El talento lo encontré en una cabina de peaje

Hace varios años un Responsable de RRHH me contó la siguiente historia sobre el talento:
Esta persona, para acudir a su puesto de trabajo, necesitaba pasar por un peaje dos veces al día.La mayor parte de las personas que estaban en las cabinas de los peajes eran poco simpáticas y se limitaban a intercambiar un par de gruñidos, más que palabras, mientras le cobraban.
Sin embargo, un día al ir a pagar, se encontró con una chica nueva que le saludó con una gran sonrisa y le deseo los buenos días.
Gratamente sorprendido por esa persona al día siguiente volvía a estar ahí con su gran sonrisa y su simpatía. Y así estuvo viéndola durante varios meses. A lo largo de esos meses y en los breves minutos que duraba el pago del pejae fueron intercambiando información con lo que el Responsable de RRHH se enteró que para ella era un trabajo temporal mientras que conseguía un puesto más acorde con su formación.
Un día, al ir a pasar el peaje, ya no la vió. Pensó que le habrían cambiado el turno, que estaría enferma….Pero fueron pasando los días y no volvió a verla con lo que dedujo que habría encontrado un nuevo puesto de trabajo. Así que volvió a ver las caras languidas de antes sin casi conversación. 
Al poco tiempo le invitaron a un evento muy importante de una entidad. El gerente de la entidad le comentó que quería presentarle a su último fichaje para el departamento de comunicación. ” Te va a encantar cuando la conozcas”, le dijo el gerente. Y para su sorpresa se encontró a la….. chica del peaje!!!!
Para mí una de las cuestiones más complicadas en el ámbito de las empresas es la detección del talento. Es una de las asignaturas pendientes de gran parte de empresas.

Quizás porque no hay una única y definitiva definición del talento sino que, como tantas otras cosas relacionadas con la gestión de personas, depende del punto de vista de cada persona y de cada organización.
Al fin y al cabo qué es el talento sino tener una habilidad o capacidad sobresaliente para hacer algo con un nivel de desempeño que supera lo habitual.
Bill Gates, fundador de Microsoft, dijo sobre el talento: ” si 20 personas concretas dejaran Microsoft, la empresa quebraría”.
  
 La televisión a través de diferentes programas nos ha enseñado cómo reclutar talento, por que en definitiva eso es lo que hacen esos programas: atraer y motivar el talento
¿Y si las empresas hiciesemos algo parecido a lo que hacen estos programas de televisión? posiblemente tendríamos detectado a nuestro talento dentro de las organizaciones y podríamos evitar enterarnos de que nuestro talento se ha ido cuando ya no hay vuelta atrás, algo que sucede con bastante frecuencia.Hace poco leí que una empresa valenciana había iniciado un concurso de ideas con el objetivo de reclutar talento para su organización.¡Magnífica idea!.
¿Y qué hacemos con el talento que tenemos dentro de nuestras organizaciones y termina marchándose sin verse reconocido? Quizás sería preferible empezar buscando el talento dentro de nuestras propias empresas antes de buscarlo fuera.
Hace algún tiempo tuve que reducir plantilla en una empresa para la que trabajaba. Decidimos despedir a una serie de empleados, entre ellos un comercial. Poco tiempo después conocí que esta persona fue contratada por una empresa competencia directa de la nuestra. ¡Seguro que le han contratado para sacarle información de nuestros clientes! escuché decir a varios compañeros.
Al poco, esta persona enfermó y requirió un tratamiento bastante largo con lo que estuvo de baja bastante tiempo. Durante el tiempo que estuvo de baja, su contrato temporal finalizó y este ex empleado se dirigió a su nueva empresa y le comunicó que entendiía que no se le hiciese indefinido dado que no sabía cuanto tiempo más necesitaría para recuperarse y volver a trabajar. La empresa le hizo indefinido y le dijo que se tomase el tiempo que necesitase, que querían tenerlo a pleno rendimiento y que contaban con él.
Y es que el talento no se puede esconder aunque esté en una cabina de un peaje.
Anuncios

4 thoughts on “El talento lo encontré en una cabina de peaje

  1. Hola Sara:
    Muchas gracias por pasarte y dejar tu opinión.
    No te creas que me he olvidado de tu nominación a los Liebster Awards.
    Estoy en ello pero es que voy liadisima. Y quiero reconocer públicamente tu nominación como se merece.

    Gracias de nuevo.

    Me gusta

  2. Vaya, Isabel, fantástico post! Tienes una manera de contar las cosas que engancha, me alegro de haber encontrado tu blog y a ti.
    Comparto totalmente tu idea de que a veces el talento está desperdiciado dentro de las organizaciones mientras se busca talento nuevo fuera, y es una pena, hay que cuidar más a los empleados.
    Un saludo!

    Me gusta

  3. Has de sentir en el corazón una fuerza que conquista y atrae el bien e ignora el mal. ¿Existe algo más libre y puro que regalar ilusión, humanidad y paz? Esto es elegancia al fin y al cabo que es mucho más poderoso que cualquier vanidad… Me pregunto si es de recibo para uno mismo y para los demás contagiar angustia y crueldad.
    La verdadera felicidad reside en ser leal con uno mismo y eso requiere mucho corage.
    Me ha encantado.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s