¿Qué busca en realidad un reclutador en un candidato?

Esta es la típica pregunta que me hacen con bastante frecuencia y que, en general, la gente espera que le des una fórmula mágica.

Reconozco que no es sencilla de contestar ni tampoco creo que mis respuestas sean mejores que las de otras personas, pero espero que sí puedan servir para orientar y ofrecer algo de luz dentro de la cantidad de información que hay hoy disponible. Y sobre todo que puedan servir para que se conozca lo que los reclutadores en realidad buscamos en los candidatos.

Lo cierto es que, hoy en día, los procesos de selección están tan sumamente masificados que se tiende a pensar que poder optar a una entrevista, y ya no digamos a un puesto de trabajo, es casi “misión imposible”.

Y efectivamente lo es si seguimos pensando en los procesos de selección como hace unos años, olvidándonos de las redes sociales y de todos los cambios que se están produciendo en las empresas en los últimos años.

Así que ahí van mis reflexiones sobre lo que en realidad busca un reclutador:

  1. Diferenciación: Esto es algo en lo que suelo insistir en las charlas y talleres que imparto. ¿Eres uno más o algo más?. En estos últimos años hemos pasado de acudir a los portales de empleo buscando ofertas de trabajo a encontrarnos con que éstos están masificados y resultan poco útiles. Cuando te inscribes a una oferta y ves que hay 500 0 1.000 candidatos, resulta realmente desalentador. Y seguramente las posibilidades de destacar entre tantos candidatos es muy complicado. Si sigues pensando que inscribirte sólo a  ofertas en portales de empleo te va a ofrecer posibilidades reales, lamento decirte que cada vez será más complicado. Es por ello que te recomiendo que empieces a valorar qué tienes tu de diferente respecto al resto de candidatos. ¿Cuál es tu propuesta de valor? ¿Qué gana contigo la empresa que no lo haga con otros candidatos? Los reclutadores buscan perfiles que les resulten llamativos ya que desafortunadamente hay muchos perfiles en el mercado, y además son todos muy parecidos entre sí. candidato
  2. Actitud: por mi propia experiencia profesional puedo deciros que es más difícil encontrar la actitud que la aptitud en los candidatos. De hecho, un candidato con una actitud adecuada tiene más posibilidades que otro que sí tenga las aptitudes del puesto. Y ello por algo muy sencillo: los conocimientos se pueden aprender pero la actitud es muy difícil de cambiar, sobre todo si uno no quiere. Es por eso que la actitud es uno de los puntos que más puede valorarse en un candidato ya que es como si tuviesemos un 50% de los requisitos del puesto cubierto. La actitud es algo que puede entreverse en una carta de presentación, por ejemplo. En algunos casos recibo cartas donde el candidato busca esa ansiada entrevista contándole su situación desesperada al reclutador, con la esperanza de que éste le pueda dar esa oportunidad por lástima. Esta es una opción poco aconsejable ya que suele producir el efecto contrario en el reclutador.
  3. Capacidad de aprendizaje y actualización constante: todavía me llegan currículum con amplios períodos en blanco donde la persona no ha realizado ninguna actividad. Cuando les preguntas por ese tiempo en blanco, la mayoría suele contestar que  han estado buscando trabajo y no han aprovechado para reciclarse o formarse. Sin embargo, si ese período es largo(por encima de un año), es más que probable que la persona se haya desactualizado. Teniendo en cuenta las posibilidades que existen hoy en la red para mantener se actualizado, resulta incomprensible que los candidatos no estén haciendo uso de opciones como los MOOC, los foros, blogs profesionales…..Y todo eso sin pagar nada o a un precio irrisorio.
  4. Hacer visible tu marca personal: vale, ya sabes que eres “el mejor” o el “más preparado”. Ahora sólo necesitas decírselo al mundo. Una de las cosas que más valoramos los reclutadores es la marca personal y la coherencia. Entre tantos candidatos potencialmenate buenos o excelentes, los reclutadores valoraramos aquellos que demuestran tener marcas personales sólidas y bien gestionadas; es decir, que se han preocupado en cuidarlas y hacerlas visibles a través de las redes o en blogs, foros, comunidades….Recuerda que “lo que no se comunica no se conoce”. Es muy difícil que por muy bueno y preparado que estés, vayan a buscarte a tu casa a ofrecerte el trabajo de tu vida si antes no has despertado el interés de los reclutadores. Y para ello una gestión adecuada de marca personal es clave.
  5. Coherencia: si hay algo que produce una imagen negativa en un candidato es la falta de coherencia. Los candidatos olvidan con frecuencia que hay mucha información en las redes sociales, y suele ser el primer sitio al que acuden los reclutadores en busca de más datos sobre éstos. Si no has sido cuidadoso con toda la información que subes, puedes encontrarte con que en un momento dado un reclutador maneje datos que te resulten poco favorable. O lo que es peor, que ponga en evidencia tu trayectoria profesional por tener información contradictoria en diferentes sitios de la red. Al final el reclutador se queda con la duda de qué información es la correcta y cuál no. Y es justamente ese hecho lo que puede hacer que un reclutador no tenga en cuenta una candidatura.

Y por último, recuerda que el mejor candidato es una adecuada combinación de pasión, conocimientos y motivación  “.

 

Isabel Iglesias

slide_libro

 

Anuncios

24 thoughts on “¿Qué busca en realidad un reclutador en un candidato?

  1. Buenos dias Isabela ,
    Encontré tu blog de casualidad y la verdad que es genial. Te felicito y agradezco por la información que compartes en cada post.

    Te quería comentar que hace unas semanas tuve una entrevista de un puesto que deseaba mucho , capaz que demasiado. Luego de tener la entrevista con el gerente , esta persona me dijo que yo tenía demasiadas expectativas sobre el puesto. Lamentablemente no fue seleccionado para la posición. Me quede con la sensación de que al estar muy motivado por la nueva empresa , esta motivación asustó al gerente.

    Quería consultarte qué consejo podrías darme sobre esta situación para próximas entrevistas.
    Desde ya agradezco tu tiempo ,

    Saludos.
    Federico

    Me gusta

    1. Hola Federico:
      Gracias por pasarte por el blog.
      No tengo muy claro si ese exceso de motivación que comentas ha podido influir tanto. Me inclino más a pensar que es posible que el puesto no era como lo habían pintado y que si eras la persona elegida, ibas a darte cuenta rápidamente.
      La verdad que no tengo una soluciín mágica para esto porque aquí hay opiniones e todo tipo. Si te muestras poco motivado, puede influir negativamente y si eres demasiado optimista con el puesto, también.
      ¿Dónde está el punto de equilibrio? la verdad, no lo se.
      Supuestamente una persona con un nivel de motivaión elevado debería ser algo positivi, pero la realidad es que como tú dices, alguno puede asustarse.
      También piensa que en ocasiones esa motivación puede ser interpretada como “demasiadas ganas por conseguir el puesto” o incluso “desesperación” con lo que una actitud aparentemente positivo puede traducirse en algo no muy aconsejable.
      Mi recomendación, ser algo más moderado, aunque te guste mucho el puesto. Cuanto menos interés pones en un puesto, más presión te quitas de encima de cara a las entrevistas con lo que hay más opciones de que te muestres como algo más neutral. Es triste esto que te digo porque la verdad que me gustan los candidatos que se muestran así pero reconozco que muchos entrevistadores pueden percibirlo de otra manera.
      Isabel

      Me gusta

  2. ¡Hola Isabel!

    Me ha encantado el post. Tienes mucha razón. La formación continua siempre es muy importante.
    Acabé mi carrera en Diciembre del año pasado, durante estos meses, he tenido algunos trabajos puntuales de promoción y lo que si he hecho, además de una búsqueda activa de empleo es formarme.
    Durante todos estos meses no he dejado de formarme, por ejemplo a través de Miríada X. De hecho, este jueves comienzo un curso de Técnico en formación de RRHH, muy ligado a mis estudios con Divulgación Dinámica.
    Y también este año, decidí diferenciarme, creando mi propio blog. Que me ayuda a sentirme activa y a aprovechar mi tiempo.

    Saludos,

    Lidia Vega.

    Me gusta

    1. Gracias Lidia por compartir con todos tu experiencia y por, de alguna manera, refrendar lo que exponía en el post.
      Te animo a que sigas por esa línea ya que esa la mejor para poder seguir creciendo profesionalmente.
      Gracias por pasarte.

      Me gusta

  3. Hola,

    Quería simplemente que alguien me definiera “actitud”. ¿De qué se trata? ¿Qué actitud se considera adecuada? Según mi experiencia como empleado, suele ocurrir que se busca a empleados tipo “corderito”: el jefe manda, y tú obedeces. Punto. Si tienes y expresas dudas, preguntas, inquietudes, opiniones, críticas (constructivas por supuesto), inmediatamente eres tachado de conflictivo, negativo, mala influencia (¿?), etc. Por mucho que digan, un empleado asertivo no gusta…

    Problema: mi trabajo requiere ser asertivo, sí o sí. Y eso ya forma parte integrante de mi personalidad. ¿Qué debo hacer en la entrevista? ¿Me hago pasar por un corderito (de paso, aceptando sin más las condiciones que me impongan), y una vez dentro de la empresa saco mi verdadera personalidad? ¿Soy yo mismo en la entrevista, y asusto al reclutador? Dilema…

    Me gusta

    1. Hola J:
      Has hecho una interesante pregunta. ¿Qué es la actitud? creo que es algo que depede la cultura de la empresa. Así, habrá empresas que valoran una actitud tipo “corderito” como tu comentas. Mientras que otras buscarán otro tipo de comportamientos en los candidatos.
      En el post cuando hablo de actitud quiero referirme a ser proactivo, positivo, estar motivado….
      Yo no soy partidaria de esconder mi forma de ser, por mucha entrevista a la que vayas. En realidad no sabes lo que el reclutador está bsucando con lo que te puedes encontrar que es justamente ese cualidad que, tu crees que no va a estar bien vista, lo que un reclutador tiene en cuenta.Ya que es tan complicado poder concoer previamente lo que los reclutadores buscan en las entrevistas, es preferible ser uno mismo, tanto para bien como para mal.
      Gracias por pasarte.

      Me gusta

    1. Gracias helloyoungsterblog por lo de experta :-).
      Creo que las cosas que reflejo en el post son de sentido común y fruto de la experiencia de unos cuantos años entrevistando muchos candidatos.
      Gracias por pasarte.

      Me gusta

  4. Buen artículo Isabel, te felicito, imagino lo que más nos cuesta es darnos cuenta en que reside nuestra diferencia competitiva, suele pasarnos desapercibida.

    Me gusta

    1. Hola José Miguel y encantada de verte por el blog.
      Creo que lo más nos cuesta en general a todos es conocer qué tenemos de diferente, cuál es nuestro valor frente a otros candidatos. Estamos muy acostumbrados a ser una copia de otros y no parece que esté muy bien visto diferenciarse. Y es precisamente eso lo que nos puede dar más oportunidades.
      Gracias por tu comentario.

      Me gusta

  5. Gracias Isabel. Actitud, motivación, conocimientos son tres ejes esenciales para una entrevista. El martes las pondré en práctica. Un saludo

    Me gusta

  6. Hola Isabel,
    Me ha gustado mucho el post, creo que todas tus reflexiones han estado bastante acertadas.
    Sin duda me quedo con el valor esencial que tiene nuestra actitud en todas las facetas de nuestra vida, ya sea: ir a una entrevista, ir a la compra, salir a correr, etc. etc. tenemos que modular nuestro comportamiento, por su puesto, sin dejar de ser quiénes somos. Eso es lo que nos hace diferentes, hay que buscar ese puntito, no crees?

    Un abrazo.
    Elisa López.

    Me gusta

    1. Hola Elisa:
      Gracias por tus palabras.
      Creo que la actitud es la diferencia que marca la diferencia. Lo que nos hace distintos, únicos, personales….
      Y como tú dice, es necesario para cualquier cosa, no sólo para buscar trabajo.
      Más que buscar ese puntito yo creo que hay que tenerlo consciente todos los días y trabajarlo para ser diferentes del resto.
      Como suelo decir en alguno de mis posts: ¿quieres ser uno más o algo más?
      Gracias por pasarte

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s