Tu talento no encaja en nuestra empresa

Recientemente he leído un artículo donde Howard Gardner, padre de la teoría de las inteligencias múltiples, comentaba que las sociedades desperdician talento.

Su teoría se basa en la idea de que no existe una única inteligencia sino 8:

La lingüística, la lógico-matemática, la visual-espacial, la musical, la corporal, la intrapersonal (conocerse a sí mismo), la interpersonal (conocer a los demás) y la naturalista.

Todo esto me hizo recordar la historia de un amigo que, tras haber trabajado durante casi 20 años en empresas privadas, decidió marcharse para crear su propia empresa. Lo curioso de la historia es que en el tiempo en que trabajó para diferentes empresas, éstas no parecían que fuesen capaces de apreciar sus habilidades. De hecho, en la última empresa para la que trabajó llegó incluso a tener serias diferencias con sus jefes por su visión sobre la empresa. La empresa se encontraba en esos momentos en un punto muerto y la dirección no parecía capaz de asumir decisiones arriesgadas sobre el negocio, pese a que todos los indicadores decían que continuar por ese camino no era buena decisión. Al final, mi amigo dejó la empresa poco antes de que ésta tuviese que afrontar una reestructuración salvaje que la dejó en la mínima expresión.

Lo más llamativo de la historia es que mi amigo se gana la vida asesorando a las empresas a hacer aquello que indicó a su antigua empresa sin mucho éxito.

Talento, ese poco apreciado don en las organizaciones

Es posible que esta historia te resulte familiar porque no es la primera vez, ni será la última, que un empleado deja su empresa para crear la suya con resultados brillantes y haciendo, además, aquello que no fue valorado por empresas en las que trabajó.

Algo que vengo observando desde hace tiempo es que las empresas tienden a pensar de una manera bastante estrecha sobre lo que es el talento. Y de acuerdo con la teoría de las inteligencias múltiples, hoy en día no hay una única manera de entender el talento ya que las personas disponemos de diferentes habilidades y capacidades.

Recuerdo cuando acababa de terminar la carrera de Derecho y me presenté a una oferta de empleo para la contratación de recién titulados de un importante organismo a nivel nacional.

El criterio de selección era básicamente los resultados académicos. Si no alcanzabas una determinada nota, no podías siquiera optar a una entrevista de trabajo. De poco valía si habías tenido algún tipo de experiencia profesional mientras estudiabas ya que eso no se valoraba.

Su medida del talento estaba fijada en tus resultados académicos pero no en lo que sabías hacer o podías aportar a la organización.

Durante mucho tiempo pensé que sería algo puntual, aunque la verdad es que a lo largo de estos años, desde que empecé a trabajar, me han pedido mi expediente académico unas cuantas veces, pese a tener varios años de experiencia profesional y poder acreditar mis resultados.

O encajas o no encajas

Desafortunadamente hemos llegado a un punto donde las empresas buscan talento como quien trata de hacer encajar una pieza en un puzzle.

growing-global-executive-talent

Los candidatos tienen que tener determinados conocimientos, habilidades, experiencias que normalmente suelen estar escritas en un trozo de papel y que, en muchas ocasiones, sirve para que los que nos dedicamos al reclutamiento podamos justificar la decisión de contratar o no a alguien.

Si la persona encaja en la retahíla de requisitos que hemos escrito en un papel, entonces es un buen candidato. Si no, ni nos paramos a mirar si puede tener alguna habilidad o talento diferente a lo que supuestamente necesita la organización. Ese tipo de talento no nos interesa.

Al final el talento se llega a idealizar y es muy complicado poder encontrar a ese súper héroe o heroína que cumpla con todos los requisitos exigidos, a veces incluso sin saber uno muy bien para qué.

En todos los años que llevo trabajando he visto pasar delante de mí candidatos muy válidos que no han sido seleccionados por las empresas por las razones más absurdas, como que no vivía a una determinada distancia del centro de trabajo y que con el tiempo se cansaría de ir y venir al trabajo(estamos hablando de una distancia que no superaba los 20 kilómetros en coche), o que el hecho de no estar casado podría suponer que su grado de compromiso fuese menor que otra persona casada porque no tenía estabilidad ¿sentimental?.

¿Queremos talento o empleados que sean clones?

La realidad hoy en día nos muestra que las empresas necesitan más que nunca colaboradores con una gran variedad de habilidades.

¿Podríamos imaginarnos una empresa con personas muy similares entre sí?

¿Necesitan las empresas clones o es más bien miedo a no saber entender aquellas habilidades desconocidas para quienes dirigen y toman las decisiones?

“No tiene sentido contratar a personas inteligentes para después decirles lo que tienen que hacer” Steve Jobs

Tratar de buscar personas con unas determinadas habilidades podría tener sentido hace unos años cuando el cambio no era lo habitual y la estabilidad era un valor en alza.

Seguir empeñados en tratar de buscar en nuestros colaboradores las habilidades y capacidades de siempre dará lugar a que la empresa siga haciendo lo mismo de los últimos años, con idénticos resultados.

¿Hasta qué punto están las empresas preparadas para incorporar talento a sus filas? ¿están los reclutadores preparados para apreciar y detectar ese talento?

Ahora más que nunca se hace necesario que las empresas revisen su idea de lo que es el talento, de lo contrario tendremos organización descapitalizadas de nuevas habilidades.

La clave hoy no es qué empresa tiene el mejor producto o servicio, sino quién tiene los colaboradores que sean capaces de diseñar ese producto que será diferente a los demás, o quién podrá ofrecer el mejor servicio.

En definitiva: la clave está en las personas y su talento.

Isabel Iglesias

________________________________________________________________________________________

El próximo 14 de Mayo estaré como colaboradora en la organización del I Foro de Empleo y Talento de Elche, impartiendo además el taller “Claves para un networking eficaz”.

1er Foro empleo Elche banner Isabel

Anuncios

23 thoughts on “Tu talento no encaja en nuestra empresa

  1. Muchas veces no somos los reclutadores los que no sabemos apreciar el talento, sino que nos encontramos de brazos atados frente a los requerimientos de los jefes, gerentes o incluso dueños quienes son incapaces de querer reconocer estos talentos.

    Me gusta

    1. En eso te doy la razón Carito. A mi también me ha pasado hasta que llega un momento donde decidí decirle a mi jefe que lo que él buscaba no existía. Nos guste o no, tenemos el papel de hacer de malos: con los candidatos y con los directivos o clientes y decirles que lo que buscan no existe o por lo menos no con esas condiciones.

      Isabel

      Me gusta

  2. creo que básicamente el miedo de las empresas está en no saber gestionar personal con talento e iniciativa, porque los jefes se ven “amenazados” por sus subalternos, no saben trabajar en equipo y mucho menos ser líderes, son simplemente “jefes”

    Para lograr el éxito hay que saber rodearse de un equipo que te sobrepase en talento, el secreto está en saber ser un líder y darle a cada quien el espacio para desarrollarse para lograr el mismo objetivo.

    Me gusta

    1. Hola adrianagmz:
      Estoy contigo con que muchas veces estas situaciones se producen como consecuencia del miedo de los propios directivos o mandos intermedios para gestionar personas.
      Aunque puede parece fácil, no lo es ni mucho menos y mucha gente es promocionado sin tener la más mínima habilidad para gestionar personas. Es nuestra asignatura pendiente.

      Gracias por tu comentario.

      Isabel

      Me gusta

  3. Hola Isabel, Una entrada bastante acertada. Lo primero que resalto es que esta teoría de las inteligencias múltiples se está aplicando actualmente en los colegios para el desarrollo de los planes educativos desde el inicio de la etapa escolar (al menos, en el de mis hijos), aunque creo que todavía falta experiencia para desarrollarlo, al menos está ya planteado.
    Por lo demás, estando totalmente de acuerdo con lo que comentas, siempre nos queda la incertidumbre del paso siguiente: cómo identificar adecuadamente ese talento, cómo valorarlo, cómo saber cuál es el más adecuado para la necesidad concreta de cada empresa… Creo que más que de “miedo”, como dicen en algún comentario previo, habría que hablar de “incertidumbre”, y me remito al nombre de tu blog. Y entre la marea de propuestas y opiniones, además de la que citas de Steve Jobs, citaría algo que escuché en una conferencia sobre la política de reclutamiento de Google: contratar a personas con talento, y luego ya se verá en qué pueden aportar más a la organización. Creo que van en la misma línea.
    Un saludo.

    Me gusta

    1. Hola Ángel:
      Me alegra saber que hay colegios que lo están aplicando. Desafortunadamente yo no conozco ninguno por la zona de Alicante en la que vivo y es un tema que me interesa bastante para la formación de mi hija. Estoy convencida de que si desde pequeñitos somos capaces de poner las herramientas necesarias para que los niños puedan explotar sus verdaderos talentos naturales, tendremos adultos mucho más felices y sintiéndose plenos en su desarrollo profesional.
      Lo que veo hoy en día es mucha gente que está amargada porque tienen un trabajo que les da para vivir pero ni les gusta ni se sienten satisfechos a nivel profesional. Nos hemos acostumbrado a que trabajar implica hacer algo que no nos gusta y que, además, es lo que hay.
      Gracias por tu comentario.
      Tenerte en el blog es un lujo 🙂

      Isabel

      Me gusta

      1. Hola Isabel, he descubierto tu blog estos días ya que estoy en un proceso de búsqueda de nuevos retos profesionales y tus consejos me están ayudando mucho, a actualizarme y a decidir por donde tirar.
        Se que este mensaje llega un poco tarde pero comentarte que en cole de mi hijo de 4 años están aplicando las inteligencias múltiples y me parece muy interesante para que se desarrollen, comentarte que está en San Vicente, el cole público Reyes Católicos, y con una profe que le está dando mucha importancia al tema y así nos lo transmite. Sólo quería informarte para que lo conocieras

        Me gusta

      2. Muchas gracias Antonio por la información.
        La verdad que en Alicante no es fácil encontrar coles que apuestan por las inteligencias múltiples.
        Le echaré un vistazo al cole que me dices aunque la verdad que me queda un poco lejos.
        Ánimo con tu búsqueda!
        Isabel

        Me gusta

  4. Alvaro, para el tema de criterios más objetivos te recomiendo la plataforma http://gowork.es/. Esto ayudaría a las empresas a encajar el talento (la palabra mágica) ya que si por ejemplo una empresa quiere montar una web con pasarela de pago, quizás no necesite a un experto informático, sólo alguien que sea bueno en hacer webs con pasarela de pago.

    ¿Cómo se demuestra esto?, pues en gowork.es

    Me gusta

  5. El talento sin humildad puede ser genial pero se diluye en las distancias cortas que se precisa en la interacción entre personas. Conclusión, sin humildad no hay talento “social”, saludos Isabel, interesante artículo!!!

    Me gusta

    1. Enrique, la humildad es muy importante. De poco sirve tener una habilidad especial si nos mostramos despectivos o altaneros con los demás. Es tan sencillo como que las personas no querrán estar con nosotros y ni mucho menos trabajar.

      Gracias por tu comentario.

      Me gusta

  6. Muy cierto Isabel, las relaciones de los ejecutivos en ciertos momentos influyen mucho en las contrataciones, así como en las contrataciones en el gobierno, las personas entran a posiciones por “la recomendación” y no encajan en los puestos, la consecuencia la pagan los clientes internos y externos. Esta es otra de las caras de la moneda que suceden en las organizaciones. Excelente punto Isabel, siempre haciéndonos meditar. ¡Saludos hasta la madre patria!

    Me gusta

  7. Historia absolutamentre real vivida en mis propias carnes.
    Es que esre hombre “no encaja” , decia el Director de RRHH.
    Muchas veces la realidad es la mediocridad de ciertos jefes que tienen miedo de que se les haga sombra.
    Pero la culpa es de quien los puso en ese puesto ?otro mediocre?

    Me gusta

    1. Otro más totalmente de acuerdo, tuve que salir de Madrid para ascender profesionalmente bajo feedbacks tales como “quítate experiencia del cv”, “eres muy joven y es arriesgado encajarte y no evitar conflictos”, o más recientemente un comentario de un headhunter responsable de una agencia de las conocidas ofreciendo sus servicios comentando “si quisieras te podría mover tu candidatura pero no pongas el puesto que ocupas y cambialo por Finance Manager. Lo gracioso de todo, es que en su momento me descartaron hasta empresas de mi competencia actual del mismo sector por no tener experiencia suficiente (según ellos) en el sector y ser muy joven para la media de edad de directivos.

      Es una pena ver como fuera de España se confía en gente que no viene del mismo sector para puestos estratégicos (caso de la nueva CFO de Google) y aquí con la crisis en lugar de mejorar optimizar decisiones estratégicas como son cubrir ciertas posiciones clave hemos ido atrás literalmente y centrando como criterio y piedra angular el coste (ante el exceso de oferta de candidatos) y por otro lado el networking malentendido (y clave en todas las ofertas ocultas que ni salen a la luz) que nos aleja en muchas ocasiones de criterios más objetivos.

      Me gusta

      1. Álvaro, cualquier cosa que me cuentas de las empresas de selección y headhunter me lo creo.
        No pienso que se trate de empresas ni de personas que realmente buscan el mejor talento. Creo que lo único que quieren es presentarle candidatos al cliente para que cumpla una retahíla de requisitos que, a buen seguro, saben que el 99% no van a cumplir.
        En algún momento la situación cambiará porque las personas que tienen habilidades y capacidad se negarán a ser manejadas por este tipo de empresas que tienen pocos principios morales.

        Gracias por tu comentario.

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s