Cuentos para reflexionar: el valor de una mujer

file0001209214386

Cuentan que dos marineros que iban navegando por los mares del sur, desembarcaron en una preciosa isla para descansar.

Los habitantes de la isla les recibieron con gran entusiasmo y durante varios días les agasajaron con fiestas.

Uno de los días, los marineros decidieron dar un paseo por la isla y se encontraron con una muchacha que estaba lavando ropa en el río.

Uno de los marineros se acercó a ella y le preguntó: “¿Cómo te llamas?”

La muchacha no respondió. El marinero pensando que no le había escuchado le volvíó a preguntar: “¿Cuál es tu nombre?”.

La muchacha se giró y le dijo: “Lo siento no puedo hablar contigo sin estar casada antes”.

” Entonces me casaré contigo”, le respondió el marinero.

El otro marinero le dijo: “¡Estás loco!””¡Apenas la conoces!” ” Además hay otras muchachas mucho más bellas que ella”.

“Me casaré con ella”, le respondió el amigo “y espero que te quedes para mi boda ya que yo ya no me marcharé”.

“Como tu quieras amigo”, le respondió el marinero.

Y así se dirigieron a hablar con el padre de la muchacha para pedirla en matrimonio.

“Señor”, le dijo el marinero “deseo casarme con su hija”

El padre se mostró encantado y le dijo: “forastero si te quieres casar con una de mis hijas tendrás que pagarme una dote de 9 vacas”. “¿con cuál de mis hijas deseas casarte?”

“Quiero casarme con la muchacha que lavaba ropa en el río”, le respondió el marinero.

Sorprendido ante la elección del marinero ya que sus otras hijas eran mucho más hermosas, le dijo ” en ese caso sólo tendrás que darme 3 vacas “.

El marinero le replicó, “Te pagaré las 9 vacas”.

Y así fue. El marinero se casó con la muchacha que lavaba ropa en el río y su amigo se quedó a presenciar la boda para posteriormente zarpar de nuevo.

Pasado un tiempo el marinero volvío por la isla y decidió ir a vistar a su amigo, Sentía curiosidad por saber cómo le iban las cosas y si seguía casado.

Al llegar a la isla, vió a un grupo de hombres y mujeres que iban cantando y bailando. En el centro iba una muer hermosísima con el cabello adornado con unas flores.

Se detuvo para contemplar la imagen y ver la belleza de la mujer.

Al cabo de un rato encontró a su amigo.

Se saludaron con gran entusiasmo y el marinero le preguntó si seguía casado.

“¡Por supuesto!”,  le dijo él. ” De hecho te habrás cruzado con ella de camino”.

El marinero no recordaba haberse cruzado con ella.

“Si”, le dijo el amigo. “Hoy es su cumpleaños y están celebrándolo”

¡Era la mujer que iba en el centro bailando!.

“¿Cómo es posible?”, le dijo el marinero. “Esa mujer no se parece en nada a la muchacha que yo conocí”.

“Muy sencillo”, le contestó el amigo. “Me dijeron que valía 3 vacas y yo la traté como si valiese 9 vacas”

Trata a un hombre como lo que es y seguirá siendo como es; trátalo como puede y debe ser y se convertirá en lo que puede y debe ser. Goethe


45 thoughts on “Cuentos para reflexionar: el valor de una mujer

  1. Muchisimas gracias por este post. Me ha alegrado muchisimo el día. Últimamente, el valorar a alguien parece que sea un cuento en sí mismo. De nuevo, gracias por compartir y lo comparto yo también, con tu permiso.

    Me gusta

  2. Buenas tardes a todos, en mi opinion es dificil opinar este tipo de temas puesto que generan muchos puntos de vista, llegue por casualidad a tu blog y de entrada me ha parecido muy interesante y me gusta mucho en la forma que escribes, un saludo y un abrazo.

    Me gusta

    1. El hombre decidió casarse con la mujer antes de que le dijeran su valor,sólo por saber su nombre, y entonces decidió querdarse.Luego hay una decisión anterior al valor, y es el conocimiento que obtuvo al verla y al oir su respuesta. El ya conocía el valor previamente.,

      Me gusta

    1. Hola Angelica: Lo siento, desconozco el autor de ese cuento. Lo encontrés a través de internet y no aparecía reflejado. Muchos de estos cuentos son anónimos o están recogidas en libros de leyendas populares son autoría concreta.
      Gracias por pasarte.

      Me gusta

  3. Me encanta la historia, afortunadamente no es un cuento, es una historia real¡¡ un hombre llamado Jhonny Lingo… existe una película de esta historia… la encuentras en Youtube.

    Saludos

    Me gusta

  4. No quería dejar de comentarte aquí en el tu blog lo lindo que me ha parecido este post. ¡Qué importante es dar valor a las personas! Y tu, a través de estos relatos nos aportas mucho valor, mucho pensar, que en el fondo es de lo que se trata, de que hagamos ese ejercicio de pararnos y reflexionar sobre aquello que sea importante.
    Precioso relato. Un abrazo.
    Julio

    Me gusta

    1. Gracias Julio. Me alegro mucho que te haya gustado. Y sobre todo que me digas que mis relatos hacen reflexionar. Soy de la opinión que un buen post es aquélque inspira y te deja una reflexión. Ya sólo con eso, me doy por satisfecha.
      Gracias Julio por tus palabras.

      Me gusta

  5. Maravilloso¡¡¡. A ver si descubrimos de una vez que las cosas tienen más valor del que aparentan, sobre todo cuánto más preciosas sean, y que el valor de algo depende de nuestra propio convencimiento, necesidad,….

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s