De gurús y otras criaturas

Hace algún tiempo, una persona me contactó a través de una red social pidiéndome que le diese mi opinión sobre su perfil profesional.

Lo cierto es que cuando recibo este tipo de peticiones suelo atenderlas dado que soy de la opinión que en estos momentos los reclutadores tenemos una obligación moral para con la gente que está en búsqueda activa de empleo.

Cuando le contesté dándole mi opinión sobre algunos de los aspectos de su perfil profesional, me sorprendió alguno de sus argumentos. Concretamente me llamó la atención que, frente a una de mis observaciones, su respuesta fue que lo ponía así porque lo había visto en el perfil de un conocido gurú.

La verdad es que esperaba otro tipo de respuesta porque ese aspecto en concreto de su perfil, resultaba un tanto fuera de lugar con respecto al resto.

Companeros
photo credit by Cepade

¿Por qué no cuestionamos la información cuando llega de estos denominados gurús?

Reconozco que en alguna ocasión me he dejado llevar por los cantos de sirena de algunos de estos  “gurús”.

Lo más curioso es que el orígen de la palabra gurú tenía que ver con un maestro espiritual, o persona con grandes conocimientos que enseñaba y compartía su saber sobre todo en materias espirituales o religiosas.

Evidentemente es un concepto bastante romántico de lo que hoy en día entendemos por gurú, si tenemos en cuenta que pueden llegar a ser personas que, por sus amplios conocimientos, les hacen ser expertos en una materia concreta.

A donde realmente quiero llegar con el tema de los gurús es a la falta de cuestionamiento que encuentro en general con respecto a temas que me parecen que son de puro sentido común.

Es tal el grado de anestesamiento que tenemos que tendemos a creernos todo lo que nos cuentan por el simple hecho de que alguien le ha etiquetado o, peor aún, se ha autoetiquetado como gurú.

Puedo entender el surgimiento de estas personas en una época donde la información era poder. Donde los conocimientos marcaban la diferencia y el acceso de éstos estaba resevado a unos pocos elegidos.

Sin embargo, hoy en día es tal la cantidad de información a la que se puede acceder que TODOS podríamos ser gurús de nuestra especialidad. Al fin y al cabo, un gurú transmite sus conocimientos y su saber. Información, que a su vez ha adquirido de otros o de su propia experiencia.

Y para ello las redes sociales son un inmenso “libro” repleto de información que sólo necesitamos filtrar y organizar, que está al alcance de cualquiera que quiera acceder.

¿Tan dificil es tener criterio propio?

Y llegamos al espinoso tema del criterio propio o decir algo diferente de lo que los demás opinan.

Nunca me he considerado una persona con opiniones convencionales y creo que es algo que podéis ver a través de mis posts.

Es cierto que en alguna ocasión me ha podido dar algún dolor de cabeza que otro pero me sigue compensando decir lo que pienso, de forma respetuosa por supuesto, a seguir la opinión de la masa solo por no destacar.

Hace mucho tiempo decidí que prefería tener mi propio criterio a quedarme diluida entre las opiniones de la mayoria.

Es preferible ser diferente, singular, inconfundible… a ser uno más.

En definitiva, pienso que es más que necesario trabajar todos los días para que nuestra marca personal tenga no sólo continente, sino también contenido. Y eso en ocasiones significa llamar a las cosas por su nombre, sin rodeos ni adornos superfluos.

Porque eso es algo que con frecuencia encuentro entre los recién autodenominados gurús: que debajo de esa fachada no hay mucho más que ofrecer que un ramillete de frases bonitas y poco mas.

Cada uno de nosotros tiene el poder y la capacidad de decidir qué quiere ser. Tan sólo necesitamos un poco de valentía y de arrojo para diferenciarnos del resto y hacer valer nuestros pensamientos.

Y es que el camino más dificil es aquél que nunca recorremos por miedo a no saber hacerlo.

Anuncios

19 thoughts on “De gurús y otras criaturas

  1. Esos denominados gurús pienso que se asemejan a los videntes: tienen gran fluidez verbal y buen manejo de las emociones, eso les ayuda a ser persuasivos y atraer hacia sí a personas que se encuentran algo “perdidas”.
    Seamos nosotros mismos y mantengamos el control de nuestras emociones para saber ante quién estamos cuando cotejamos opiniones en internet.
    Muy buen post.
    Un saludo!

    Me gusta

    1. Hola Mª José:
      Creo que esos gurús son también los vende humos del 2.0 que tanto abundan ultimamente por las redes.
      Que duda cabe que han tenido una gran importancia en épocas anteriores donde el hecho de dominar ciertos conocimientos les hacia ser diferentes y especiales.
      Es como tu comentas, como “videntes” de la realidad queencuentran un buen caldo de cultivo dado el nivel de anestesamiento que tenemos en estos momentos.
      Gracias por pasarte y por tu comentario.

      Me gusta

  2. Llevo 5 años en paro. No tengo ninguna característica especialmente negativa, que yo sepa, salvo mi edad, pero no consigo trabajo.
    En varias ocasiones he pedido ayuda a “profesionales” para confeccionar un CV atractivo y lo único que he conseguido es que, presentado el mismo CV, unos me han dicho que es muy largo, otros que es muy corto. Unos que debía destacarlo con un diseño llamativo, otros que debía hacerlo mas formal con un diseño mas clásico.
    Así que al final solo puedo decir que cada “maestrillo tiene su librillo”, por decirlo de una forma educada, porque la realidad es que nadie tiene ni p… idea, y solo aplica sus gustos personales, o lo que ha oido de boca de otro “profesional”.

    Me gusta

    1. Totalmente de acuerdo contigo Manuel.
      En esto del diseño del CV, hay opiniones muy dispares. Quizás por eso yo soy más partidiaria de trabajar la carca personal porque el CV al fin y al cabo no es más que un resumen de lo que tu dices que sabes hacer. Pero la marca personal es una expresión de lo que en realidad haces.
      Como reclutadora, si me dan a elegir, prefiero ver lo que en realidad haces que lo que dices que sabes hacer.
      El CV está pasando por horas bajas y cada vez más será algo accesorio a la información que podemos encontrar en las redes sociales.
      Si quieres puedes echarle un vistazo al ebook en el que he colaborado sobre la búsqueda de empleo en redes sociales. Es de descarga gratuita en el blog. Espero que pueda ayudarte.
      Gracias por tu comentario y suerte con tu búsqueda.

      Me gusta

  3. Gurus y otras criaturas ¿comparten o venden? a veces nos cuentan lo que queremos oir, lo oimos y nos lo creemos, mas peligro tienen los “iluminados” que bla, bla, bla y no aportan mucho, pero se trata de llenar espacios… quizá buscando hacer “ruido” y con el ruido virulencia y con la virulencia negocio.

    Me gusta

    1. Gracias por tu comentario y sobre todo por pasarte por el blog.
      Creo que comparten con el objetivo de vender. De hecho es su primer y único obketivo, sólo que lo difsrazan como generosidad y te dan ciertas migajas para que puedas pasar al siguiente nivel, que es el que realmente les interesa.

      Me gusta

  4. Muy buen post Isabel. Me da siempre alegría ver cómo se puede compatibilizar la función con el realismo y el sentido común que de tu artículo se desprende… aunque tenga poco glamour decirlo, reconozco que a veces la transgresión y el sensacionalismo es lo que más vende en la función. Yo de todos modos siempre he pensado que es una cuestión de medida, hay que hacer convivir una cierta transgresión, que es necesaria para mover a la gente y activar el cambio, pero sin por ello perder el sentido común. Y sin perder tampoco lo que para mí es más importante, el contacto con la realidad de tu organización, y sabiendo poner tu criterio para saber si está o no preparada para este tipo de mensajes. Ya otra vez te propuse este término Isabel para definir este fenómeno, yo les llamo “los encantadores de serpientes”. Un saludo.

    Me gusta

    1. Hola Eva:
      Un lujo tenerte por el blog!!.
      Soy plenamente consciente de lo que comentas sobre la necesidad de vender. Creo que hay muchas formas de venderte y no tiene que ser necesariamente la trasgresión.
      Me gusta poner como ejemplo a Risto Mejide en ese sentido. Creo que es un profesional como la copa de un pino y encontró una forma muy peculiar de venderse y de demostrar su talento. No creo que sea la forma más adecuada para todo el mundo.
      Después de su paso por varios programas de tv, he tenido ocasión de seguirle un poco y creo que es una persona que, bajo esa apariencia, dice verdades como puños.
      A veces las personas necesitamos que nos sacudan, y mucho, para empezar a abrir los ojos.
      También soy de la opinión que hay formas diferentes de hacerlo(de hecho yo esty en la búsqueda de mi propio estilo en esto).
      Y si, Eva, me encanta tu definición de encantadores de serpientes. Que haberlos, hailos y unos cuantos por el mundillo 2.0.

      Me gusta

  5. Hola Isabel.
    No es que no haya criterio propio, es que según cómo, expresas tu opinión y te atacan por todas partes.
    Yo discrepo de muchas cosas pero tampoco es plan de ir discutiendo todo el día porque se pierde mucho tiempo. Me conformo con leer opiniones (de gurús o de quien sea) y si me gustan bien y sino me gustan tampoco es plan de iniciar ninguna guerra. De verdad, se pierde mucho tiempo y energía.
    Un saludo.

    Me gusta

    1. Hola Antonio:
      A lo mejor la clave está en la forma en la que lo decimos.
      Yo prefiero decir las cosas tal y como lo pienso a callarme y formar parte de la masa aborregada que pulula hoy en día.
      Tampoco hace falta entrar en discusiones estériles con otras personas.
      Simplemente tener un cierto criterio y descirneir entre tanta información.

      Gracias por pasarte Antonio. Siempre es un placer tenerte por el blog.

      Me gusta

  6. Hola Isabel. Gracias por tu comentario. En mi caso, suelo desconfiar de cualquier persona que se autodenomine “gurú”, porque veo un ego muy hinchado. Tampoco comulgo con las “religiones” que se forman en torno a determinados especialistas, con una tropa de seguidores que, por lo que parece, no saben pensar por sí mismos. Me alegra que haya gente que piense como tú y no se lo crea todo de buenas a primeras.

    Me gusta

    1. Hola Africa:
      Gracias por pasarte y dejar tu comentario.
      Yo también desconfio pero lo que sí hago es acudir y escucharlos. Me interesa saber qué dicen y cómo lo dicen. No tanto porque me interese su mensaje pero sí para poder hablar con conocimiento de causa. Pienso que es importante conocer esos mensajes para entrenar tu propio criterio.

      Me gusta

  7. Hola Isabel,tienes razón en lo del sentido común y no dejarnos llevar,podemos y debemos ser críticos con la información que encontramos y generar nuestros propios conocimientos. Para eso hay que dejar de ser del montón, pero no estamos acostumbrados a destacar.Me ha gustado.
    Saludos.

    Me gusta

    1. Hola Lourdes:
      Me encanta tenerte por el blog!!!.
      Creo que culturalmente nos han dicho que no es bueno que destaquemos, que nos vendamos que seamos diferente. Curiosamente en un país tan falto de nuevas ideas, de emprendedores y de querer hacer las cosas de forma diferente, el pensar de modo distinto está mal visto.
      Por eso hemos llegado a tener un nivel de anestesamiento a nivel general que clama al cielo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s