Bye bye currículum en papel.Hola candidato 2.0

Recientemente un compañero de trabajo me pidió si le podía sugerir algún modelo de CV para un familiar que se había quedado hacía poco tiempo sin trabajo.Lo cierto es que este hecho me hizo recordar mi primer CV en papel. Corría el año 95 y estaba acabando la carrera. Recuerdo que acabé pronto con el CV, al fin y al cabo sólo tenía la carrera, sin terminar, y algunos trabajos de estudiante. Era un CV sencillo, en papel, y mi tarjeta de presentación para conseguir un trabajo en la dificil España de la anterior crisis económica. Aquel recuerdo me hizo pensar en cómo ha cambiado el CV en estos casi 20 años y, sobre, todo desde la perspectiva que le da a una el haber hecho mucha selección.Hasta hace unos pocos años el CV era la carta de presentación del candidato a una empresa. Según decían, y sigo leyéndolo todavía hoy en día, si haces un buen CV, cuidado, sin faltas de ortografía y conciso tienes posibilidades de que te llamen para una entrevista. Respuesta incorrecta. 

Hoy en día un CV, por muy cuidado que esté, no te abre las puertas de ninguna empresa. Como mucho te permitirá acceder, en el mejor de los casos a una entrevista, y a veces ni eso, ya que cada vez más los procesos de selección se mueven a través de networking.

En más de una ocasión he comentado con amigos, que estaban en búsqueda activa, por qué, por más que se inscribían a las ofertas de empleo, no les llamaban para ninguna entrevista. Ofertas en las que cumplían el perfil casi al 100%. 

¿Era porque el CV era poco atractivo visualmente? ¿transmitía poco el CV sobre el candidato? la verdad, no tengo una respuesta para estas preguntas que tantas veces he escuchado. 

Como entrevistadora que soy hay una serie de aspectos sobre los CV que sí considero que son relevantes y otros que, desde mi punto de vista, aportan poco:

  • Considero que hay mucha información en la red sobre cómo hacer un buen CV y está al alcance de cualquiera. Eso supone que la parte visual o de imagen de un CV no tenga tanta relevancia como lo podía tener hace algún tiempo.
  • No tengo nada claro cuál es el modelo ideal para hacer un CV en papel ya que cuanto más leo más veo que cada “maestrillo tiene su librillo”; es decir, cada uno opina sobre lo que piensa que puede gustar o en base a su experiencia personal.
  • Es evidente que el CV en papel sigue teniendo mucha importancia y por lo tanto debe cuidarse su aspecto al máximo.  
  • Por muy bonito que sea un CV no es ninguna garantía de que te vayan a llamar para una entrevista, aunque cumplas el perfil ofertado. Las empresas no publican en la oferta todo lo relacionado con la vacante. Siempre hay aspectos ocultos que los entrevistadores manejamos de forma privada y que sabemos si un candidato nos puede encajar o no en función al CV. 
Cada vez tengo más claro que las redes sociales han cambiado la forma de comunicarnos y de acceder a la información y eso se ve no sólo en los procesos de selección sino también en los candidatos. Es el llamado candidato 2.0.
La realidad es que en estos últimos años hemos pasado de enviar el CV a una dirección de email, por correo ordinario ó inscribirnos a ofertas de empleo en páginas de empleo a ser nosotros los que hacemos valer nuestra propia imagen personal mediante el uso de redes sociales.
Y para mí esa es la clave del candidato 2.0
 
Los candidatos, anteriormente, eran fundamentalmente reactivos; es decir, acudían a un proceso de selección y lo único que podían hacer era esperar a que la empresa les llamase para una entrevista.
El candidato 2.0 es proactivo: no espera que salgan publicadas ofertas de empleo sino que está haciendo valer su marca personal mediante la interacción diaria en las redes sociales. 
Ser un candidato 2.0 implica conocer muy bien tus propios objetivos y saber gestionarlo de la forma adecuada, de tal manera que todo lo que hace se dirige justamente a alcanzarlos. 
Hoy en día todos somos candidatos. Nos asomamos cada día a twitter, facebook, Linkedin… con el objetivo de ampliar, trabajar, gestionar nuestra red de contactos e intercambiar información. 
No todos están buscando trabajo, pero todos están dejándose ver, gestionando su marca personal.
Al fin y al cabo para los entrevistadores es preferible tener a un candidato visible en la red que no uno oculto, ya que podremos manejar mucha más información sobre esa persona que de otra manera sería muy difícil de identificar en una entrevista.
Quizás ha llegado el momento de darnos cuenta que ser candidato, y más con la escasez de empleo que hay, es una carrera de fondo que empieza desde el momento en que se accede al el mercado laboral. Y como carrera de fondo implica empezar a trabajar desde el primer momento y no esperar a verse sin trabajo para empezar a construirse su identidad en la red.
Y es que no es mejor candidato 2.0 el más cualificado sino el más conectado.
Anuncios

7 thoughts on “Bye bye currículum en papel.Hola candidato 2.0

  1. Hola! Me ha gustado mucho tu publicación, creo que es de gran utilidad!! Soy una alumna de último curso de ADE en la Universidad de Barcelona y estoy realizado una encuesta sobre el currículum 2.0 para mi proyecto final de grado. Si pudieras responderla me sería de gran ayuda, gracias!!
    Te dejo el link: http://goo.gl/forms/QwMgFwepYM

    Me gusta

  2. Gracias Isabel por tu entrada. Muy buena, especialmente viniendo por una persona que se dedica al mundo de la selección 8:)

    Corroboro al 100% lo que dices. El CV es un documento en declive que muestra al reclutador (si es que éste llega leerlo) lo que ha hecho en el pasado, pero no demuestra lo que vale realmente el candidato ahora.

    No obstante, sigue siendo el interfaz habitual entre candidato y reclutador; de hecho, el primer canal (aún) de búsqueda de empleo (portales) lo usan como medio de contacto entre ambos. Por tanto, tendremos que seguir usándolo durante un tiempo.

    Eso nos quita el hecho de que los demás tratemos de tener una actitud mucho más 2.0, y realizar la preventa no en el CV, sino en la propia Red.

    Me gusta

    1. Hola Miguel Angel:

      No sabes la alegría que me das al decir que corroboras al 100% lo expresado en el post. Hay veces que me siento como un pez fuera del agua ya que no veo a los profesionales de RRHH especialmente volcados en el mundo 2.0. Reconozco que yo me he metido de lleno hace unos pocos meses pero tengo claro que no hay vuelta atrás y que la función de RRHH debe, sí o sí, seguir por el camino de las redes sociales. Desde que empecé a adentrarme en el mundo de las redes sociales, para mí es como si se hubiese abierto una ventana de frescura dentro de la selección en RRHH.
      Lo cierto es que creo que las páginas de empleo aportan poco de valor ya a los reclutadores y, aunque seguirán funcionando todavía durante bastante tiempo, espero que con el tiempo podamos captar talento directamente en la red.

      Muchas gracias por tu comentario. Para mí significa mucho que te pases por aquí.

      Saludos

      Isabel

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s