El reclutamiento y las redes sociales: el maridaje perfecto

Mi primer trabajo lo conseguí, tras haber finalizado la carrera, a través de un anuncio en un periódico nacional en el año 97.

Mucho ha llovido desde entonces, no solo en las empresas sino también en la forma de reclutar y buscar empleo.

 Quizás los nativos digitales no conciban la búsqueda de empleo mediante otras herramientas que no sean las redes sociales, pero los que somos “okupas digitales” como me gusta referirme a los llamados inmigrantes digitales, hemos conocido otras formas mucho más arcaicas y primitivas hoy en día.

Queda para el recuerdo, las tardes de los domingos revisando las páginas salmón de los periódicos a la caza y captura de ofertas de empleo.

En aquellos momentos no podíamos ni imaginarnos la revolución que se avecinaba con las redes sociales.

La irrupción de los portales de empleo fue una gran revolución. Era impensable que pudiésemos tener a golpe de ratón un montón de ofertas de empleo sin necesidad de tener que comprarte medio kiosco y pasarte varios días mandando CV y cartas de presentación.

Sin embargo, la verdadera revolución estaba todavía por llegar e incluso pienso que para el área de RRHH no termina de llegar. Y son las redes sociales como una herramienta vital en el trabajo de los profesionales de RRHH..

Reconozco que como okupa digital, he llegado tarde y he entrado como un elefante en una cacharrería: dando una patada a la puerta y colándome de lleno.

Mi llegada ha sido un tanto precipitada y casi más fruto de la necesidad de tener que salir de mi zona de confort que otra cosa.

Hasta que me decidí, me solía decir a mi misma:

Eso de las redes sociales no es para tanto”cerezas

Las redes sociales son para otros perfiles profesionales más tecnológicos”

Nosotros los de RRHH trabajamos con personas y necesitamos interactuar de forma más cercana, ¿cómo va a ayudarnos las redes sociales en nuestros objetivos?”

Las redes sociales están bien para un ratito y entretenernos pero no nos va a dar de comer”

Los portales de empleo on line son lo mejor de lo mejor para reclutar y buscar empleo”.

¿Te suenan algunos de estos comentarios?

Quizás en algún momento tu mismo lo has llegado a pensar. Yo lo hice durante mucho tiempo hasta que descubrí lo que estas podían aportar.

Vayamos por partes:

Las redes sociales son una de las mejores herramientas, por no decir que es la mejor, para hacer reclutamiento y búsqueda de talento. Y ello por varias razones:

  • A los profesionales de RRHH nos permite poder seguir el rastro digital de los candidatos. Hasta ahora íbamos a la entrevista con la información que nos facilitaba un CV y poco mas. En definitiva íbamos con muy poca información sobre lo que un candidatos realmente hacían y no tanto lo que decían que hacían que es lo que refleja un CV. No nos olvidemos que lo de maquillar, hinchar y adornar los CV está a la orden del día, incluso en estos momentos. Lo bueno es que con el rastro digital es bastante sencillo poder detectar si gran parte de la información que se incluye en un CV es real así como ver aspectos que en una entrevista serían difícilmente identificables, salvo que el proceso sea larguísimo y repleto de pruebas de todo tipo(algo que es poco habitual), como pueden ser la actitud, valores, idoneidad del candidato con la cultura de la empresa e incluso su nivel de conocimientos.

  • Las redes sociales son un escaparate donde poder ver lo que en realidad saben hacer los candidatos.

¿Quién podría pensar hace unos años que podría abrirse un canal en youtube para colgar videos donde poder enseñar al mundo lo que sabía hacer?

Y más aún, ¿podíamos llegar a pensar que gracias a tener un blog, un canal de youtube, una fan page en Facebook… podíamos llegar a conseguir trabajo?

  • ¿Qué prefieres, salir a buscar el talento o esperar a ver qué llega cuando ponemos un anuncio en un portal de empleo?

No es de extrañar que haya procesos de selección que se alarguen indefinidamente porque no dan con el candidato adecuado. Lo cierto es que resulta difícil poder descubrir talento cuando recibes 500 candidaturas o mas para una posición.

Los portales de empleo están viviendo horas bajas por la masificación de candidatos y las pocas posibilidades de encontrar talento. Al final terminamos reclutando trabajadores pero seguro que se queda mucho talento por el camino dado la propia rigidez de los propios portales y sus herramientas.

¿Y si pudiésemos encontrar esos candidatos gracias a nuestra red de contactos de Linkedin, por ejemplo, o por interactuar en las diferentes redes sociales?

Las redes sociales han llegado para quedarse, y durante mucho tiempo, ¿por qué no aprovechar las ventajas que nos pueden ofrecer?

Isabel Iglesias 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s