De fútbol y de Recursos Humanos todo el mundo opina

Lo confieso: no me gusta el fútbol. No sólo eso sino que además me aburre y no entiendo el juego.
Confieso que cuando juega España me he descubierto a mi misma diciendo frases del estilo: “qué pasa, ¿es que te pesan las botas?”, “¿vas a correr tu ó que lo haga mi abuela por tí?” y la mejor de todas: “para hacer eso mejor vete a tu casa”.
Y eso que no me gusta el fútbol….
Cada vez que me descubro a mí misma en estas situaciones me acuerdo de una comida a la que asístí hace varios años con profesionales de RRHH. En la mesa en la que estaba sentada, uno de mis compañeros de mesa, al hilo del tema que estabamos hablando dijo que de fútbol y de RRHH todo el mundo opina”.
Recuerdo que nos quedamos todos callados durante unos pocos segundos para, a continuación, lanzarnos a contar anécdotas que claramente reflejaban la frase.
Han pasado ya unos cuantos años de aquello y todavía me acuerdo con frecuencia ya que cada vez tengo más claro que RRHH es el área de las empresas que más se presta al “intrusismo”.
A día de hoy no conozco ninguna empresa que haya tenido un Director Financiero que no haya tenido una experiencia dilatada en el área económica y por supuesto con formación acorde a ello.
Lo mismo ocurre con otras áreas denomidas críticas de la empresa: en el área comercial suele haber una persona que conoce bastante bien los entresijos de las ventas, aunque eso no significa que haya sido el mejor vendedor.
¿Os imaginais un Director de Producción que no tenga una sólida formación técnica? ciertamente no. Al fin y al cabo el proceso de fabricación de cualquier producto requiere de una persona dotada de amplios conocimientos de caracter técnico.
En cambio, desconozco el motivo por el que eso no pasa en RRHH. Es más, es una de las áreas de las empresas donde escucho más opiniones sobre cómo deberíamos realizar nuestras funciones.
Sinceramente no me veo diciéndole al Jefe de Ventas de mi empresa cómo deber organizar las rutas de sus comerciales, ó a qué clientes visitar ó dejar de visitar.
En cambio sí que he tenido que escuchar comentarios sobre la forma de seleccionar a los candidatos, cómo analizar los datos de las encuestas de clima laboral y demás tareas propias del área de RRHH.
Incluso he conocido alguna empresa donde el puesto de Director de RRHH estaba ocupado por una persona que no tenía ni conocimientos ni formación al respecto y estaba al frente del Departamento. Esos casos suelen ser premios que las empresas dan a determinados empleados en reconocimiento a su labor prestada durante muchos años. ¿Por qué no le dan como premio el área financiera? evidentemente porque los números y el dinero es algo muy sensible como para que la empresa pueda permitirse poner a alguien poco capacitado.
En una empresa para la que trabajé, al tomar la decisión de aceptar un nuevo reto en otra empresa, me llevé la sorpresa que pusieron en mi puesto ¡a la persona que se encargaba de los servicios generales de la empresa!. Evidentemente, la empresa tenía poco interés por el área de RRHH al asimilar la gestión de personas con la compra de material de papelería.
Ese es uno de los principales errores de las empresas. Pensar que gestionar el área de RRHH de una empresa es algo sencillo, que los errores tienen poca trascendencia y que cualquiera puede hacerlo.”Tan sólo hace falta tener un poco de mano izquierda y saber hacer nóminas”: he escuchado en más de una ocasión. Al fin y al cabo si nos equivocamos o no hacemos bien nuestro trabajo sólo estamos hablando de personas.

 

Recuerdo una empresa en la que trabajé en el que el Gerente me decía que él en escasos segundos ya se hacía una impresión de los candidatos. Sólo necesitaba verlo y apretarle la mano. Daba igual las competencias, experiencia ó habilidades que tuviese. Si decidía que no le gustaba el candidato, no había nada más que hablar y, por supuesto mi trabajo de varias semanas, tenía muy poco valor.
  
Me resulta llamativo la cantidad de interferencias que tenemos los profesionales de RRHH en nuestras funciones. Y lo peor de todo es que se ve como algo natural. 
Suelo decir que el área de RRHH ejerce una especie de especial atracción para el resto de la empresa: todo el mundo quiere opinar igual que en el fútbol.
 
Anuncios

6 thoughts on “De fútbol y de Recursos Humanos todo el mundo opina

  1. Estoy completamente de acuerdo: de Fútbol y RR.HH. habla todo el mundo. En RR.HH. todo es cuestionable, opinable y sentenciable por cualquier persona ajena a este departamento. Todos saben hacerlo mejor y no entiende para que tanta formación y tantos seminarios si total con un poquito de mano izquierda todo se conduce. Pero la parte que más me gusta es que, a pesar de que nuestras propuestas o perspectivas, son machacadas, cuestionadas e infravaloradas, NOSOTROS, los profesionales de este sector que con arduo esfuerzo intentamos hacer de la empresa un lugar mejor, siempre, ante estas situaciones nos sentimos culpables y buscamos la forma de mejorar la forma de dar a conocer nuestras políticas, siempre consideramos que si opinan es porque nosotros en algún punto no hemos hecho bien nuestro trabajo. Y esto me enfada profundamente porque estoy convencida de que todos aquellos que opinan con ligereza no se plantean luego, si quizás, no han estado muy acertados o, cabe la posibilidad, que sus opiniones se deban al desconocimiento. Es cierto que nuestras políticas son difícilmente cuantificables en un balance pero cuando el clima laboral es bueno la productividad aumenta y eso si que es cuantificable; y un buen clima laboral no nace de la nada, hay que fomentarlo, crearlo y mantenerlo. Cuando un profesional está motivado su rendimiento es mayor y eso es cuantificable; y huelga decir, que encontrar la fórmula de motivación para cada trabajador no es una tarea sencilla que con un aumento en el montante mensual se solucione. Pero en fin, seguiremos siendo la chica fea del baile, la que nadie quiere y todo el mundo necesita, la que cuando no está, se nota su ausencia y eso si que es gratificante.
    Muchas gracias Isabel por tu blog, hace que recuerde porque estudie esto del Fútbol, digo RR.HH., aunque no ejerza.

    Me gusta

    1. Gracias Beatriz por tu comentario. Aunque no te dediques a los RRHH, por lo que dices, veo que lo vives muy intensamente. Si, es cierto. Somos la fea del baile. Pero la historia esta plagadas de patitos feos que se convierten en cisnes y de chicas feas del baile que se llevan al macizo al huerto.
      Sé que lo lograremos Beatriz y dejaremos de ser el patito feo para ser un departamento estratégico de las empresas.

      Me gusta

  2. Hola Ene:
    No puedo estar más de acuerdo contigo. Yo me hago la siguiente reflexión, ¿es posible que a los profesionales de RRHH nos falte cierta perspectiva económica? Es evidente que trabajamos con personas y que es dificil de cuantificar pero algo que se nos ha criticado es que cuesta mucho cuantificar el resultado de las políticas de RRHH.
    Pienso que es por eso por lo que le gusta intervenir a otras personas de la empresa. A nadie se le pasaría por la cabeza enmenderle la plana al financiero. En cambio con RRHH sí lo hacen.

    Gracias por tu comentario y por pasarte.

    Me gusta

  3. En la mayoría de las empresas privados somos un departamento que, a ojos de financieros y directores en busca del dato final, tan solo generamos gasto. La labor más díficil es hablar de productividad no de presencialismo, ni inversiones absurdas… productividad unida a motivación, a la detección de potencial, … Nuestra labor es hacer ver eso.

    Me gusta

  4. Hola Daniel:
    No puedo estar más de acuerdo contigo.Reconozco que los profesionales de RRHH necesitamos hacer introspección y analizar qué hemos hecho en el pasado y por qué no hemdos sido capaces de añadir valor.
    Soy consciente que la situación actual no ayuda mucho por no decir que no ayuda nada pero estoy convencida que tenemos una oportunidad de oro para demostrar que se puede hacer una buena gestión de RRHH sin necesidad de grandes presupuestos. Sólo hace falta que haya una buena predisposición por parte de la Dirección General y que seamos conscientes que podemos hacer las cosas de forma diferente.
    Gracias por pasarte y dejar tu comentario.
    Isabel

    Me gusta

  5. Completamente de acuerdo. En términos generales la función de RRHH no es vista como una función de valor específico y diferencial para las empresas. Sin embargo, haciendo un ejercicio de autocrítica, creo que en muchas ocasiones es un castigo merecido. Si el valor que aporta un departamento de RRHH se limita a la gestión administrativa de la función, se pierde todo el potencial transformador. Hay que ser motores organizativos del desarrollo del talento, la formación planificada, los planes de carrera y de sucesión, los estudios retributivos basados en competencias, la mejora del clima. Esto es lo que hará cambiar la percepción devaluada de la función. No siempre es fácil, y requiere de gran sensibilidad por parte de las direcciones generales para destinarles partidas presupuestarias suficientes. El contexto actual no lo favorece tampoco. Difícil labor…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s