Por qué quiero tener en mi red de contactos a alguien que me critique

Hace unas semanas tuve un encontronazo bastante fuerte con una persona en un debate de LinkedIn. No se trataba de un troll, personajes que pululan por tus perfiles sociales tratando de desacreditarte sin más, sino de alguien que se había mostrado contrario a mi punto de vista.

Su comentario sobre uno de mis posts era bastante duro.

Desde que abrí el blog asumí que tener más visibilidad me iba a traer cosas buenas y otras menos buenas, si es que ser criticado puede ser considerado como algo negativo.

Reconozco que verme criticada en mi propio blog y cuestionada de forma repetida puede llegar a hacerme tambalear. E incluso a plantearme por qué narices decidí un día abrir un blog donde, además, suelo dar mi opinión sobre temas de empleo y de gestión de personas desde una perspectiva un tanto crítica con mis propios colegas.

Volviendo al asunto de la persona que me dejó un comentario en LinkedIn, el tema no acabó ahí. Tras intercambiarnos varios mensajes privados con un tono algo más relajado, un día me encuentro con una invitación a conectar suya. ¡No salía de mi asombro!

¿Por qué iba a querer tener en mi red  a una persona que me había criticado tan duramente de forma pública?

Tras valorarlo durante algún tiempo lo tuve claro y acepté su invitación. Y no sólo eso, sino que le di las gracias por habérmela enviado.

La explicación es muy sencilla: aquella persona supone un contrapunto necesario en mi red de contactos.

No es una persona  a la que quiera tener en mi red porque le encanta mi blog o por cómo escribo, ni tan siquiera porque puede ser un posible cliente o un potencial proyecto.

La quiero tener porque me recuerda que una red de contactos necesita tener gente discrepante y que te hablen a los ojos sobre temas que a veces otras personas no son capaces de hacerlo porque tienen otro tipo de motivaciones.

¿Se te pasaría por la cabeza mandarle una invitación a conectar a alguien que te haya criticado o te haya llevado la contraria?

Seguramente no. A mí por lo menos jamás se me había pasado por la cabeza hasta que recibí la invitación de esta persona.

red de contactos

En este sentido resulta curioso la manera en la que construimos nuestra red de contactos: normalmente suelen ser personas afines a nuestros intereses profesionales, que conocemos en el mundo 1.0, que nos caen bien porque nos gusta lo que escriben o incluso porque nos dicen lo fantásticos que somos y lo bien que lo hacemos.

Lo cierto es que  la mayor parte de mis contactos vienen de ahí y seguramente los tuyos también.

Ahora bien, ¿cuántas personas tienes en tu red que sean críticos contigo, que supongan una perspectiva diferente y que incluso te hagan sentirte incómod@?

Supongo que ninguna o casi ninguna.

No pasa nada. A mi también me ocurre.

Al fin y al cabo una red de contactos es para que te aporte valor y poco valor puede aportarme alguien que solo me critica y me cuestiona, ¿o no?

Lo cierto es que mi enfrentamiento con esta persona me ha hecho darme cuenta de la necesidad de tener a este tipo de personas en mi red, personas que hacen de contrapunto, que me recuerdan que no todo el mundo puede estar de acuerdo con mis opiniones y que además necesito escucharlas porque es precisamente ese tipo de comentarios los que me hacen crecer como profesional.

En uno de sus mensajes, esta persona se disculpó conmigo por su vehemencia a la hora de dirigirse a mi. Reconozco que es la primera vez que me sucede algo así y lo sencillo habría sido haberle dicho que “disculpas aceptadas” y asunto zanjado. En cambio, le di las gracias y le dije que no quería palmeros, quería gente con criterio.

Por primera vez en mucho tiempo he visto una respuesta enérgica en un debate, una respuesta clara, contundente y quizá llena de rabia por tener que vivir una situación que nadie desearía tener que vivir.

La importancia de mostrarnos auténticos y ser nosotros mismos

Sin embargo, eso fue lo que me gustó: por fin alguien que se mostraba vivo y no anestesiado.

Cada vez con más frecuencia me encuentro que las redes sociales suelen estar llenas de gente que se muestra excesivamente correcta, tanto que su esencia está desleída como un azucarillo en un café. Nos cuesta mucho mostrarnos vehementes o enérgicos con algún tema no vaya a ser que se nos vea como personas incómodas o que nadie quiera aceptar nuestras invitaciones a conectar.

La necesidad de encontrar un trabajo, un nuevo proyecto o nuevos clientes nos hace a veces mostrar una cara que poco tiene que ver con nosotros o con nuestros valores.

Y, precisamente, es esa coherencia con uno mismo, ese atrevimiento a querer decir lo que uno piensa, aunque sea políticamente incorrecto, lo que desde mi punto de vista otorga un valor especial a esas personas que han decidido atreverse a expresar sus opiniones.

No hace mucho una persona me decía que no se atrevía a participar en más debates en LinkedIn por si algún reclutador lo leía y no estaba de acuerdo con su comentario.

Vivimos en un mundo donde pensar de forma diferente no termina de estar bien visto. Buscamos la aceptación de los demás y para eso, en ocasiones, decidimos dejar en casa nuestros valores y mostrarnos como creemos que los demás quieren vernos.

Aceptar que los demás son diferentes es reconocer que nosotros también lo somos

Isabel Iglesias

 

Google+ cabecera

Anuncios

27 thoughts on “Por qué quiero tener en mi red de contactos a alguien que me critique

  1. Hola, en primer lugar decirte que me parece estupendo y que si todos hiciéramos lo mismo que tu podríamos ver otros puntos de vista y/o a veces ver que también posemos estar equivocados o que las cosas son según quien las mire o mas aun como las vive, y en segundo que tienes mucha razón pues yo soy muy de tener cuidado de mis comentarios hasta el punto de a veces ni siquiera comentar por el temor de ver mi diferencia y no creer que no soy capaz de expresar lo que pienso aunque se que no este de acuerdo con algunos temas o que me vean como alguien que no interesa tener en los contactos. Bueno gracias por tus artículos con los que me ayudan a mejorar y con los que no

    Me gusta

  2. ¡Hola Isabel, excelente post! Y no lo digo por alagarte, sino por le temática y su consiguiente reflexión.
    La frase que me parece resumirlo es: “…una red de contactos necesita tener gente discrepante y que te hablen a los ojos sobre temas que a veces otras personas no son capaces de hacerlo porque tienen otro tipo de motivaciones.”

    Me gusta

  3. Gracias Isabel por tu comentario. Creo que las mejores amistades surgen a veces (no siempre) de grandes enfrentamientos. Yo mismo cuento con amistades que, en origen fueron adversas, algunas de ellas muy cercanas. Por ello siempre doy la oportunidad a la gente de recuperar su posición y levantarse, arreglarse la armadura, y volver al combate, por así decirlo.

    Tu comentario quizá refleje una cierta sorpresa ante el ofrecimiento de un extraño, antagonista al mismo tiempo. Quizá con el tiempo experimentes mas sorpresas de estas, y te darás cuenta que un enfrentamiento en un campo de batalla no quiere decir un enfrentamiento en todos los aspectos de la vida. ¿Cuantos de nosotros no nos reunimos alguna vez para “luchar en el tablero de juego”?

    Un saludo y suerte.

    Me gusta

    1. Creo que Isabel, de esto que le dices, ya se ha dado cuenta, y por eso ha escrito el post; aunque aún mantenga la soprresa, sobra decirle que con el tiempo se dará cuenta. No necesita más sorpresas con el tiempo, ya sabe lo que le estás contando, ya lo ha reflesionado, y ya lo ha plasmado y explicado. A mi esta frase “Quizá con el tiempo experimentes mas sorpresas de estas, y te darás cuenta que un enfrentamiento en un campo de batalla no quiere decir un enfrentamiento en todos los aspectos de la vida” me sugiere deseos de quedar como un maestro que da lecciones, ya que es redundante. y no me encaja comentar que se dará cuenta de algo que justo se acaba de dar cuenta ya! (seguro que se dió cuenta antes, pero no lo plasmó con explicaciones y ejemplos hasta ahora). No me gustan las aportaciones que no aportan. Si quieres Luis, lo discutimos! jeje

      Me gusta

    2. Gracias Luis por pasarte por el blog. Lo cierto es que para mi no es habitual empezar mis contactos de esta manera ni siquiera mis amistades, pero la realidad es que me ha servido para darme cuenta que solemos prejuzgar con excesiva facilidad y, por lo tanto, nos podemos perder gente muy interesante solo por eso.
      Espero poder recibir más sorpresas como esta Luis. Eso significará que somos capaces de dejar aun lado nuestros prejuicios para ver lo que de verdad esa persona puede aportarnos.

      Un placer tenerte por el blog 🙂

      Isabel

      Me gusta

  4. Hola Isa! me encanta tu reflexión, yo tambien me he visto en alguna de estas y he aprendido que es la exposición de su verdad, igual de legitima que la mía. Podrian simplemente no leernos, pero como bien dices al participar es porque el tema que sea les ha llegado y nos regalan una perspectiva que seguramente no habiamos poder ver. Durillo de encajar al principio, muy rico al final. Un abrazo gordo!!

    Me gusta

    1. Efectivamente Antonia. Sin embargo ese es uno de los mejores regalos que podemos tener. Por eso quiero tener gente discrepante en mi red y que no sólo me digan lo que les gusta lo que escribo. Se trata de un ejercicio de humildad muy intenso y efectivo.

      Gracias por pasarte!!

      Isabel

      Le gusta a 1 persona

  5. Hola Isabel,
    Gracias por abrir este debate sobre la oportunidad de tener alguien crítico y, en sentido contrario, la mal entendida tendencia a ser adulador sin más.
    Personalmente creo que lo interesante – sin desmerecer al resto – es justo la crítica de las personas que te aprecian o incluso te quieren. Para mí gran parte de la valía de un amigo es la de hacerme ver cuándo estoy equivocado o incluso qué defectos tengo que corregir. Esa crítica en donde quien te la realiza además te aprecia y desea tu bien, es sumamente valiente. Y digo valiente porque nuestro primer impulso suele ser el de negarlo o incluso contraatacar. Hay que tener mucho valor cuando pones en riesgo una amistad únicamente por hacer bien a esa persona amiga.
    Así que no sólo hay que tener críticos espontáneos sino, más aún, animar a aquellas personas que normalmente realizan comentarios positivos a que también te digan en qué mejorar o cuándo te estás equivocando.
    Por cierto, respondiendo a alguno de los comentarios, como reclutador me gusta ver gente que se expone a decir lo que piensa de forma argumentada y correcta mucho más que quien no polemiza por la imagen que pueda dar. Lo primero es ser auténtico y tener opinión propia, lo segundo actuar únicamente en función de las expectativas de los otros.
    Un abrazo y buen post!

    Me gusta

    1. Bienvenido de nuevo Daniel!!!
      No puedo estar más de acuerdo contigo. La pena es que esté tan extendida la idea de querer agradar a toda costa, y eso significa no llevar la contraria.
      Realmente está muy mal visto decir lo que pensamos, o quizá lo que está mal visto es ser diferente, o mostrarse con criterio.
      Soy de la opinión que este tipo de comentarios nos ayudan a crecer como personas. El problema es cuando lo personalizamos y nos lo tomamos como ataques personales, en vez de verlo como una oportunidad para crecer.

      Gracias por tu comentario.

      Isabel

      Me gusta

  6. Buen día Isabel, muy interesante el punto de vista, ya que no todos nos atrevemos a dar una retroalimentación y/o confrontar las ideas de otra persona. Muchos de nosotros no sabemos distinguir la diferencia de lo “personal” y lo “profesional” y es una línea tan delgada que la gran mayoría se toma las cosas “personales” y no es así. Hay que tener mucho criterio para digerir una buena retroalimentación porque criticar cualquier ignorante lo hace. Te felicito por como manejaste la confrontación y nos sigues enriqueciendo con tus aportes. Gracias por compartir Isabel.

    Me gusta

    1. Así es Luis. Quizá ocurre porque no sabemos dar feedback y, antes de hacer daño a alguien, preferimos callarnos. En el fondo le estamos negando a la persona la posibilidad de poder tener un punto de vista que le enriquecerá.

      Gracias por pasarte y saludos a México!!

      Isabel

      Me gusta

  7. Ser auténtico y honesto no siempre es bien visto, desgraciadamente se toma como “agresión” el expresar un punto de vista distinto, creo que en definitiva, deberíamos ejercer la verdadera libertad de expresión y dejar de lado lo “políticamente correcto”, esa corriente que ha anestesiado a la mayoría de las personas hoy día.

    Me gusta

  8. ¿Y qué opinas del dicho “además de serlo, hay que parecerlo”? Lo he oído en varios jefes… A mi me parece un dicho “triste”. ¿se puede decir esa palabra en un comentario de un post? “¿triste? O puede crear mal rollo? Bueno pido perdón por si acaso 😉 !

    Me gusta

  9. Buenos días Isabel. Pienso como tú cuando dices que a veces somos demasiado correctos “por si…” pero hay que darle valor a la honestidad de las personas que nos critican porque nos hacen reflexionar, mejorar y no ser tan conformistas. Estamos un poco anestesiados y animo como tú a plantear diferentes puntos de vista y criterios. En el comercio dicen que cuando un cliente vuelve a reclamar y a quejarse nos facilita la posibilidad de aprender de ello, porque los que no vuelven probablemente los hayamos perdido como clientes.
    A mí me pasó un caso parecido al tuyo, en un debate hubo una persona que estaba muy quemada y opinó duramente sobre el tema de la búsqueda de empleo y los efectos que producía estar tanto tiempo buscando. En este caso no fue él el que me envió la invitación a conectar, fui yo porque lo encontré honesto por su parte.
    Un abrazo.

    Me gusta

  10. Hola Isabel.
    Como ya te habrás dado cuenta, yo soy de esos afines a ti y te he comentado en varias ocasiones lo mucho que me gustan tus contenidos. Pero quiero comentar dos reflexiones que me han surgido leyéndote.
    1) Es completamente cierto el poco valor que le damos a los críticos, y sobre todo, lo poco que participamos en las redes para dar nuestro puntos de vista distinto. De hecho, este comentario es un comentario “agradable”… dudo mucho que si en algo estuviera en desacuerdo contigo te escribiera un comentario…demasiada corrección política. Y esto no es bueno
    2) Creo firmemente que las redes sociales profesionales no pueden “desligarse” de la persona. Y debemos hacer un ejercicio de autoafirmación y salir de la zona de confort social donde todo el mundo está encantado de conocerse y nadie sabe nada sobre nadie. Personalmente, si alguien deja de conectar conmigo porque descubre que voto X, o soy del Atleti u otra cosa, será una persona con la que no me interesa conectar.

    No podemos gustar a todos,
    Saludos, Isabel. Y siento no ser más crítico, es que no me dejas serlo 🙂

    Me gusta

    1. Me encanta tu frase final : “no podemos gustar a todo el mundo”. No sabes lo que me costó interiorizarla y darme cuenta que eso así y que no pasa nada. Vivimos pensando en exceso en lo que dirán o pensarán de nosotros. Y como tú dices, eso no es bueno ni ayuda.
      Nos hace falta más masa crítica.

      Y no te preocupes. Ya me criticarás en otro post 😉

      Isabel

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s