Lo que he aprendido tras 100 posts

Este es el post número 100 que escribo. Ha pasado ya un año y medio desde que decidí abrir el blog y sigo reafirmándome que es la mejor decisión que he tomado a nivel profesional. Cuando me plantee abrir el blog no podía ni imaginarme lo que me iba a deparar volcar mis ideas, pensamientos y reflexiones semanalmente así como todo lo que he aprendido a lo largo de este tiempo. Es por eso que he querido aprovechar el post número 100 para poner por escrito lo que he aprendido tras escribir un post  de forma semanal:

  1. Hasta que abrí el blog no era consciente de la cantidad de conocimientos que había acumulado. Uno de mis principales temores al empezar a escribir era que llegase un día donde no tuviese ideas para escribir un post. Si que es verdad que han habido semanas donde me ha costado más que otros escribir, pero creo que eso es algo que nos pasa a todos los bloggers en determinados momentos. La inspiración juega un papel importante a la hora de escribir, con lo que es fundamental ir siempre preparado para cuando llegue una idea y poder tener algún sitio donde apuntarlo. Al final te das cuenta que por muchos conocimientos que tengas si no los compartes con otras personas es como tener una olla a presión que está apunto de salir. Y curiosamente cuanto más conocimientos comparto, más adquiero. Es como una especie de extraña y mutua reciprocidad.
  2. Tampoco tenía idea de lo que era la marca personal, el rastro o la reputación digital. Hace unos meses un amigo me preguntó por cuál había sido mi estrategia respecto a la gestión de mi marca personal. “¿Estrategia?”, le contesté yo. “Mi estrategia ha sido lanzarme sin mirar si había agua en la piscina“.Creo que si volviese a abrir un blog volvería a hacerlo de la misma manera. Lo único es que ya no soy la misma y mi conocimiento sobre las redes y la marca personal es mucho más amplio ahora que hace un año y medio. Soy plenamente consciente que, por algún motivo que desconozco, he hecho una buena gestión de mi marca personal pese a que desconocía en que consistía. Al final creo que el sentido común y ser fiel a uno mismo ha sido la base sobre la que ir desarrollando una marca personal sólida. Por supuesto que un poco de planificación y de estrategia siempre resulta útil.
  3. ¿Gustará o no lo que escribo? creo que esta es una de las preguntas que todos los que empezamos un blog nos hacemos en un primer momento. Recuerdo haber mandado mi primer post a varias personas buscando su opinión y esperando que me diesen su aprobación. Incluso durante varios meses seguía mandando los posts a mi hermana para que me  diese su opinion. Nadie mejor que alguien ajeno al mundillo de los RRHH y con una visión crítica para que analizase mis posts. Tomar la decisión de escribir un blog tiene mucho que ver con exponerse, no sólo a las críticas positivas sino saber encajar los comentarios poco agradables e incluso algún troll que otro. En el fondo, escribir un post es un maravilloso ejercicio de resiliencia y autoconocimiento.100 posts
  4. He encontrado un mundo de gente con los que hablar de las mismas cosas. O lo que Ken Robinson llama “encontrar tu tribu”. Curiosamente la mayor parte de mis amigos son bloggers con lo que tenemos muchas cosas en común. A veces resulta difícil explicarle a la familia porque vas como una loca buscando un ordenador para poder sentarte a escribir una idea que tienes. O por qué prefieres escribir a ver la tele. O incluso por qué trasnochas y te acuestas tarde para poder acabar un post.La satisfacción que queda tras haber escrito algo que sientes que es parte de tí, es un sentimiento que me encanta sentir y revivir todas las semanas.
  5. Por mucho que retuiten o compartan tus posts, lo realmente valioso es recibir mensajes de personas que dicen que algo que has escrito les ha llegado, inspirado o incluso les ha animado en un momento dado. Porque un blog necesita vida y movimiento. Y esa vida se la dan las personas que te dejan comentarios y que te ayudan a crear una comunidad alrededor del mismo. A día de hoy me sigo sorprendiendo porque hayan personas que me pidan ayuda con sus blogs. Y esa es una de las mayores satisfacciones que uno puede sentir como blogger. Los que nos movemos por la blogosfera somos especialmente sensibles con el tema de los comentarios porque somos conscientes del valor que eso supone. Son pequeños regalos que la gente te deja. Por eso siempre contesto todos los comentarios.

Y tras mis 100 primeras entradas sólo puedo decir que ya estoy preparada para las próximas 100. ¿Me acompañas?

Isabel Iglesias  

Anuncios

15 thoughts on “Lo que he aprendido tras 100 posts

  1. Hola Isabel! soy una nueva seguidora. Ha sido leerte y engancharme. Tus post enseñan y también transmiten energia positiva. Espero poder seguirte y seguir aprendiendo mucho tiempo más. Gracias!

    Me gusta

  2. Gracias Isabel!! Hace poco he empezado mi blog con mucha ilusion y con el unico objetivo de compartir. Asi es que este post me ha encantado, me inspira y me identifica!!! Un abrazo

    Me gusta

  3. ¡Hola Isabel!

    Me siento muy identificada contigo en cada palabra que expresas en este post. Yo he descubierto este mundo hasta 5 meses y estoy de lo más contenta. Me ayuda a mantenerme activa a la par que busco trabajo y he aprendido cosas que antes quizás no las sabía o no le ponía la importancia que tiene. Espero que sean muchísimos posts, los que compartas con nosotros.
    Felicidades y a seguir así!

    Saludos,

    Lidia Vega

    Me gusta

    1. Gracias Lidia por tus palabras. Yo creo que abrirse un blog es una de las mejores decisiones a nivel profesional. No sólo por la visibilidad de tu marca personal sino también, como tu muy bien dices, por lo que aprendes. Es como si gestionases un pequeño negocio donde eres tu la que tomas las decisiones de cuándo publicar, qué contenido, a qué hora…. Al final no deja de ser una pequeña creación.
      Felicidades por tu blog y ánimo!!!

      Me gusta

  4. ¡Felicidades Isabel! No es fácil tirarse a una piscina sin agua (je je) o tener la valentía de escribir todas las semanas aportando valor a los demás sin perder la esencia de uno mismo. Un abrazo

    Me gusta

  5. Isabel ¡Felicidades! Me siento muy identificada con lo que comentas y subscribo cada punto. Sólo puedo darte las gracias, por inspirarme, por compartir e invitarme a reflexionar cada semana. Gracias por seguir siempre adelante y nadar contracorriente porque a veces también toca. Soy de las que esperan impacientes semana a semana tu nuevo post.

    ¡¡¡Enhorabuena Isabel!!!

    Un beso enorme
    María Jesús Márquez

    Me gusta

    1. Las gracias te las doy yo a tí María Jesús porque tu comentario y apoyo, así como el de otras personas, me ayudan a seguir escribiendo y es justamente de ahí de donde saco la inspiración.
      Gracias mil Mª Jesús!!!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s