Directivos y redes sociales: ¿la extraña pareja?

Esta misma semana he podido ver una infografía sobre cómo usan los CEO las redes sociales y los resultados son cuanto menos sorprendentes:

De los CEO que integran la lista de Fortune 500, más de el 70% no está en las redes sociales. Y de estos sólo el 26% tiene perfil en LinkedIn, el 8% en Facebook y un ridículo 4% en Twitter.

Los datos son bastante llamativos teniendo en cuenta que la mayor parte de las empresas, por no decir que la totalidad, tienen perfiles corporativos y una clara estrategia enfocada a tener presencia activa en las redes.

Y entonces, ¿cuáles son los motivos que esgrimen los directivos para no abrirse un perfil en las redes?

Los argumentos son tan variados como sorprendentes:

“No tengo tiempo”

“En ellas los problemas se multiplican”

“Compartir información a través de  ellas supone un riesgo”

Y la mejor de todas: Soy demasiado viejo para usarlas”

Fuente: CEO.com y DOMO

Desde esta perspectiva sería lógico pensar que las redes sociales son más enemigas que amigas y que pocas ventajas pueden derivarse para un directivo de abrirse un perfil y tener una presencia activa.

Si bien es cierto que hay directivos que han decidido subirse al carro de las redes, la realidad nos muestra que los que lo hacen suelen terminar por tener perfiles abandonados o sin casi actualizaciones.

Un claro ejemplo de ello es el caso Warren Buffet, el conocido financiero tiene la nada despreciable cantidad de 887.000 seguidores y 5 escasos tuits publicados. Si, si has leido bien: 5 tuits. Resulta llamativo pensar que con una comunidad tan sumamente grande como la que tiene sólo haya publicado 5 tuits. Es un claro ejemplo de cómo un perfil en una red social puede estar abandonado sin aprovechar las ventajas que puede suponer interactuar con esa inmensa comunidad.

Captura de pantalla 2014-10-05 a la(s) 19.18.03

Mención  aparte merece Rupert Murdoch que, pese a sus más de 80 años, ha decidido tener perfil en twitter y publicar contenido con una cierta regularidad.

Captura de pantalla 2014-10-05 a la(s) 19.06.53

Sin embargo, existen claras y contundentes razones para que los directivos se decidan a tener una mayor presencia en la red:

  1. Los directivos que tienen perfil en algunas de las redes principales, como es LinkedIn, Twitter o Facebook e interactúan de forma regular proyectan una imagen de cercanía. ¿Te imaginas hace unos años interactuando con alguno de los CEO  de las empresas más importantes de España? sería impensable. En cambio hoy no sólo es posible sino que algunos lo fomentan. Algunos de los directivos más importantes del país han decidido perderle el miedo a las redes y empezar a compartir contenido. Tal es el caso de José María Alvarez Pallate (@jmalvpal), el COO de Telefónica con más de 22.00 tuits publicados. O Ana María Llopis(@anamariallopis), Presidenta de Dia con más de 13.000 tuits publicados.
  2. Una segunda razón que justifica el hecho de que los directivos decidan estar en las redes es la idea de transparencia que transmiten. Es habitual que a muchos de los directivos de grandes empresas le acompañe un halo de misterio e incluso de oscurantismo sobre las actividades que realizan. El hecho de que sean los propios directivos los que compartan contenido sobre sus intereses personales así como información de la compañía para la que trabajan da la oportunidad de que el resto de usuarios podamos conocer un poco más sus valores. Un magnífico ejemplo de esta transparencia es Richard Branson (@richardbranson) donde no sólo comparte información sobre su compañía y sus diversas actividades sino que incluso cuenta historias sobre por qué decidió fundar algunas de sus empresas.
  3. La comunicación en las empresas ya no es sólo corporativa sino que una gran parte depende de lo que hagan, o más bien digan, en redes sus propios directivos. Se trata de fomentar la comunicación bidireccional frente a la tradicional unidireccionalidad de la comunicación corporativa de las organizaciones donde se utiliza ésta como mero transmisor de contenidos de la empresa sin que exista interacción. De lo que se trata en definitiva es de generar conversaciones en la red, con los usuarios y ser capaces de reaccionar ante lo que se puede decir de la empresa, ya sea positivo o no. El tiempo en el que la comunicación sobre las empresas se mostraba edulcorada y pasada por un tamiz para que pareciese de color de rosa ha pasado a mejor vida. Hoy lo que se valora es la naturalidad y la frescura en la comunicación. Y eso requiere necesariamente interactuar con la comunidad.

Parece más que evidente que las ventajas ganan frente a las posibles desventajas a la hora de tener presencia en la red. Y sin embargo, la resistencia a abrirse y mantener un perfil actualizado todavía es elevada entre los directivos.

Posiblemente el día que los directivos empiecen a darse cuenta que estar en las redes no es una  simple moda y que su presencia en la red puede suponer importantes beneficios no sólo para la organización sino para su propio desarrollo profesional y marca personal, empezarán a prestarle la atención que merece.

La red puede ser muy generosa, siempre y cuando tu lo seas con ella. El directivo que trate de acceder a ella para obtener su propio beneficio se encontrará con una legión de usuarios dispuestos a contarle las verdades del barquero.

Al fin y al cabo las redes sociales y  los directivos están condenados a entenderse.

Isabel Iglesias


5 thoughts on “Directivos y redes sociales: ¿la extraña pareja?

  1. El comentario relativo al no tengo perfil en redes porque soy demasiado viejo para usarlas me ha hecho recordar un caso que vi una vez en la televisión, relativo a una señora muy muy mayor que vivía en una aldea perdida y que iba a unas clases sobre internet y redes y era una fiera del twitter, facebook y demás… Me pareció un caso digno de elogio, parece mentira que una señora humilde de una aldea sea capaz de saltarse barreras que, por lo que se ve, algún CEO no puede saltar.

    Me gusta

    1. Hola Eva:
      Pues si, parece sorprendente pero es así. Creo que los directivos no están las redes porque no terminan de verle la utilidad o más bien lo que ven es la inutilidad de ello.
      Muchos CEOs viven instalados en sus atalayas completamente desconectados de la realidad de sus organizaciones. Luego se sorprenden de que pase lo que pasa.

      Gracias Eva!! 🙂

      Me gusta

  2. Gracias por tu post. Muy interesante!
    Considero que en si es el nuevo cambio de concepción que debe producirse. Un mundo que ha cambiado más rápido de lo que quizás muchos han sabido adaptarse. Pero como bien dices Directivos, y no directivos, Recursos Humanos en si y RRSs forman un binomio totalmente indisoluble!

    Saludos y gracias por compartir.

    Me gusta

    1. Hola Montse y bienvenida a mi blog!!
      Efectivamente los cambios vienen tan rápidos que no todos están/estamos preparados para adaptarnos a la misma velocidad. Y eso mismo ocurre con las redes sociales y los directivos. Creo que es cuestión de tiempo.

      Saludos!!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s