad tengas y contenidos de valor, más posibilidades tienes de que tu perfil destaque con respecto a otros y de que quieran entrar a conocer más.
      Sobre lo de cómo acceder a esas ofertas que no se publican,solo hay una forma: a través de la red de contactos. Y para eso es importante lo que estás haciendo: crear contenido de valor, compartirlo en la red y mostrar tus conocimientos.
      Espero que te sirva!
      Isabel

      Me gusta

      1. Hola Isabel,
        Pues creo que lo estoy haciendo bien, pues este fin de semana publiqué un post sobre mi experiencia en búsqueda de empleo y tengo más de 407 visualizaciones y entradas a mi perfil unas 30 más. Además me escribo con reclutadores y demás personas de RRHH y en general me responden y bastante bien. Pero aún así, solo he hecho una entrevista favorable con una consultoria y me dijeron que daba el perfil que buscan ellos pero no tenían puesto para mi en esos momentos y que me llamarían en todo caso.
        Gracias por su tiempo y su respuesta.
        Saludos

        Me gusta

  2. Cerca de 1 año despues de publicarse esta entrada, me digno a contestar. Mi experiencia es que en un principio puede estar bien para determinados sectores restringidos. Ayuda a lo que se viene en llamar networking. Esa es la razón por la que recientemente he tenido que actualizarlo para lo que quiero hacer. En lo demás, me incomoda profundamente la filosofía que tiene detrás Linkedin. Despues de tiempo sin actualizar mi perfil, por encontrarle poca utilidad para mi formación y experiencia profesional, lo primero que me recuerda la programación de back-end de la página es nada menos que transmitirme una enorme preocupación porque “estoy entre el 50% menos visto de entre los perfiles de mis contactos”. Ese tono ultracompetitivo de homo-economicus no me gusta nada de nada, como no me gustan nada de nada las cosas grandilocuentes que pone mucha gente en sus perfiles (Y cuantas más palabras en inglés, mejor). Será que soy de Historia.

    Me gusta

    1. Hola Pit:
      Cada uno es muy libre de decidir si quiere o no tener un perfil en una red social. Nadie está obligado a ello.
      Ahora bien, no podemos pretender tener un perfil y no comulgar con su filosofía. Es su forma de funcionar y si no nos sentimos a gusto con ello, lo más conveniente sería ser consecuente con nuestros valores.
      Saludos
      Isabel

      Me gusta

  3. Hola Isabel

    Efectivamente, el mundo ha cambiado… Y a los “senior” se les han caído los palos del sombrajo. A unos más que a otros, pero tos nos hemos llevado algún que otro coscorrón.

    El problema no es si el cambio es para mejor o peor, ni mucho menos. Yo pienso que todo cambio es para mejor y a imagen y semejanza de la generación en la que se produce el cambio. Pero, como decía, no es ése el problema. El problema radica en que el cambio está todavía en proceso y las nuevas reglas no se han establecido aún.

    Es decir, vivimos en la provisionalidad permanente o el cambio del cambio.

    Por lo tanto, sin reglas y sin horizonte definido hacia el que caminar es difícil manejarse. Por consiguiente ello es el fruto de lo que nos encontramos por doquier: la indefinición constante y la incertidumbre donde muy poca gente se atreve a decir algo rigurosamente claro. Yo he tenido la fortuna, o desgracia, de ver cómo una empresa (supuestamente seria) pedía un informe en donde constara algo en un determinado sentido…. ¡y también en el contrario! Querían blanco y negro al mismo tiempo, pero nada de gris.

    Sic transit gloria mundi

    Me gusta

    1. Hola José Francisco:
      Gracias por tu comentario.
      Has comentado algo que me parece especialmente relevante: la indefinición, la constante incertidumbre. Y esto es algo a lo que nos tenemos que acostumbra sí o sí. La época donde uno conocía las reglas de juego y sabía lo que pasaba si hacía algo en un sentido u otro, se ha acabado. Por eso considero tan importante poder desarrollar habilidades que nos permitan ser capaces de seguir funcionando de forma efectiva en esa indefinición y además, que podamos crear nuestras propias reglas.
      Sé que lo que digo a muchas personas no les gusta ya que supone tener que trasladar la responsabilidad de fuera a dentro, pero es lo que, desde mi experiencia, puedo ver que hoy funciona.
      Saludos
      Isabel

      Me gusta

  4. Buenas tardes a todos.

    Por parafrasear al personaje de una famosa serie de televisión: Linkedin es lo es. Es decir, es lo mismo que meter en una gran espacios a cientos de personas que no se conocen y tienen que interactuar entre sí. Imaginad la situación ¿cómo actuarias en una situación como esta para atraer el interés hacia tu persona?

    Creo que el símil es válido para Linkedin.

    Personalmente, quiero decir que en mi experiencia con Linkedin he pasado por varias fases. He cometido errores y he tenido algún éxito, pero nada del otro mundo.

    Creo que para sacarle provecho hay que dedicarle tiempo ¿lo tenemos? La mayoría de las veces no y según en qué lugares, incluso estará mal visto que te vean dentro de Linkedin aunque sea una red profesional.

    Así las cosas, mi opinión es que Linkedin sí, pero con reparos… y con cuidado. Lo que escribas en Linkedin, no se borra…. Aunque tú lo borres

    Y volviendo a otro tema tocado en este foro: el trabajo. ¡Gran problema!

    Trabajo ¿lo hay de calidad? En España, ahora no.

    Mi opinión es que quien tenga hijos que empiecen a buscar trabajo, que les aconseje que se vayan de España. Así de claro y de rotundo.

    Por seguir parafraseando, esta vez co el título de una película: España no es país para viejos… ni para jóvenes.

    Me gusta

    1. Gracias José Francisco por tu comentario.
      Por mi experiencia puedo decirte que para obtener resultados en LinkedIn hay que dedicarle tiempo y ser constante.
      Como tú dices, ¿lo tenemos? seguramente no pero sí puedo decirte que las otras opciones no son mucho mejores.
      Si estamos desempleados entiendo que nuestro único trabajo debe ser buscar trabajo, aunque nos pasemos 10 horas al día en ello.
      Sobre lo de la calidad del trabajo, es otro cantar. Hay una cosa que está clara: nada va a volver a ser igual que antes. No sé si mejor o pero pero igual no. Cuanto antes lo asumamos mejor.
      Saludos
      Isabel

      Me gusta

  5. Hola Isabel, llevo trabajando ininterrumpidamente desde los 16 años, siempre fui de los primeros de la clase, me considero inteligente, honesto y trabajador; como la política me atrapó de joven, cambiando universidad por partido y sindicato en la época de Franco, tuve que estudiar a los 30 y sacarme la Ingeniería Técnica. He estado en varias empresas, siempre marché por mi voluntad y enlacé un trabajo con otro pero no soy proclive al cambio; cuatro empresas en 45 años trabajados no creo sea demasiado. Hace dos años dejé mi empresa por un mobbing salvaje, y cuando me he puesto a buscar trabajo, a los sesenta años, por primera vez en mi vida, me ha preocupado el problema del paro.
    Tras entrar en INFOJOBS lo abandoné, ..más de 50 candidaturas presentadas y ni una llamada.. muchas veces las ofertas volvían a aparecer, ..empleos para los que me podía atar una mano en la espalda,.. supongo que la edad y el inglés son el requisito, ..tras meses en Linkedin, contactando y presentando alguna candidatura, tampoco hay resultados,.. finalmente trabajo de freelance para gente que me conoce, a bajo precio, ingeniería a destajo. Ni doy precio, me pagan lo que quieren o pueden,.. eso es el futuro del empleo de calidad y de la ingeniería?
    He visto anuncios de empleo donde piden que sepas programar en algo concreto, no importa si sabes o no analizar y plantear bien los programas,..se te pide solo que conozcas un lenguaje,.. como ingeniero, se te pide inglés, pero ni puñetera idea de ingeniería, … eso se deja entrever entre las líneas del anuncio.. triste.. antes te seleccionaba un ingeniero que hablaba contigo y te entrevistaba,..ahora es un psicólogo, generalmente psicóloga, quien decide tu futuro,.. sabe inglés, seguro, y es joven seguro, pero a mi modo de ver no tiene ni idea (disculpa) de como encontrar al mejor candidato. Bien, yo no voy a cambiar la realidad, me viene grande.
    Por suerte dentro de un año podré jubilarme y veré los toros desde la barrera. Creo que los profesionales deberíamos agruparnos en pequeñas empresas de ingeniería, y hacer valer nuestros conocimientos. Bueno, hasta aquí mi discurso, que se concreta en una reflexión,: No he conseguido trabajo, pero si he cogido manía a los reclutadores, a las empresas de selección y redes dedicadas, y ya las tengo al mismo nivel que a los arquitectos incapaces de pensar en viviendas habitables para personas en silla de ruedas como norma general y al de los banqueros que aún no he conseguido descubrir que carajo aportan a la Humanidad. Bienvenidos al mundo de mis fobias.

    Me gusta

    1. Juan. Mejor expresado y explicado, imposible.

      Al igual que tú y salvando las diferencias, llevo desde los 16 años fuera de casa trabajando en todo y creciendo como profesional. Me saque la carrera, hipotecando los fines de semana de mi pareja. La Santa de mi mujer. Diferentes Master, estudios superiores, formación continua y continuada. He cambiado de empresas, siempre siendo llamado por estas, gracias a las referencias personales y profesionales. Ahora, aguantando lo inaguantable por un “jefe” ignorante, tiráno y……, solo para que mi hijo pueda comer con un sueldo de 1.200 € mes.

      Buscas trabajo y ocurre lo por ti expuesto, tal cual.

      Me siento identificado contigo, a mis 45 años soy, según algunos un viejo sobre-cualificado, e ignorante por tener un nivel de inglés básico (no importa ni mi nivel de portugués, catalán, gallego o francés, un poco oxidado dicho sea de paso)

      En fin. Larga travesía por el desierto me espera, además del miedo de fracasar como ejemplo para mi hijo.

      Me gusta

      1. Gracias Antonio por compartir tu experiencia con todos nosotros.
        Me da mucha rabia cuando me contáis situaciones como estas. Me parece injusto y de una gran miopía por parte de algunas empresas que se siga reclutando en base a 4 datos o aptitudes que están ya muy manoseadas. No sé para qué se pide en muchas ocasiones inglés si luego no se usa.
        En fin, en algún momento empezarán a reaccionar y a darse cuenta que no todo es CV.
        Gracias por pasarte por el blog.
        Isabel

        Me gusta

    2. Gracias Juan por tu comemntario.
      Entiendo perfectamente tu malestar y no te puedo reprochar nada. Somos responsables de que personas como tú penséis así. Lo reconozco. Nos lo hemos ganado a pulso. Por eso soy muy crítica con la función de RRHH. Como no seamos capaces de ganarnos la confianza y la credibilidad de los candidatos lo tenemos muy mal.
      Mucho ánimo con el tiempo que te queda por delante y solo espero que haya alguna empresa que sí esté dispuesta a ver más allá de una fecha de nacimiento u otros estereotipos.
      Gracias por pasarte por el blog.
      Isabel

      Me gusta

  6. Buenos días Isabel y todos los que habéis comentado en el post.

    Quisiera dar mi particular visión del tema, basada únicamente en mi experiencia.

    No sabría decir cuanto tiempo llevo en Linkedin, posiblemente más de 5 años, cuando estando en Xing oí hablar de Linkedin como una red social profesional que le empezaba a hacerle sombra.

    Creo que como mucha gente, pasé por una etapa en la que cometí todos los errores posibles en la plataforma:

    – Desconocimiento del ecosistema de la red: pensaba que era poner mi CV y listo
    – Contactar con gente de forma masiva sin valorar si eran contactos que me podía aportar algo o no
    – No participar en grupos
    – etc

    Poco a poco, a fuerza de ir probando cosas y sobretodo de dar con gente interesante, empecé a ser más cuidadoso en mi presencia en Linkedin y poco a poco he ido consiguiendo contactos de calidad, clientes y bueno amigos.

    Todo pasa por hacer un uso profesional de la red. Y cuando digo profesional no me refiero a que los contenidos que publicamos o compartamos, tengan que ver con nuestro perfil profesional. Cuando digo profesional me refiero a que ha de formar parte de nuestro día a día, de nuestro trabajo diario.

    Igual que cada semana visito a una serie de clientes o intento contactar con otros potenciales, he de usar esta herramienta para mantener el contacto y hacer nuevos contactos de forma sistemática y ha de ser una herramienta de mi trabajo más. Yo personalmente dedico un par de tarde a la semana a contactar con contactos que creo que pueden ser de interés para mi carrera profesional y a leer y compartir en diversos grupos contenidos que pienso pueden aportar cosas.

    Hemos pues de quitarnos de la cabeza la idea de “red social = ocio”, que muchos tienen y valorarla como lo que es, una parte más de nuestro trabajo diario.

    Un saludo desde Gandia.

    Me gusta

    1. Muchísimas gracias José Manuel por compartir tu experiencia en LinkedIn. Yo al principio también pasé por ahí hasta que me dí cuenta de todo el potencial que tenía esta red frente a los portales de empleo.
      Reconozco que no fue fácil ya que me llevaba mucho tiempo pero a mi me ha compensado lo que me ha aportado.
      Esto es un tema de elección personal de cómo maneja cada persona su empleabilidad.
      Isabel

      Me gusta

  7. Hola Isabel, muy buen artículo. La verdad es que llevo leídos unos cuantos tuyos y cada día me encantan más.
    No voy a comentarte nada nuevo al respecto ya que comparto muchas ideas de los lectores. Yo al inicio también pensaba en dejarlo porque no obtenía resultados satisfactorios, pero un día me contactaron por LinkedIn y obtuve mi trabajo después de un año de crisis.
    La experiencia es que depende de muchos factores, pero resumiendo: el mercado de trabajo del sector que estás buscando (tanto de tu competencia como las ofertas existentes), tu experiencia y bagaje que llevas y cómo de bien utilices LinkedIn. LinkedIn sigue utilizándose mal, seguimos recibiendo acertijos matemáticos y frases hechas que no aportan valor añadido, y muchos piensan que así serán más visibles y encontrarán trabajo
    A mi me han contactado más de una vez por tener mi perfil y por conocerme por ciertos contenidos propios y lo considero útil, una de las multiples opciones que tienes para encontrar trabajo (particularmente me siguen contactando por esta vía como por otras)
    Pero hay que dedicarle MUUUUCHO tiempo y que te guste hacerlo, si no, no te va a servir de mucho. Y además, ni es la panacea ni vas a conseguir trabajo por hacer todo esto: puedes conseguir trabajo por portales, por contactos, por redes sociales e incluso en un ascensor. Cuando se está en paro (como es mi caso ahora mismo), hay que aprovechar todas las opciones posibles
    Un saludo

    Me gusta

    1. Muchas gracias Héctor por pasarte por el blog y por animarte a dejar un comentario después de varios posts leídos.
      Estoy de acuerdo contigo con que lleva muuucho trabajo la gestión de tu marca en una red como LinkedIn. Estamos acostumbrados a que la búsqueda de empleo sea reactiva y no tanto proactiva. Para mí esa es una de las principales disficultades con las que se encuentra la gente que está en desempleo: no terminan de entender que la búsqueda de empleo ha cambiado de forma radical.
      Cuando llevas varios años en las redes de una forma continua es mucho más sencillo porque ya has pasado por esa etapa de aportar y no recibir nada a cambio e incluso te puedes permitir el lujo de estar poco y seguir teniendo mucha visibilidad, pero es cierto que eso lleva mucho camino recorrido de forma previa que se traduce en un montón de horas.
      Mi experiencia hoy por hoy es muy buena tras más de 3 años de haberme trabajado las redes sociales de una forma muy intensa.
      Isabel

      Me gusta

  8. Estoy en desacuerdo con varios de los puntos presentados en el articulo.

    1ª No necesitas tener actividad en Linkedin para ser contactado, los reclutadores solo utilizan palabras claves para encontrar a las personas con perfiles que se ajusten a sus busquedas.

    2ª Las personas creen que generar movimiento en en Linkedin es copiar una noticia o comentar en un Blog o Foro, estas actividades no generan ningun aporte que pueda ser valorado por reclutadores para seleccionar posible candidatos.

    3ª Debes perfil muy rico en cuanto a estudios y experiencia para que seas seleccionado para una entrevista.

    4 y ultimo y no por eso menos importante la foto que colocan habla mucho de la persona. Hay personas que usan el Linkedin como si fuera Facebook no se preocupan de su imagen en la foto. En resumen por la falta de presencia ni siquiera entrar a ver a Perfil de uno.

    Estos comentarios estan basados en mi experiencia personal y la de mis compañeros para sacar un resumen de lo que realmente sucede aqui.

    Me gusta

    1. Hola Jorge:
      Gracias por tu comentario.
      Me vas a permitir que matice alguno de tus puntos:
      1- Efectivamente no necesitas actividad para que te contacten porque las búsquedas se hacen por palabras claves. Ahora bien, si tu actividad es buena saldrás en las primeras posiciones de los resultados. Si no, aparecerás en las últimas posiciones. No sé yo si los reclutadores verán las 10 páginas de resultados con 400 perfiles que pueden aparecer con lo que si aparecer en la página 9 igual ni te leen. Además lo de las búsquedas por palabras claves no es más que una opción a la hora de captar candidatos. La otra es mediante la creación de una comunidad de talento donde tienes identificado aquellos perfiles que para mi ti son relevantes. Y eso se consigue con interacción y actividad.
      2- Discrepo completamente contigo. Para mi tiene mucho valor que un candidato aporte su punto de vista o codmentario sobre un tema que conocer. Me está diciendo cuál es su nivel de conocimientos de su área profesional. Estamos hablando de aportar contenidos y opiniones. No únicamente de poner enlaces.
      3- Para nada. Hoy por hoy es más importante las habilidades que la formación o experiencia. Si tienes habilidades sé que un candidato podrá desempeñar determiandas habilidades. Los conocimientos y la experiencia se puede conseguir pero las habilidades llevan mucho tiempo y trabajo.
      4- En eso sí estoy de acuerdo contigo. Hay gente que no sabe que está en LinkedIn y lo usan comno si fuese un Facebook.
      Muchas gracias por tu aportación!
      Isabel

      Me gusta

  9. Hola Isabel.

    Leyendo tu artículo, ciertamente que linkedin quizás no sea la vía más directa para encontrar empleo. Sí lo considero un buen filtro, ya que permite estudiar mejor el mercado y el posicionamiento de las empresas y que por su actividad, el perfil del candidato pueda encajar mejor o peor. Y una vez realizado este análisis, realizar una candidatura más tradicional.

    Por otro lado, no tengo tampoco muy claro lo del networking, ya que una de sus referencias debería ser las recomendaciones a los artículos publicados, y sin embargo, el porcentaje de interacción que encuentro (sin incluir mis aportaciones), es realmente bajo. Dando la sensación de que los grupos quienes los mueven son unos pocos protagonistas, y los demás, bueno, leen pero no interactúan, o simplemente están.

    Cada uno tiene sus propios intereses por los que incrementar su cuenta de contactos. Yo los busco por el intercambio profesional de aportaciones que nos ayudan a mejorar nuestro rendimiento y los resultados de nuestro trabajo, y realmente son pocos los que valoran el emprendimiento como una oportunidad de mentoring, que mejora la innovación y crea oportunidades reales de negocio y crecimiento empresarial.

    Realmente me estoy decepcionando yo también. De hecho, voy a darle un tiempo de prueba a la red, y si no consigo más participación, me temo que abandono.

    Es tremendo el miedo que se tiene en este país por compartir experiencias e inciativas. Existe una competitividad exagerada por mantener el puesto de trabajo a toda costa, y seguimos dando la imagen de “figurantes”. Veo normal que haya muchas personas que se hayan dado de baja de la red al no encontrar empleo, no solo por la saturación de la que hablas, sino porque, a fin de cuentas, la gran mayoría no están en la red para buscar candidatos, sino para expresar lo que no pueden decir o hacer en su trabajo. Y solo los mandos intermedios o directores generales hacen aportaciones desde la experiencia directa.

    Creo que se está desaprovechando la enorme potencialidad de la red, de la que también me choca la sectorización por regiones, ya que hay provincias que aparecen en un mayor porcentaje que otras, supongo que porque es donde hay más cantidad de empresas y de personas trabajando, y por tanto, donde se genera la mayor cantidad de contenidos. Algo que sería un dato curioso a nivel estadístico sobre la empleabilidad de este país.

    Bueno, realmente espero que se empiece a entender la importancia de la marca personal y la reputación corporativa, que queda reflejada en las aportaciones e interacciones. La calidad de las empresas viene reflejada, entre otros elementos, por su capacidad de autocrítica y comunicación con su entorno, siendo partícipe del hacer, sentir y decir de sus empleados y todas las personas con las que interactúa, y una red como linkedin, de networking y contactos, es una gran oportunidad.

    Me gusta

    1. Hola Dakaphor14:
      A mi linkedin me da muy buenos resultados.
      Yo no tengo esa percepción de que los grupos solo les funcionan a unos pocos. Es cierto que en las redes hay mucha gente que lee y no interactúa y pocos que aportan. pero es precisamente eso lo que puede ser un valor diferencial si eres de los que aportas. Ahora bien, como hay tal saturación de contenidos en estos momentos, o somos capaces de crear unos contenidos interesantes o pasaremos desapercibidos.
      Linkedin requiere de mucho esfuerzo y trabajo. Los resultados llegan pero tardan. Y no un par de meses. Pueden tardar como mínimo 1 año. Por eso yo soy de la opinión de que cada uno se trabaje Linkedin tanto si está en situación de búsqueda de empleo como si no lo está. Más que nada porque es camino que uno lleva recorrido para cuando se pueda producir una desvinculación o simplemente para mejorar tu empleabilidad.
      Desafortunadamente es algo a lo que no estamos acostumbrados.
      Todos nos acordamos de Santa Barbara cuando truean pero no antes.
      Gracias por pasarte por el blog.
      Isabel

      Me gusta

  10. En lo personal sí he conseguido empleo mediante Linkedin y también clientes, pero sobretodo buenos amigos que me han ido guiando en mi trayectoria.
    Linkedin, así como las demás redes sociales, son sólo una herramienta, pero no son un fin.
    Hay que trabajar más en nuestra propia imagen y nuestra experiencia.
    Éxitos

    Me gusta

  11. Hola Isabel,

    La verdad estoy un poco harto de todo este rollo este las RRSS, Linkedin, 2.0, emprendurismo y blabla

    Aquí le dedico unas lineas a MR Infojobs, igual debería dedicarle otras al Linkedin como tu.

    3 trabajos el años pasado (3 despidos), a ver que depara 2016.

    Saludos.

    Me gusta

    1. Hola!
      Entiendo perfectamente tu hartazgo.
      A mi no me gustan los portales de empleo. No los uso desde hace ya varios años.
      Tampoco creo que las redes sociales sean la solución mágica. Lo he dicho ya en varios posts pero sí pienso que son una opción mucho más válida que la bússqueda tradicional. Quizá lo que nos falta es empezar a cambiar nuestra mentalidad y darnos cuenta que a lo que estábamos acostumbrados no va a volver a producirse. O somos capaces de adaptarnos a las nuevas circunstancias, o éstas nos pasarén por encima y nos arrollarán.
      Gracias por pasarte por el blog.
      Isabel

      Me gusta

  12. Hola, me ha parecido bastante interesante tu árticulo ya que actualmente estoy buscando trabajo en LinkedIn.

    No llevo mucho tiempo ni estoy muy activo, ya que mi objetivo es dar el salto a otra empresa pero me gustaría dejar una reflexión por aquí desde el respeto (y alomejor ingnorancia, no lo se).

    El no conseguir trabajo a través de LinkedIn no puede ser debido a la situación laboral actual en Espanya? Lo digo por que en lo poco que llevo buscando trabajo en el sector IT en Alemania me han contactado y he mantenido varias conversaciones telefonicas con distintos recruiters. Incluso sin haber estado buscando trabajo me suelen intentar contactar todos los meses con ofertas. Aunque no se luego lo dificil que sera que cuaje alguna, ya lo iré viendo.

    Un saludo y mucho ánimo y energía para los que están en la búsqueda de empleo,

    Rodolfer

    Me gusta

    1. Hola Rodolfer:
      Es una combinación de varias cosas que duda cabe.
      Hay poco trabajo en España. Eso es una realidad. Lo que ocurre es que seguimos empeñados en buscar como hace algún tiempo sin darnos cuenta que la forma de hacerlo ha cambiado de forma radical. Desde mi punto de vista, seguimos teniendo una dependencia excesiva de los portales de empleo que nos han hecho un poco perezosos en lo que al desarrollo de habilidades se refiere para buscar empleo. Y ahora nos está costando bastante darnos cuenta de ello.
      Gracias por contarnos tu experiencia!
      Isabel

      Me gusta

  13. Estoy de acuerdo en que LinkedIn no es un sitio para buscar empleo… Yo he pasado por este trance, desierto, experiencia dura o lo que sea según la situación de cada uno; para mí ha sido muy duro y demasiado largo, porque aunque trabajaba al cabo de un tiempo, me pagaban mucho menos que cobrando el paro, pero decidí estar en activo porque esta es una de las formas de mantenerte en contacto con el mercado y seguir interactuando con tus contactos y con contactos nuevos con el objetivo de mejorar tu situación profesional, entre otras cosas. Usaba linkedin, sí, lo usaba, lo uso, me gusta y me permite establecer una red de contactos para interactuar profesionalmente, pero no para encontrar empleo; lo que no quiere decir que no lo utilizara entonces para buscar empleo, también era una de mis fuentes de información pero no la única, ni la más importante, al menos para mí, tampoco solicité establecer contacto con todos y cada uno de los profesionales de RRHH, head-hunting, selección de personal, etc., que hay en linkedin, tengo alguno, muy pocos, pero siempre les he solicitado contacto tras haber pasado un proceso de selección con ellos y que se hubiera cerrado definitivamente y sólo si había habido buen feeling en la entrevista y porque me parecía una persona interesante al margen de su especialización profesional porque, si todos les agobiamos con nuestros currículos, al final no nos tendrán en cuenta para nada, porque es humanamente imposible. Tenía puesto mi currículo en cada web que me encontraba buscando por internet en la que hacían selecciones, publicaban puestos de trabajo vacantes, etc., incluido linkedin, por supuesto. Estuve dada de alta, pagando, en una web que publica puestos de trabajo en todo el mundo. Dejé mi currículo en todas las webs de empresas privadas que tenían relación con mi profesión y tenían un apartado de bolsa de empleo, mandé miles de currículos por todas las vías a medio mundo, allí donde me pudiera defender con alguno de los idiomas que hablo o medio hablo pero, sobre todo, le dí mil vueltas a mi red de contactos, eso que ahora se llama networking, que parece que han inventado la pólvora con ello, y que no es más que llamar de vez en cuando a tus conocidos profesionales para decirles que estás buscando empleo o que estás buscando un empleo mejor y que, si saben de algún puesto en el que puedas encajar, te avisen, tampoco sin hacerme pesada, de vez en cuando das una vuelta, como tienes muchos, vas contactándolos a todos con cierta distancia en las llamadas y, si te encuentras con alguno, aprovechas la conversación o la llevas sutilmente a donde te interesa, para exponer, de manera profesional, igual que presentarías una nueva propuesta para un proyecto, que estás buscando empleo, sin agobiar ni resultar lastimero. Y para mí esta es la mejor forma porque los contactos, los reales, no los que estableces por redes sociales en frío, son los que te conocen, saben quién eres, cómo trabajas y, cuando te recomiendan, lo hacen con conocimiento de que puedes desarrollar el trabajo y tienen confianza en ti para hablar en tu favor y, además, siempre les pido que sean sinceros cuando me propongan y que no insistan hasta el agobio, simplemente que hablen, que digan que conocen a alguien que puede encajar, esta es, en mi opinión, la mejor manera de pedirles que te recomienden, sin ponerlos en el compromiso de que, si no te consiguen un trabajo irá en detrimento de vuestra buena relación profesional y/o amistosa. Y a mí me funcionó, y tengo más de 50, que he leído un comentario de los primeros que hablaba de esto. Esta vez lo he tenido muy difícil, por lo que ya he comentado y por la edad, acepté un trabajo con sueldo peor que el de un becario y muchas responsabilidades y, al final, gracias a un amigo profesional común, estoy trabajando donde estoy y mis condiciones han mejorado bastante. Y lo más importante, ¡nunca tiré la toalla!

    Me gusta

    1. Hola Isabel, me parece muy interesante tu comentario. Yo he vivido esa situación, y es cierto que quien no la ha vivido no sabe cómo es exactamente y todo lo que lo rodea como comentas. Ojalá en este país se comprenda que a cualquier edad una persona pueda encontrar y realizar un trabajo acorde a su perfil y/o a lo que busca, y no ser rechazado a priori por ello. Si se para este proceso, en realidad nos afecta a todos, porque todos cumplimos años y eso no puede pararse…¿? ¿Qué hara un seleccionador en 10, 15, 20 años?? o un empleado en 10, 15, 20 años, suponiendo que ahora tiene 30 y ningun problema para ser valorado en el mercado laboral? Tendrá que seguir porque casi nadie puede esfumarse o vivir de su trabajo hasta los 30 el resto de su vida……

      Me gusta

      1. Gracias Beatriz por tu comentario. Totalmente de acuerdo. Nosotros también cumplimos años ¡Más nos vale! y en algún momento seremos pasto de eso mismo que hoy aplicamos.
        Saludos
        Isabel

        Me gusta

    2. Muchísimas gracias Isabel por contarnos tu experiencia. Estoy convencida de que resultará muy útil para personas que pueden estar en una situación similar.
      Es cierto que la gente de esa edad puede tener un cierto nivel de desesperanza pero cada vez más conozco casos de gente de esa edad que ha podido volver al mercado de trabajo.
      Para mi lo que ocurre con este colectivo es que muchos de ellos no han sido capaces de anticiparse a esta nueva forma de buscar empleo y después de llevar mucho tiempo trabajando en una empresa, el choque con la realidad ha sido un jarro de agua fría. No es solo el volver a buscar empleo, es el aprender cómo funcionan las redes sociales, aprender a crear una red de contactos, encontrar qué es lo que te diferencia, conocer cuál es tu valor….
      Un cambio muy importante para los que muchos no estamos preparados.
      Saludos
      Isabel

      Me gusta

  14. Hola Isabel.
    Te sigo desde hace un año mas o menos y desde que te leí por primera vez me pareció muy interesantes tus reflexiones.
    Aunque no tenga que ver mi comentario sobre esta ultima entrada, quisiera exponer mi opinión, y sobre todo tu reflexión, a cerca de un tema que no he visto que lo hayas tocado y para mi, personalmente, creo que seria muy instructivo; “Como enfocar la búsqueda de empleo a partir de los 50 años”.
    Soy, como parte de cierta población de este país, que hemos perdido el empleo con cierta edad y en la que para las empresas eres muy mayor ya y para jubilarte estas a un mundo aun.
    En mi búsqueda de empleo en este tiempo he podido comprobar la actitud que las empresas tienen con cualquier persona que llama a su puerta en busca de trabajo a esta edad, y la verdad es desmoralizarte, a pesar de haberme reciclado en varias veces a lo largo de mi vida laboral.
    Para no extenderme demasiado y resumiendo, me gustaría saber tu opinión y comentarios.
    No quisiera acabar sin comentarte las entradas que mas me han “llegado” :
    “Señores de RRHH: necesitan un despido en su curriculum”
    y también “Espectador o protagonista: tu eliges”
    Muchas gracias.
    Un Saludo.

    Me gusta

    1. Hola Antonio:
      Gracias por pasarte por el blog y por tu fidelidad leyéndome durante todo este tiempo. Es algo que agradezco muchísimo!!
      Recojo el guante sobre el tema de la búsqueda de empleo para mayores de 45 años.
      Tienes toda la razón que sois un poco un colectivo desamparado en el sentido de que tenéis ya un bagaje importante pero os está costando volver al mercado laboral cuando os quedáis sin empleo.
      Saludos!
      Isabel

      Me gusta

  15. Ciertamente, con el paso del tiempo se está convirtiendo en un “facebook profesional”: comentamos lo que nos gusta, lo que hacemos, presumimos un poco; pero los usuarios no damos valor a algo que es solo una herramienta. Depende de como la usemos será una cosa u otra

    Me gusta

  16. Hola a todos.
    Veréis, yo creo que LinkedIn tiene un problema, y es que ataca a la privacidad de sus miembros. Y lo hace absorbiendo la red de contactos presentes en las agendas, ya sean las personales o las públicas de cada uno de los dispositivos desde los que se accede a la red. Y todo ello sin que el miembro de la red se entere demasiado. Os voy a poner dos ejemplos.
    1) Con ocasión de una corta estancia en un pueblo de levante establecí contacto con una organización de los servicios de la Administración del lugar, y metí su teléfono de contacto en la agenda de mi móvil. Poco después abandoné la zona y regresé a mi domicilio habitual. Pues bien, a los pocos días recibí una de esas comunicaciones que LinkedIn deja en los correos de los miembros de la red preguntando que si conoce a una serie de otros miembros de la red. Entre los miembros que me presentó aquel correo figuraba uno cuya única relación conmigo era que había pertenecido a la organización del pueblo donde había estado poco antes y cuyo único nexo conmigo era el teléfono que yo había almacenado en mi agenda personal en mi móvil, asociado al nombre de la organización en cuestión. Quién había realizado los lazos entre esa persona y yo? LinkedIn, evidentemente. Con qué permiso? Con el mío no, desde luego, y con el de la otra persona tampoco, pues me puse en contacto con ella y me contestó lo curioso que sentía el contacto establecido que, por otra parte, aunque dio lugar a unos ciertos mensajes de diálogo de ida y vuelta, no sirvió absolutamente para nada.
    2) Con ocasión de la entrada en una de esas páginas de contactos entre personas de distinto sexo, establecí contacto con una de ellas a través de uno de mis correos electrónicos, llegando a la conclusión rápidamente que no interesaba seguir la incipiente relación. Esa persona era un profesional, como yo, y debió dar la casualidad de que también era miembro de LinkedIn. Al cabo de pocos días de aquello, recibí uno de esos mensajes como los que he citado en el punto anterior, solo que esta vez el mensaje ofrecía un montón de candidatos a conocerse con sus fotos. Pues bien, entre esa multitud reconocí a la persona que he mencionado anteriormente en este punto y de la que no nos interesaba seguir una relación. Ahora me vuelvo a hacer la misma pregunta de antes: Cómo se ha producido otra vez esa relación, a través de LinkedIn, entre personas que no tienen nada que ver en el plano personal, y que no tienen porqué conocerse en el profesional, ya que sus actividades y profesiones son diferentes? A través del correo electrónico utilizado entre nosotros al principio de esa corta relación. Y quién ha establecido esa relación de manera fehaciente? LinkedIn. No sé quién se cree que es LinkedIn para hacer lo que hace, pero lo quiero poner de manifiesto para hacer paatente que LinkedIn usurpa datos de la privacidad de sus miembros sin que se éstos se enteren, y los maneja a su antojo. lo que pongo en conocimiento de todos vosotros por si resulta útil.
    Saludos.

    Me gusta

    1. Hola Javier:
      Gracias por tu comentario. Ya te he contestado por LinkedIn y algunas personas también han aportado su experiencia en este tema. LinkedIn no absorbe tus datos de la agenda salvo que tú le des permiso. Revisa tu configuración porque posiblemente haya sido eso. De todos modos te sugiero que de paso te revises la configuración de privacidad de LinkedIn y que ajustes tu perfil con aquello con lo que te sientas cómoda. Esto es algo en lo que no solemos reparar pero en todas las redes podemos configurar nuestra privacidad.
      Saludos
      Isabel

      Me gusta

  17. Muy buen post! En España el 95,8% de las empresas son microempresas y pequeñas empresas donde se concentran 6 de cada 10 ofertas de empleo. No es absurdo pensar que esas empresas no están dispuestas a pagar por usar LinkedIn ni ninguna otra plataforma que cobre a las empresas por publicar ofertas de empleo. Cogeros una empresa de pequeña dimensión que se encuentre cerca de tu casa y pregúntale si estaría dispuesto a pagar 170€ por publicar una oferta de empleo. Siempre les quieren “vender la moto” a los desempleados contándole “cuentos chinos” con que Internet es la panacea para buscar trabajo, y realmente, si habláramos de las empresas españolas con sinceridad, todos saben que la mayor parte de ellas no son expertas en 2.0. Primero hay que educar y luego implementar los sistemas de reclutamiento. Para que Internet sea el sistema más efectivo para buscar trabajo, alguien tiene que hacer el “trabajo sucio” de educar a esos empresarios. Siempre le repito a la gente que no compare ninguna metodología que funcione en EEUU y la aplique en España. Por suerte o por desgracia, la filosofía de empresa, contexto, metodología o implementación de la tecnología nos separan de los avances que se producen en otros países. No voy a pedir que compartan mi opinión, voy a pedir que salgan a la calle y le pregunten a 150 microempresas y pequeñas empresas cómo contratan a sus trabajadores, seguramente, se van a llevar una gran sorpresa. LinkedIn es ese “cuento chino”, yo soy de Administración y Dirección de Empresas, y me encantan los números, por ello, puedo decir que no es el sistema más eficaz para buscar trabajo, ni si quiera lo consideraría eficaz para generar contactos que te generen una oportunidad para algo que te produzca un beneficio. Mucha gente acepta a las personas “por aceptarlas”, y los que se prestan a hablar con otros profesionales puede ser que sea porque pueden generar una relación “win to win” o porque entienden que para progresar hay que abrir la mente. Leo a pocas personas que hablan sobre la marca personal, el empleo, y en definitiva, todo lo relacionado con los RRHH. Aunque sin duda, su opinión es de una persona que entiende los sistemas dentro del mundo empresarial, y por ello, la respeto como profesional. Muy buen trabajo.

    Me gusta

    1. Gracias Orlando por tu comentario.
      Mi experiencia en Linkedin es muy diferente a lo que tú comentas. Yo no necesito salir a anunciar mis servicios porque todo el trabajo me entra gracias a las redes. Es más, me han ofrecido trabajo cuando no lo buscaba gracias a LinkedIn.
      No creo que sea un cuento chino pero tampoco es la panacea para buscar trabajo. Además buscar empleo en LinkedIn no es algo inmediato. Llevo su tiempo y su esfuerzo que muchas personas no pueden o no están dispuestas a hacer.
      Pienso que LinkedIn es una heramienta muy potente si sabes usarla.
      Saludos
      Isabel

      Me gusta

  18. Hola Isabel,

    Muy de acuerdo con tus reflexiones.

    Estoy en LinkedIn casi desde el inicio, por eso mi perfil está en inglés, era la única opción en ese momento. El objetivo de LinkedIn es precisamente el que citas, crear redes que ayuden al desarrollo profesional. Por ello, rechazo todas las peticiones de contacto de los coleccionistas de “amigos”. Mis contactos son exclusivamente gente que conozco y me conocen, aunque no sea en persona. Si alguien me pide contacto sin conocerme ni haber visitado mi perfil, lo rechazo con una excepción. Cuando quien me pide contacto es alguien sin red de contactos y en el paro, buscando trabajo en el mismo campo profesional que yo, lo acepto. Durante unos meses ese contacto le ayudará a crear red. Si tras, pongamos, un año esta persona ha creado su red de contactos y seguimos sin haber interactuado corto la relación. Entiendo que ya no me necesita.

    Coincido que LinkedIn no está pensado para buscar empleo pero, qué pensáis de los portales de empleo que intentar convertirse en red social? Me refiero a Infojobs.

    Infojobs me ofrece contactar con gente que “probablemente” conozco. Sólo en un caso acertó, me propuso contactar conmigo mismo. Creo que mezclar redes sociales con buscadores de empleo es una mala idea pues unas persiguen establecer redes estables entre personas, en horizontal, y los otros buscan poner en contactos ocasionales entre empresas y trabajadores. La mezcla lleva al embrollo.

    Saludos

    sc

    Me gusta

    1. Hola Santiago: me acabas de meter el dedo en el ojo, jejejeje
      Me refiero a lo de Infojobs. No soy nada amiga de ese portal de empleo y hace años que no lo uso. Pienso que ese viraje que quiere hacer Infojobs les va a resultar muy difícil más que nada porque los usuarios están acostumbrados a que sea un portal para buscar ofertas, inscribirse y poco más. Eso de empezar a interactuar con los usuarios pues como que no lo veo. Yo como empresa y reclutadora no me resulta nada atractivo la verdad y no tengo intención de usarlo por mucho social que se ponfan.
      Gracias por pasarte por el blog y por estar siempre ahí.
      Isabel

      Me gusta

  19. Te doy mi humilde enhorabuena por esta entrada. . No podría añadir nada más, simplemente que la búsqueda de empleo es como una escalera y Linkedin es un peldaño más que nos ayuda a crecer con paciencia.

    Has ganado un seguidor más, gracias por tu entrada.

    Me gusta

  20. Totalmente de acuerdo contigo… Es un grandísimo error de base de esta persona que piensa que Linkedin va a ser su tabla de salvación. Linkedin no es una plataforma de empleo, es un sitio para hacer Networking profesional, por mucho que se le puedan dar otros usos.

    Si me permites el matiz personal, creo que vivimos en un momento en el que en el marketing online hay demasiado pirata vende humo con discursos aparentemente convincentes, pero que no hacen más que engañar a la gente. Que intentan convencer que algo es cuando realmente no es o no funciona para eso.

    Y este es un claro caso de alguien al que le ha pasado.

    Un saludo
    Alberto

    Me gusta

    1. Totalmente de acuerdo contigo Alberto con lo de los vende humos. Yo he escrito algún post en ese sentido donde hablo de los vende motos en temas de búsqueda de empleo. Me parece deleznable que haya gente que se aproveche de esa manera de la necesidad de otras perosnas.
      Hay que ir con cuidado y no dejarnos deslumbrarnos con el primero que nos trata de vender lo que no es.
      Gracias por pasarte!
      Isabel

      Me gusta

  21. Es cierto que tras un largo periodo de búsqueda de empleo sin obtener buenos resultados uno se desmotiva. No obstante, considero que debemos ser un poco más optimistas y no rendirnos a la primera de cambio porque las oportunidades laborales pueden surgir de un día para otro. En mi caso, he cometido algunos de los errores que comentas, pues no quería finalizar el grado y no poder adquirir esa experiencia que hoy en día se fija como requisito indispensable para acceder a un puesto de trabajo. Tampoco me conformaba con desempeñar un puesto de trabajo que no me permitiera seguir desarrollando mi carrera profesional en el ámbito de los Recursos Humanos.

    Por otro lado, es cierto que hay muchas empresas que no utilizan las redes sociales y muchos profesionales que no cuentan con un perfil en linkedin, pero nuestra participación activa en este tipo de redes sociales incrementa las posibilidades de obtener un empleo, incluso en organizaciones que no cuentan con dicho perfil.

    Por ello, no debemos desaprovechar las posibilidades que nos brindan las redes sociales, ya que no sólo nos permiten adentrarnos en el mundo laboral aumentando nuestras posibilidades de encontrar un empleo, sino que son una fuente de enriquecimiento que nos permite crecer como profesionales.

    Un saludo y ánimo,

    Inmaculada RM

    Me gusta

    1. Gracias Inma por pasarte por el blog.
      Cada vez hay menos empresas que no tengan perfil en las redes por una sencilla razón: los portales de empleo están agotados y no están resultando nada eficaces. Seguir anclados a ellos me parece que es desaprovechar oportunidades.
      Saludos
      ISabel

      Me gusta

  22. Supongo que cada cual tendrá su experiencia particular con LinkedIn y que no hay un uso bueno a malo sin más. En mi opinión, quizá LinkedIn se esté derivando hacia ese portal de empleo porque es dónde puedes tener acceso a reclutadores y responsables de Recursos Humanos directamente y a la vez ellos pueden acceder a tu perfil, experiencias, publicaciones, etc. es decir, tienen toda tu información mas detallada. El problema viene cuando el mercado laboral no fluye y tú como demandante de empleo ves que ningún portal funciona, que no obtienes respuesta de nadie y que los tan de moda Headhunters y consultoras de selección se han convertido en un obstáculo más en la contratación. Ralentizan procesos, no te informan apenas de descriptivos de puestos y mucho menos te mantienen informado de cómo va el proceso. Es más, se molestan si te pones en contacto con ellos pues les estás presionando.
    Por tanto, los demandantes de empleo están desesperados y acuden a cualquier tabla de salvación con tal de agilizar lo que se pueda el proceso e ir mas directo a la persona responsable.

    Y es que hay que verse en la situación para entender qué se pasa por la cabeza de una persona que ve como después de sus años de experiencia, másteres, carrera, idiomas y un sinfín de requisitos, pasan los meses y no llega su oportunidad y nadie le da al menos una contestación sea positiva o negativa.

    Para tratar estos temas hay que hacerlo desde la humildad y sabiendo lo que se siente en determinadas situaciones. El que no quiera que le contacten, que borre su perfil o lo limite. Es sencillo.

    Me gusta

    1. Gracias Jose por tu comentario.
      Soy consciente de la falta de empleo y de que los profesionales de RRHH no lo hemos hecho, ni seguimos haciéndolo bien en ese sentido.
      Yo también he buscado trabajo y he estado desempleada en una época donde LinkedIn casi no se movía porque fue hace 8 años y lo único que podía darte alguna oportunidad eran los portalesd de empleo. Al final yo conseguí trabajo a través de un contacto.
      No quiero excusar a los reclutadores ni mucho menos pero te puedo asegurar que durante bastante tiempo ha sido tal la avalancha de CV que hemos recibido y de mensajes que ha podido colapsarnos en cierta manera.
      Yo suelo poner el mismo ejemplo: ¿Tú vas a un bar y le dices a una persona que se está tomando algo que le das su CV? seguramente no. Pues eso mismo ocurre en LinkedIn. A la primera de cambio recbo un CV de una persona a la que no conozco de nada y que me dice que está buscando empleo. ¿Es eficaz?
      Para nada.
      Es un tema de darse cuenta que la tecnología puede ayudarnos en la búsqueda de empleo, pero ojo con la manera en la que la usamos.
      Gracias por pasarte.
      Isabel

      Me gusta

  23. Pues yo estoy totalmente de acuerdo con ltus razonamientos, Isabel. De hecho yo me hice en su día, mi perfil en Linkedin para buscar trabajo, pero cuando “dejé” de pensar en hacer una “carrera de fondo” buscando desesperadamente ofertas de trabajo y contactar con perfiles de “reclutadores”, me empezó a aportar muchas satisfacciones a nivel de conocimientos y contactos de calidad,
    Actualmente se ha convertido en el principal medio por el que me contactan ofreciéndome proyectos, mayoritariamente porque me da la visibilidad profesional que necesito.
    Igual que has comentado, a nivel del alumnado, me encuentro dos niveles diferenciados, los “muy escépticos”, que incluso han llegado a decirme si tengo comisión para que se hagan el perfil…y los que creen ciegamente que será su salvación y hay que hacerles ver la realidad. Complicado.
    Adelante, un saludo

    Me gusta

    1. Jajajaja Carme, permíteme que me ría con lo de la comisión porque a mi también me suena esa historia.
      Al final cuando le cuentas a la gente tu experiencia y lo que has podido aprender en este tiempo, me sorprendo cómo hay personas que se resisten con uñas y dientes a aceptar que puede ser así y se piensan que les estás vendiendo algo.
      En fin, es un tema de intereses, supongo.
      Gracias por pasarte por el blog.
      Isabel

      Me gusta

  24. Hola.
    Pues Tomás Ramírez dice que no funciona en España, pero yo tengo un par de experiencia de primera mano.
    Hace un año realicé un proceso de selección para un cliente de Valencia y todo el reclutamiento de candidatos fue a través de Linkedin. Era un perfil de arquitecto técnico / jefe de obra.
    Otra más: hace dos meses realicé una formación para un departamento de RH de una gran empresa ubicada en Castellón porque cada vez estaban utilizando más Linkedin para búsqueda de diferentes perfiles. No sabían usar demasiado bien la herramienta y me contrataron para formarles al respecto.

    Entiendo que haya escépticos, pero también hay realidades como la que os acabo de contar.

    Un saludo.
    Nacho

    Me gusta

  25. Es cierto que LinkedIn no es un portal de vacantes, sin embargo puedes encontrar oportunidades de cómo poder llegar a un empleo, mejor preparado, muchos tips desde el arreglo personal hasta cómo darle seguimiento si fuiste a una entrevista. En grupos puedes aportar y aprender de otros, tu no lo sabes todo. Es una red que te ayuda a relacionarte con los de tu giro empresarial que te ayudarán a tomar mejores decisiones, a apoyarte al logro de una meta o a referenciarte para que puedas contactarte con la persona más indicada. En lo personal los grupos y mi red de contactos me han apoyado mucho y he podido lograr mis objetivos con las recomendaciones de algunos de ellos. Pero como dicen: “todos cuentan la historia, según como les fue en la feria”.

    Me gusta

    1. Que razón tienes Luis Alonso con tu frase de la feria!!!
      Al final la herramienta no es buena o mala en si, sino que todo depene de nuestras expectativas y de lo que queramos conseguir.
      Gracias de nuevo por pasarte!!
      Saludos
      Isabel

      Me gusta

  26. Soy usuario de LinkedIn y la verdad es que todo lo que comentéis tenéis razón, mi experiencia también en nula, tal cual suena, pero por si suena (valga la redundancia) la flauta sigo interactuando en la página, no soy muy activo pero veo que recibo visitas a mi perfil, imagino que será gente curiosa o reclutadores,algunos entran sin mostrar su perfil pero tengo una gran muro en el perfil, se llama “FECHA DE NACIMIENTO” y deduzco a todas todas que ese es mi gran hándicap. Saludos a todos

    Me gusta

    1. Miguel, si crees que tu fecha de nacimiento es un problema, no lo pongas. De todos modos y como reclutadora te diré que para mi no lo es ya que cuando hacemos búsquedas en LinkedIn lo que buscamos son perfiles y no fechas de nacimiento.
      Valora si además pueden haber otros factores que están influyendo como que tu perfil esté bien cumplimentado y que resulte atractivo a nivel de conocimientos y visibilidad.
      Gracias por pasarte por el blog.
      Isabel

      Me gusta

  27. Pues la verdad es que las sensaciones son parecidas… No deja de ser cierto que linkedin es simplemente una red social enfocada al entorno laboral, y que no va a dar ningún resultado sin trabajo y tiempo, pero también lo es que las expectativas nunca se cumplen. Demasiado elevadas, quizás? engañosas? Es posible…

    Me gusta

    1. Desde mi experiencia personal puedo decirte que mis expectativas se han visto más que cubiertas. También es verdad que yo llevo más de 3 años trabajando LinkedIn de forma intensiva.
      Yo he empezado a ver resultados muy aceptables hace unos pocos meses.
      Pienso que es una cuestión de tiempo y de dedicarle mucho tiempo.
      No sé si la mayoría de la gente tiene tanta panciencia o se lo puede permitir.
      Gracias por pasarte por el blog
      Isabel

      Me gusta

  28. A mi Linkedin me aporta conocimientos e información de personas profesionales basados en sus experiencias que como tú, no les importa compartir, conocimientos que no están escritos en los libros.

    Lo recomiendan para la búsqueda activa de empleo (hay que modernizarse), yo lo veo como una opción más, que yo ni sabía que existía. Sé que no voy a encontrar empleo rápidamente, pero ni en Linkedin ni en otros sitios, pues la búsqueda de empleo, como bien has dicho, siempre ha sido y será un deporte de fondo, pero sin perder la esperanza de que algún día llegará la consecución de la meta.

    Me gusta

  29. Hola Isabel
    Irse de Linkedin, o amenazar con hacerlo, me parece absurdo: en primer lugar, porque a nadie le importa si te vas o no; en segundo lugar, porque se pierden oportunidades de empleo o de información aunque sean pocas (en mi sector son muy pocas pero me sirve como fuente de información y para estar al día). Lo mejor es tomárselo como una vía más de buscar empleo o información o contactos o lo que sea y medir el tiempo que pasamos conectados para ver si compensa o si estamos perdiendo el tiempo.
    Un saludo

    Me gusta

    1. Efectivamente Antonio.
      Irse de LinkedIn es como renunciar de forma voluntaria a un buen número de oportunidades, no solo laborales, sino de actualización profesional que sin duda alguna nos van a permitir poder seguir creciendo profesionalmente.
      Saludos
      Isabel

      Me gusta

  30. ¡Qué susto cuando vi el título de esta entrada! Menos mal que solo era una manera de llamar nuestra atención.

    Creo que la gente que pone tantas esperanzas en algo que no es precisamente el enfoque adecuado para esta actividad, hacen que sea como aquel que quiere arar un campo de frutales con un lapicero. Al final se frustran, porque es una tarea ardua e inhumana sin resultados reales.

    Desde mi humilde perspectiva, LinkedIn es una red profesional de contactos, esto es que te permite acceder a gente, que de otra manera nunca sabrías o podrías llegar a ellos; gracias a esta herramienta, puedes conocer de primera mano muchas noticias acerca de tu actividad que de otra manera deberías entresacarlas de las publicaciones generalistas, y te permite tener acceso a informaciones (puntuales y esporádicas) de posibilidades laborales que de otra manera sería imposible. Pero decididamente no es un portal de empleo.

    Por otro lado tampoco somos buenos gestionadores de nuestros perfiles, ni cuidamos debidamente nuestros contactos, noticias, etc. Que harían más ágil la herramienta, en muchos de los casos por falta de tiempo. Entiendo que poco a poco habrá cada vez más profesionales que aporten su granito de arena a esta y a otras herramientas haciendo que operativas, como pueda ser la búsqueda de empleo, sean más rápidas, concisas y eficientes; pero de momento no.

    No se ha inventado la solución perfecta a algo tan interesante e importante como la búsqueda de empleo con resultados, ya que sino no habría tanto índice de paro y no viene a cuento echarle la culpa a las herramientas que estemos utilizando; sería como si el agricultor se cabreara con el azadón porque no ha tenido una cosecha como esperaba o se le haya perdido; son muchos los factores que intervienen y hay que emplearse en cuerpo y alma, sobre todo si nos encontramos en una situación de búsqueda activa de empleo. Hay veces que estás en una estación y el tren correcto nos hace subir… pero en la mayoría de las veces, estamos esperando en estaciones fantasma de vías muertas y no hacemos caso a las señales.

    Creo que hay que trabajar mucho todo nuestro perfil y desarrollo personal, pero lo más importante es poner de nuestra parte y no centrarnos en las nuevas tecnología únicamente. Al final, llegar al sitio adecuado en el momento adecuado, es la mejor manera de conseguir un empleo de calidad.

    Mucha Suerte a todos (sobre todo a los que se encuentren en búsqueda activa de empleo) y felicitarnos porque no eres tú, Isabel, quien quiere dejar LinkedIn.

    Muy buena semana.

    Me gusta

    1. Muchas gracias Fernando por tu comentario.
      Efectivamente, no tengo ninguna intención de irme de Linkedin. El título del post está elegido a conciencia y con el objetivo de provocar una reacción en la gente que lo lea. Es un poco como un “pequeño” zarandeo a mucha gente que quizá deposita demasiadas expectativas cuando es preferible adecuarlas más a nuestra realidad.
      Estoy de acuerdo contigo en que linkedin no deja de ser una herramienta y echarle la culpa a este es poco honesto por nuestra parte. Esa actitud es algo heredado de los portales de empleo donde estabamos acostumbrados a que una buena parte de la búsqueda de empleo nos venía ya hecha.
      Nos está costando acostumbrarnos al cambio de paradigma y de ahí las resistencias que suelo encontrarme.
      Muchas gracias por pasarte por el blog.
      Isabel

      Me gusta

  31. En España Linkedin no funciona. De por sí ya Linkedin es bastante malo. Pero es que en España no funciona para nada. Quiero decir que las empresas españolas no lo usan. Mi perfil recibe visitas de todas partes del mundo menos de España. He sido “top contributor” en varios grupos muchas veces y eso no ha producido una mejora en relación a España. Si no hay empleo no hay ni en el bar de la esquina, ni en Segunda Mano, ni en Infojobs, ni en Linkedin. Simplemente no hay. No se si en EEUU funcionará, pero en Reino Unido por ejemplo, tampoco se usa mucho. En los grupos en los que participo hay muy pocas ofertas de trabajo. Originalmente Linkedin no estaba enfocado al mercado laboral, sino a crear oportunidades de negocio a través de los contactos, y más recientemente es que han potenciado lo del empleo incluyendo formación. Como dices, si tu objetivo es solo conseguir empleo pierdes tu tiempo en Linkedin.

    Me gusta

    1. Hola Tomás:
      Siento discrepar con tu percepción.
      Linedin me parece una herramienta muy útil. El tema está el uso que uno quiera darle y también las expectativas que tengas.
      No sé si te servirá pero a mi todo el trabajo me entra a través de LinkedIn y mi blog. Gracias a LinkedIn tengo mucha visibilidad y puedo llegar a empresas y personas que de otra manera me resultaría muy complicado teniendo en cuenta que somos una cosnultora muy pequeña.
      De hecho, nosotros no hacemos ningún tipo de publicidad de nuestros servicios ya que con mantener una buena presencia en Linkedin es suficiente.
      Es cierto que en España hay poco empleo. Eso no te lo voy a negar, pero también es verdad que el 80% del empleo permanece oculto con lo que restringirte únicamente a las ofertas me parece un poco limitante.
      Esa es mi experiencia.
      Gracias por pasarte por el blog.
      Isabel

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s